NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOJAS  INFORMATIVAS

 

18 de septiembre 2012

"GUINEA ECUATORIAL, S.A.”

   Guinea Ecuatorial es un país rico en recursos naturales que son de la  propiedad de todos los guineanos (niños, jóvenes, adultos, ancianos, etc.)

   Por eso, para la mejor comercialización de esos recursos naturales (sobre todo petróleo y gas), y distribución equitativa de los mismos, Guinea Ecuatorial es una sociedad anónima donde todos los guineanos son accionistas. En las reuniones de la junta general de accionistas de Guinea Ecuatorial, S.A., cada guineano tiene derecho a un voto, y las decisiones se toman por mayoría simple o mayoría absoluta, según se requiera quórum simple o quórum reforzado o cualificado. De modo que cada guineano en vida es empresario, con obligación de aportar por igual al capital social la parte alícuota que le corresponde, y con derecho a participar, también por igual, en los beneficios resultantes del negocio al término de cada ejercicio social.

   La junta general de accionistas de Guinea Ecuatorial S.A. tiene la facultad soberana de nombrar y revocar  conforme a la ley y a los estatutos a los miembros del consejo de administración y al director general. Entiéndase por consejo de administración al “gobierno o ejecutivo”, y por director general al “jefe de estado o de gobierno”.

   Desde que se constituyó Guinea Ecuatorial, S.A. en la década de los 90, siendo desde entonces su objeto social la explotación y comercialización de los recursos petrolíferos del país, el director general y el consejo de administración no han rendido cuenta a la junta general de accionistas de su gestión, ni se ha distribuido de forma igualitaria los cuantiosos beneficios obtenidos. Contrariamente, ambos órganos de gestión sólo se han limitado a usurpar las funciones de la junta, y a justificar su tarea en las obras de infraestructuras, sin que los auditores de cuentas tengan el mínimo acceso  a la opaca contabilidad declarada (muy grave).

   Si cada accionista de Guinea Ecuatorial, S.A., o mejor dicho, cada guineano, hubiera participado desde su constitución en los beneficios de cada ejercicio social, no habría necesidad de repartir las “chapas de zinc” a los pobres para la eliminación de los techos de “nipas”, ni la necesidad de evacuar a los enfermos de los poblados al hospital “La Paz” de Bata, porque cada guineano sería económicamente pudiente para resolver y satisfacer sus necesidades.

   Cuando el consejo de administración y el director general de Guinea Ecuatorial, S.A. estén a  las órdenes de la junta general de accionistas,  compuesta ésta por todos los guineanos de dentro y de la diáspora, y dejen de negar a cada uno el derecho a participar en el reparto equitativo de los beneficios del petróleo y derivados, entonces se dejará de hablar del “ensayo democrático” sempiterno, asociado a la “dictadura”; entonces se dejará de denunciar la violación de los derechos humanos, que no sólo está asociada a la tortura, sino también a la pobreza consentida por los órganos de gestión de la riqueza de todos. Pues, el modelo de sociedad anónima es propio de los estados democráticos, y Guinea Ecuatorial será siempre “dictadura” mientras no lo imita y lo practique. Es un modelo de gestión para la buena gobernabilidad. Guinea Ecuatorial S.A.

Un guineano pobre con olor a petróleo

 

  

Editado y distribuido por ASODEGUE

 

Índice Noticias