NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOJAS  INFORMATIVAS

 

2 de septiembre 2012

"Primer encuentro del Círculo de Pensadores de Guinea Ecuatorial"  (26 de agosto)

   Ya lo anuncié en mi artículo sobre al acoso al Dr. Ponciano Mbomio (http://mansogo.blogspot.com.es   ó http://www.asodegue.org/agosto1712.htm)

   El Círculo de Pensadores de Guinea Ecuatorial se reunió por primera vez el pasado día 22 de agosto de 2012 en torno a un café y unos refrescos, para hablar un poco de las bases de su funcionamiento y también de un tema que preocupa a la intelectualidad guineana: la Universidad nacional. Este fue el tema elegido.

   El Círculo no es un grupo político, pero los políticos serán los bienvenidos. Como decía, el Círculo es, en principio, un espacio de charla, de tertulia, de reflexión, que irá conformando su propio modo de funcionar sobre la marcha. El Círculo es para gente deseosa, en medio de nuestro clima hostil al desenvolvimiento intelectual, de remover abiertamente sus meninges sobre cualquier tema de nuestra sociedad; es para gente capaz de hablar razonando, sin miedo a nadie ni complejos, sin enfrentamientos inútiles entre los contertulios ni tampoco prepotencias, sin el paralogismo de los paranoicos; es para gente capaz de hablar de cualquier cosa, de lo que uno sabe, de lo que quiere o le interesa, de hacer preguntas sobre lo que no sabe o lo que desearía saber con más detalles en presencia de alguien que lo sabría mejor, de tolerar la contradicción ...

   Tampoco nos dirigimos especialmente a personas concretas. No. Simplemente reflexionamos libremente sobre lo que es de todos nosotros, nuestra “res publica”.

   De esto se trata. De desarrollar un intercambio intelectual sano y cada vez más amplio en un contexto en el que la intelectualidad no es precisamente muy bien vista; de promover un intercambio intelectual sano y cada vez más amplio entre personas que experimentan esta necesidad y son capaces de entenderse y de moverse hacia la anulación de las tendencias opuestas; entre personas que hablen el mismo lenguaje y se encuentren a gusto obrando por el desarrollo de estas capacidades. Naturalmente, cada uno irá sacándole cada vez más motivaciones.

   Este primer encuentro reunió a tres contertulios. Uno de ellos era estudiante de la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial (UNGE). No fue nuestra preocupación la de sacar conclusiones de nada. Ya vendrá el momento. Aquí reflexionamos.

   Sobre el funcionamiento del Círculo, nos pareció más apropiado ir estructurando sobre la marcha. El ritmo de encuentros será bastante irregular en estos comienzos; nos iremos llamando los pocos que ahora lo formamos, mientras esperamos que otros se incorporen, y nos encontraremos donde y cuando podamos estar tranquilos una horita hablando de nuestras cosas, sin prisas. Los que quieran incorporarse ya saben a quiénes llamar en este primer tiempo.

   Sobre el tema elegido esta vez, nuestra universidad nacional, aprendimos muchas cosas: que muchos estudiantes apenas saben leer correctamente, y decimos muchos estudiantes. Ya no digamos expresarse. Se nos confirmó que la universidad presenta profundas y graves carencias en recursos materiales y humanos calificados. Por lo menos la mitad de los estudiantes se queja de sus profesores, dándose perfecta cuenta de las deficiencias de estos: faltan a clase con asombrosa facilidad; cuando acuden, no dicen gran cosa durante sus clases, o hablan de cosas que no vienen al caso evitando los temas principales; se muestran incapaces de responder con claridad a las preguntas de los estudiantes o se enojan.

   También hemos tenido la confirmación de que falta hasta tiza. No hay textos. La bibliotecaria no tiene idea de dónde se ubican los pocos libros que hay en la biblioteca, no sabe encontrarlos cuando alguien los necesita.

   Nos dicen que falta mobiliario: no hay suficientes mesas ni sillas. Ahora hay hasta sillas de plástico en las aulas.

   Actualmente, en Malabo, hay tres salas de informática, ¡qué bien! La última fue acondicionada por una empresa petrolera. Pero la mayor parte de los ordenadores no funciona y parece que a nadie se le ocurrió contratar los servicios de un técnico de mantenimiento. Solo la nueva sala, la tercera, conserva todavía aparatos en funcionamiento.

   Y, a propósito de los servicios de este nuevo edificio, que no llevará funcionando más de siete meses, pues resulta que ya le chorrea agua por todas partes inundando los pasillos de los estudiantes de Economía…

   A la pregunta de saber cómo se puede mejorar esta situación, se evocó la necesidad de empezar reforzando la enseñanza secundaria pública, porque nuestros estudiantes universitarios dan pena. Evidentemente, reclutar enseñantes de buen nivel. Y también que la propia directiva de la institución tenga el nivel apropiado y demuestre interés y capacidad para resolver los problemas universitarios.

   Es cuando se nos ocurrió hurgar por ahí, llegando a leer, por ejemplo, el artículo 61-3, a) de los estatutos de la UNGE que dice: “para ser Rector, se requiere poseer el grado académico de Doctor”. ¡Ah! ¿Sí? ¿Siguen vigentes estos estatutos o han cambiado? ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay!...

   Entonces hemos mirado un poco más allá de la UNGE. Y esto nos ha conducido a pensar que estas incoherencias no se limitan a nuestra institución universitaria. También se registran en todas las demás instituciones públicas del Estado. O sea, las personas que deben conformar las plantillas responsables de su normal funcionamiento no se reclutan por criterios reglamentarios. Se reclutan a la cara y a dedo. Tenemos, por ejemplo, el caso del Poder Judicial, cuyos jueces y magistrados, según la vigente Ley Orgánica del Poder Judicial, deben pertenecer a la carrera judicial, y ninguno de los nombrados actualmente es juez de carrera. No hay carrera judicial y así ha venido funcionando el país desde su accesión a la independencia. De modo que tenemos juzgados y tribunales sin jueces ni magistrados y la justicia se encuentra donde está: por los suelos.

   Habiéndose agotado nuestros refrescos y nuestras tazas de café, hemos decidido proseguir nuestras reflexiones en próxima ocasión.

   Muchas gracias 

 

Editado y distribuido por ASODEGUE

 

Índice Noticias