NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOJAS  INFORMATIVAS

 

28 de octubre de 2012

Ultima hora. Primera "versión oficial de los hechos"

   De una fuente solvente del interior del país nos llega la primera aproximación a la "versión oficial de los hechos", la versión que ha estado manejando la policía en los interrogatorios a los detenidos. Como se sabe, la policía guineana no investiga, su "trabajo" consiste en confirmar en los interrogatorios y las declaraciones una teoría (una historia) elaborada por la "superioridad" que tiene la virtud (siempre) de poner en relación a todos los detenidos aunque sea con base en relatos inverosímiles. Debe tenerse en cuenta que el "instructor" de este caso es Armengol Ndo Nguema (el hermano menor del dictador) y responsable máximo de la "Seguridad" y por ello la teoría que "explica" el caso tiene un profundo sabor tradicional. Queremos decir que han pasado a segundo plano los cooperantes franceses, Daniel Lebegue, las injerencias externas... y todo ha tomado un cariz profundamente guineano, profundamente anclado en la historia y las fobias del régimen. Vayamos a la "teoría oficial de los hechos": se parte de la condición de Agustín Esono Esogo y de Juan Menene de sobrinos de Pedro Motu (asesinado por el régimen en 1993), Agustín Esono es (o ha sido) militante de base de la formación opositora Unión Popular (UP). Los sobrinos de Pedro Motú habrían querido siempre vengar a su tío y por eso veinte años después han decidido participar en una conspiración contra el régimen. La conspiración tendría una rama exterior dirigida por Faustino Ondó Ebang (exilado en Madrid, presidente en su momento de UP y persona por la que la familia Obiang debe sentir un odio profundo porque recurre a él, una y otra vez, para atribuirle todo tipo de conspiraciones). Fabián Nsue, militante también de UP, sería el enlace de Faustino Ondó con los "conspiradores del interior" y sobre todo con los militares, siempre necesarios en este tipo de historias. Agustín Esono Esogo ha sido cruelmente torturado, se la ha golpeado reiteradamente en las muñecas y en las plantas de los pies, tiene reventado el oído izquierdo como consecuencia de los golpes. Se han hecho careos en Black Bech entre Agustín Esono y Fabián Nsue. No se conocían entre ellos. Sabían de la existencia el uno del otro pero no se habían visto nunca... Estas evidencias no representan problemas para Obiang y los suyos. Una vez que componen la historia sólo hay que conseguir que los "implicados" la firmen. "Si firmas dejamos de torturarte", es la razón de fuerza del régimen. Fabián Nsue tampoco conoce a los militares detenidos. No conoce a Antonio Laban que podría estar encerrado en Malabo en alguna "cárcel especial". Hemos contactado con Faustino Ondó Ebang y nos dice que él tampoco conoce a Agustín Esono ni a su hermano Juan, que tuvo alguna referencia de este último pero que no vivía en Guinea cuando tuvo que salir hacia el exilio...

   El régimen no cambia nunca...

Editado y distribuido por ASODEGUE

 

Índice Noticias