NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOJAS  INFORMATIVAS

 

23 de octubre de 2012

La demencia del régimen de Obiang

   La histeria que ha instalado en las últimas semanas en el gobierno de Guinea Ecuatorial empieza a tener manifestaciones muy preocupantes. Agustín Esono Nzogo, director y propietario del colegio San Agustín de Bata, secuestrado por la policía (o los militares) la noche del pasado día 17 sigue encerrado en Black Beach sin que haya podido verlo ningún miembro de su familia. Cada vez que se acercan a un funcionario, o a alguna "persona influyente" para intentar una entrevista con él, les hacen el mismo comentario: "el asunto es peligroso". Sus familiares están muy preocupados.

   Menos información, todavía, se tiene de la situación del profesor de francés del mismo colegio, Mansueto Nzogo Mba. "No se le ve en Bata. Hay una orden de trasladar a Malabo a todas las personas relacionadas con el "asunto" y fuentes de Malabo nos dicen que hay más detenidos por esta causa en Black Beach. De esto deducimos que debe estar allí, que debe estar en Black Beach".

   "Hay más detenidos pero desconocemos su identidad. Lo habitual que es que la gente se aleje de ellos y de sus familiares cuando conocen su situación. Sólo podemos enterarnos cuando se trata de personas cercanas a nosotros por razones de vecindad, trabajo o similares".

   ¿Cual es este asunto tan "peligroso"? Ya lo hemos dicho. La supuesta relación de los detenidos (o secuestrados) con un supuesto cooperante francés que tendría otra supuesta relación con Daniel Lebegue, presidente de la sección francesa de Transparencia Internacional que ocupó en algún momento de su vida un puesto de responsabilidad en una empresa francesa con trabajos en Guinea y a quien Obiang y los suyos suponen un especie de Superman que habría decidido por su cuenta la orden de detención internacional emitida contra Teodorin por dos jueces franceses...

   La dictadura de Obiang parece dispuesta a confirmar una vez más todos los horrores que, desde hace décadas, venimos atribuyéndole.

   Ayer, el Ministerio de Información, Prensa y Radio (Nzé Nfumu a su cabeza), es decir el gobierno de Guinea, publicó una nota oficial sobre la declaración ante un juez de un ciudadano francés dentro de la investigación abierta por la "justicia" de Obiang contra Daniel Lebegue. ¿Se trataba de declaraciones hechas en una vista pública? ¿De una declaración realizada en público por ese ciudadano francés? Parece que no. Parece que es una declaración hecha dentro de la instrucción del sumario que el juez (no cabe otra posibilidad) ha filtrado al gobierno para que el gobierno lo difunda urbi et orbe. ¿En qué país del mundo pasan estas cosas? ¿En qué país del mundo es el gobierno quien filtra informaciones del trabajo de los jueces por la simple razón de que cree le son favorables? ¿Cual es la independencia de esta "justicia"? ¿No hay leyes en Guinea que impidan este comportamiento por parte de los responsables del Ministerio de Información?

   El comunicado oficial puede leerse aquí. Un resumen del mismo, sin ningún comentario crítico, como si fuera lo más normal del mundo, ha sido difundido por la agencia oficial española EFE. ¿Hasta cuando va a durar la complicidad de la agencia EFE con la dictadura guineoecuatoriana?

 

Editado y distribuido por ASODEGUE

 

Índice Noticias