NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOJAS  INFORMATIVAS

 

3 de octubre de 2012

Argelia discrepa de la CEDEAO y de Francia. No es partidaria de una intervención extranjera en el norte de Malí

   "Hostil a la intervención que la Comunidad Económica de los Estados de África del Oeste (CEDEAO) -con la ayuda de Francia- quiere llevar a cabo en el norte de Malí para expulsar a Al-Qaeda del Maghreb islámico (AQMI), Ansar Eddine y al Mujao, Argel no ha renunciado a convencer a París de que abandone el sendero de la guerra. Según fuentes del Maghreb confidentiel, el ministro delegado para Asuntos Magrebíes y Africanos del gobierno argelino, Abdelkader Messahel, tiene previsto trasladarse a París el próximo 4 de octubre para reunirse con el ministro de Asuntos Exteriores francés, Laurent Fabius. El encuentro tendrá lugar 8 días después del "encuentro a alto nivel" sobre el Sahel que se celebró en Nueva York, simultáneo con la Asamblea General de Naciones Unidas, el pasado 26 de septiembre. Messahel insistió en esa reunión en la posición oficial argelina de buscar una solución "política y global". Une opción que tiene cada vez menos eco entre los países de la región y que es abiertamente rechazada por el primer ministro de Malí Cheikh Modibo Diarra".

   Maghreb confidentiel, nº 1033, 2 de octubre de 2012.

   El pasado 12 de julio está misma publicación difundió otra noticia según la cual el gobierno argelino distinguía, en Malí, entre Ansar Eddine - una fracción disidente del MNLA "con la que se puede discutir" y el AQMI y el Mujao con los que cabe plantearse, "en un horizonte lejano", una solución militar. Esta sutileza de la política exterior argelina había suscitado interrogantes en París donde sospechan la existencia de relaciones entre Ansar Eddine y algunos círculos del poder argelino, en especial con el Departamento de Información y Seguridad (DRS, por sus siglas en francés). Siempre según el mismo medio, los franceses no tienen intención de permitir que Marruecos participe en ninguna medida en la crisis malí. Al parecer, la secretaria de Estado Hillary Clinton habría intentado persuadir al gobierno de Rabat de que se implicase en esa crisis. La señora Clinton visitó Marruecos el pasado mes de febrero, fecha en la habría tratado de este tema con las autoridades marroquíes. Esta actitud del gobierno francés si satisfaría al gobierno argelino.

  

Editado y distribuido por ASODEGUE

 

Índice Noticias