NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOJAS  INFORMATIVAS

 

30 de julio de 2012

Antecedentes remotos y próximos de la suspensión colegial del abogado Ponciano Mbomio  

A) ANTECEDENTES REMOTOS

   a) Presentación:

   Soy abogado de la empresa AMACEEA, S.A., alias ANDOGA, de la que es titular don Alejandro Envoro Ovono, empresa dedicada principalmente a la realización de obras de construcción. A comienzos del mes de noviembre de 2011, encontrándome en la ciudad de Bata donde tengo el segundo Gabinete Jurídico, recibí una llamada telefónica del señor Envoro, que en ese momento se encontraba en Malabo. La llamada telefónica de mi cliente tenía por finalidad hacer una reclamación judicial del cobro de un talón bancario de la empresa DECOR, S.A., de la que es titular el italiano GIMMY RICCI, cuya cuenta estaba bloqueada judicialmente. Por encontrarme en Bata, mi cliente me envió un sobre que contenía los antecedentes del caso que, en síntesis, se referían a una transacción de compraventa de 10 camiones de marca ASTRA en el exterior del país a favor de la empresa de mi cliente (ANDOGA) por la empresa DECOR, S.A., de GIMMY RICCI.  ANDOGA, como pago del precio de los 10 camiones, emitió el día 1 de agosto de 2011 a favor de la empresa gestora DECOR, S.A., un talón de CCEI BANK-GE de 1.385.190.595 FCFA. Hecha la gestión por el señor Gimmy, éste sólo pudo adquirir 3 camiones por falta de suficiente stok en la fábrica de la marca de vehículos solicitada, lo que obligó al gestor, señor Gimmy, reembolsar al mandante ANDOGA la diferencia de precio, emitiendo a favor de esta empresa el día 28 de agosto de 2011 un talón de su empresa DECOR, S.A. y del mismo CCEI BANK-GE de 1.150.000.000 FCFA, cuyo cobro resultó infructuoso por haber sido expulsado del país el titular de la cuenta deudora, señor GIMMY RICCI, y bloqueadas a consecuencia de dicha expulsión todas las cuentas de sus empresas, entre ellas la DECOR,S.A. En ese momento, y durante toda su residencia en el país, yo no había conocido ni tenido contacto con esta persona, de nacionalidad italiana, de la que me informaron que era el director de la empresa General Work y del grupo de empresas RANGERBOURG CORPORATION GUINEA ECUATORIAL.

   b) Reclamación judicial y jurisdicción competente:

   Con documentación a la vista, mi cliente me informó que se había visto con el Jefe de Estado, planteándole el caso, quien le instruyó que se contactara con el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, MARTÍN NDONG NSUE, a fin de poder recuperar su dinero. En efecto, tras el contacto mantenido con el Presidente de la Corte, éste le instruyó que diera mandato a su abogado para ejercitar la reclamación ante el Juzgado de Primera Instancia de Malabo, cuyo titular ya tenía instrucciones al respecto.

   Antes de iniciar la reclamación, el abogado LEONCIO-ANDRÉS ONDO ESONO MADJO se trasladó de Bata a Malabo, y se contactó conmigo, sugiriéndome urgir la tramitación de la reclamación de mi cliente, porque, en Bata, el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Martín Ndong Nsue, acompañado de su magistrado JUAN OLO MBA NSENG (a la sazón Decano del Colegio de Abogados), le habían informado que acababan de verse con el Jefe de Estado, y entre los mandatos recibidos de éste, urgía el de abonar al señor Envoro el dinero que le debía el expulsado Gimmy Ricci; y como quiera que Leoncio-Andrés era el abogado de éste, que se personara en los autos del proceso judicial de reclamación promovido al efecto por el abogado del reclamante. En conclusión, el Juzgado de Primera Instancia resolvió el caso, con condena en costas a DECOR, S.A., y ordenando a CCEI BANK-GE detraer de la cuenta respectiva el principal, más las costas.

   En esta fase preliminar, la polémica empieza cuando el banco librado informa al Juzgado de Primera Instancia de Malabo ejecutante que, después de transferir de la cuenta de DECOR S.A. a la de ANDOGA la adeudada suma de 1.150.000.000 FCFA, el remanente no cubría el importe total de las costas y honorarios, ya que en la cuenta de DECOR S.A. sólo quedaba la suma de 45.000.000 FCFA, a distribuir entre el Presidente de la Corte y su magistrado, el Juzgado y los abogados. En este sentido, hecho el reparto por el Juzgado según instrucciones superiores recibidas, LEONCIO-ANDRÉS ONDO ESONO MADJO manifestó su disconformidad con lo que le había correspondido, y me aseguró que plantearía su queja ante el Presidente de la Corte que acordó el reparto. Cerrado este caso a primeros de diciembre de 2011, el día 10 del mismo mes me fui  a España para defender mi tesis doctoral, desde donde recibí una llamada telefónica de una persona desconocida procedente de Italia. Se trataba, en efecto, de GIMMY RICCI, quien me dijo que no me conocía personalmente, y que le había recomendado contratar mis servicios jurídicos don Alejandro Envoro, porque tenía un problema en Bata. Por la envergadura de mi viaje (defensa de tesis doctoral), le dije que no podía en el momento ocuparme de su caso sino hasta después de las fiestas navideñas y del Año Nuevo. Así las cosas, el día 5 de enero de este año 2012, salí de Malabo con destino a Italia, reuniéndome al día siguiente con el señor Gimmy Ricci, quien me informó que el abogado LEONCIO-ANDRÉS ONDO ESONO MADJO, tras su expulsión informal del país en septiembre de 2011, había interpuesto contra él una querella criminal, y necesitaba que yo asumiera su defensa en la causa criminal promovida, por lo que me apoderó y documentó para sostener su defensa en Bata, cuyo Juzgado de Instrucción estaba conociendo el caso. Tras el estudio y aceptación del mandato recibido, regresé a Guinea Ecuatorial, y en Bata me personé en la causa sumarial incoada contra GIMMY RICCI,  oponiéndome por lo demás a las pretensiones de los querellantes por infundadas.

   c) Acción de desbloqueo de las cuentas bancarias de las empresas de GIMMY RICCI:

   Paralelamente a mi personación en la querella criminal interpuesta contra mi cliente Gimmy Ricci, promoví ante la Audiencia Provincial del Litoral la acción del desbloqueo de las cuentas de las empresas DECOR, S.A., BKP INTERNACIONAL, S.A., y MCR, S.A., así como el desarraigo de su pretendida incorporación al holding de empresas de RANGERBOURG CORPORATION GUINEA ECUATORIAL, por considerar que el bloqueo practicado era ilegal, lo que pude conseguir como resultado del recurso de nulidad de actuaciones promovido en consecuencia, si bien a partir de ello percibí el disgusto del Presidente de la Corte Suprema de Justicia con la actuación de la Audiencia Provincial.

   LEONCIO-ANDRÉS ONDO ESONO MADJO fue el abogado personal de GIMMY RICCI durante los diez años que estuvo en Guinea Ecuatorial, abogado de General Work cuando estaba dirigida esta empresa por el fallecido IGOR CELOTTI, y de RANGERBOURG CORPORATION GUINEA ECUATORIAL, grupo de empresas este del que fue también desde 2007 (muerte de Igor) director general Gimmy Ricci. A partir del año 2010, Gimmy lideró la constitución de las empresas DECOR, S.A., MCR, S.A. y BKP INTERNACIONAL S.A. Fue el propio abogado Leoncio-Andrés quien se ocupó de la constitución jurídica de estas tres empresas (hay pruebas en mi poder), de modo que conocía perfectamente los movimientos económicos de las mismas.  Es así que, aprovechando la coyuntura de la expulsión de su cliente Gimmy, y visto que el reparto de las costas en el expediente de ANDOGA frente a DECOR S.A. no satisfizo su ambición, pidió la colaboración del Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Martín Ndong Nsue, y del magistrado de ésta, Juan Olo Mba Nseng, en el sentido de cooperar y apoyarle fácticamente en la simulación de una acción judicial que dé acceso a las cuentas de MCR, S.A. y BKP INTERNACIONAL S.A., de Gimmy Ricci (con saldos acreedores considerables),  utilizando para ello los falsos argumentos de que estas empresas eran del grupo RANGERBOURG CORPORATION, y que los libramientos realizados por el Estado a este grupo de empresas por obras realizadas  habían sido desviados de forma fraudulenta a  las empresas de Gimmy por éste. Era la única manera de hacerse con los saldos acreedores de las respectivas cuentas bancarias, pero que desgraciadamente la operación de apropiación se veía abortada con la intervención de PONCIANO MBOMIO NVÓ en defensa de los intereses de Gimmy. Sin embargo, me resultó incomprensible la posición de Leoncio como abogado de Gimmy, si se tiene en cuenta que representó a éste en el expediente de ANDOGA frente a DECOR, S.A., y que más tarde llegue a promover una espinosa acción judicial contra su cliente. Y es más, Gimmy me informó que tampoco comprendía tal actuación, que era propia de persona ingrata; pues había construido una lujosa vivienda a Leoncio en la ciudad de Bata, otra en su pueblo natal, y salvada la vida de un hijo que tiene enfermo en España.

 

B) ANTECEDENTES PRÓXIMOS

   a) Notoria prevaricación judicial

   Me doy cuenta de que algo no iba bien, cuando el Juez de Instrucción de Bata acuerda el bloqueo de las cuentas bancarias en las que intervenía la firma de Gimmy, sin antes haber admitido a trámite la querella interpuesta contra éste por el abogado Leoncio-Andrés Ondo Esono Madjo, en representación de dos supuestos miembros del Consejo de Administración de RANGERBOURG CORPORATION GUINEA ECUATORIAL, sin postulación procesal aportada, en lugar de hacerlo en representación de estas empresas con poder especial y suficiente otorgado por la representante legal de la firma empresarial defendida.

   En el mismo orden de consideraciones, me doy cuenta de la persecución emprendida contra el abogado Ezequiel Robbe Mbila de CCEI BANK-GE (banco del que también soy abogado), con amenazas de SUSPENSIÓN por el Decano del Colegio de Abogados, Juan Olo Mba Nseng,  por haber cuestionado este banco la legalidad y legitimidad de la orden de bloqueo de cuentas acordada por el Juez de Instrucción de Bata, suspensión colegial que no se lleva a efecto por haberse sustentado la posición de un banco en la custodia de las cuentas de sus clientes.

   Así las cosas, no me daba cuenta de que yo era el siguiente “punto de mira” que quedaba  de Leoncio-Andrés y sus protectores judiciales ante la aventura emprendida.

 

   b) Detracción ilegal de 94.000.000 FCFA de la cuenta de BKP INTERNACIONAL, S.A.:

   Utilizando el falso argumento de que las empresas creadas por Gimmy Ricci pertenecen al grupo RANGERBOURG CORPORATION GUINEA ECUATORIAL, la Presidente y Directora General de este grupo, ANNA MARÍA MORO, efectuó dos reintegros en la cuenta de BKP, uno en efectivo de 50.000.000 FCFA, y otro por transferencia al exterior de 44.000.000 FCFA, con la justificación de que se iba a pagar los salarios de los trabajadores de la empresa OBRAS, S.A., cuando en realidad se utilizó el efectivo reintegrado para animar a los protectores de la aventura emprendida. La querella criminal por estafa interpuesta en este sentido contra la presunta estafadora ante el Juzgado de Instrucción de Bata fue inadmitida sin fundamentación jurídica alguna, ello porque el Juez estaba suficiente instruido de no admitir acción alguna dimanante de postulación jurídica en defensa de Gimmy Ricci y sus empresas.

 

   c) Juicio contra el doctor Wenceslao Mansogo Alo como pretexto para mi suspensión colegial:

En el segundo día del juicio contra el doctor Mansogo (5 de abril de 2011), apareció en la Sala el abogado LEONCIO-ANDRÉS ONDO ESONO MADJO, y se sentó al lado de PLÁCIDO MICO ABOGO, supuestamente para seguir el juicio. Y lo cierto es que al término del proceso con mi informe final, Leoncio informó al Presidente de la Corte, Martín Ndong Nsue,  y su magistrado Juan Olo Mba Nseng (Decano del Colegio), de que yo había criticado al Gobierno en mi informe final, quienes no perdieron ocasión para contactarse con el Presidente de la Audiencia Provincial juzgadora, y recabar de éste una copia del informe con la excusa de que lo llevaban a Mongomo para presentarlo al Jefe de Estado, quien se encontraba allí en ese momento. Luego se traslada a Malabo Juan Olo Mba Nseng, en su calidad de Decano del Colegio de Abogados, y nombra una comisión compuesta por tres abogados para emitir un dictamen sobre mi informe final con vista a mi suspensión. Lo más gracioso (pero triste también) es que la comisión designada estaba presidida por LEONCIO-ANDRÉS ONDO ESONO MADJO, auxiliados por los abogados HERMENEGILDO ONDO NSONO y un tal ROQUE (recompensados actualmente con los cargos de directores generales del Ministerio de Justicia y Culto), quienes emitieron un bochornoso informe contra mi persona. Lo cierto es que el único de la comisión nombrada que sabía de qué se trataba era Leoncio Andrés Ondo Esono Madjo. Es así que cuando me convocan el día 26 de abril a comparecer ante la Junta de Gobierno del Colegio todo estaba ya tramado, porque mi escrito de recusación contra Leoncio no sirvió de nada, y porque a la mañana siguiente, 27 de abril de 2012, la resolución de suspensión había sido ya acordada y firmada, con la metedura de pata de que las actuaciones procedían de la Audiencia Provincial de Bata que conocía la causa, aparte de que el mismo Decano había asistido al juicio (ambos argumentos falsos). Ésta ha sido recurrida y ha vencido el plazo para resolver el recurso. Mientras tanto, el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, VERBALMENTE, sigue instruyendo a sus jueces y magistrados que mis expedientes sean ignorados, tanto los anteriores a mi suspensión como los que pueda introducir después de ésta.

 

C)  CONCLUSIÓN

   Los montajes en Guinea Ecuatorial son moneda de curso legal, y lo único que prevalece cuando se desmontan es el SILENCIO a que se acostumbran los autores de los mismos, por falta de argumentos. Mi formación académica, mi competencia profesional, mi experiencia y mi edad, no son susceptibles de montajes. Que Martín Ndong Nsue, Juan Olo Mba Nseng, Leoncio-Andrés Ondo Esono Madjo y otros adláteres ocultos, sepan que algún día pagarán los daños y perjuicios que me han irrogado. Si están hoy día en la cumbre y no hay tribunal donde pueda interpelarlos, día llegará que ello resulte factible, bien en vida o bien de forma póstuma. No pasa nada, dos años es poco siempre que siga gozando de buena salud y no me muera de hambre ¿Cuántos presidentes han pasado en esa Corte Suprema de Justicia desde su creación? De modo que no es un cargo vitalicio.

   El doctor Wenceslao ha sido absuelto, y sabéis el porqué de ello (es orden de la Superioridad sin Superioridad). Sólo os pido que me resuelvan los recursos de forma motivada y fundada en Derecho. Busquen la simpatía para mantenerse en sus cargos encontrando méritos en otras fuentes, y no sobre mi cabeza imputándome delitos que no he cometido. Trabajando se gana dinero. Ganar dinero no trabajado es delito en Derecho y pecado en la Religión, máxime si se gana asesinando a personas inocentes como único remedio para conseguirlo.

   Como añadidura a todo lo expuesto, he perdido en Bata un terreno de 1.000 metros cuadrados porque la suegra de Angabi y cliente de Martín Ndong Nsue me lo quitó a manus militarí. Martín Ndong Nsue me pidió no emprender acción judicial alguna porque mediaría en la solución del asunto. Van ya casi seis años en que está encerrado en su prepotencia. El mismo Martín Ndong Nsue increpó a Crispín Engono Nguema por haberme alquilado su inmueble donde primero había instalado mi gabinete jurídico en Bata, alegando que soy OPOSITOR, y no cesa de su ensañamiento contra mi persona.

 

D) ALGUNOS TESTIMONIOS DOCUMENTALES

   Véase a continuación los documentos que expongo, para, mínimamente, poder entrar en razón  comprender la certeza de mis manifestaciones, ausentes de toda temeridad.

Malabo, 30 de julio de 2012.

Ponciano MBOMIO NVÓ

Doctor en Derecho y Abogado

 

 

 

 

 

 

Editado y distribuido por ASODEGUE

 

Índice Noticias