NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOJAS  INFORMATIVAS

 

13 de julio de 2012

"La transición del Presidente Obiang: el Gobierno". Comunicado de CPDS

CPDS CONVERGENCIA PARA LA DEMOCRACIA SOCIAL DE GUINEA ECUATORIAL

Calle Tres de Agosto N° 72, 2°-1ª Apdo 441 Malabo – Guinea Ecuatorial. Tel/Fax: +240 333092013

E-mail: cpdsge@hotmail.com;  cpds-ge@yahoo.es web: www.cpds-gq.org     

 

Órgano: Comisión Ejecutiva Nacional

 

Referencia: La transición del Presidente Obiang: el Gobierno – CEN / x3-07/12

 

 

COMUNICADO

La transición del Presidente Obiang: el Gobierno 

   Convergencia para la Democracia Social viene denunciando la operación política que se esconde en la falsa transición que, diseñada y tenazmente puesta  en marcha por el Presidente Obiang, pretende institucionalizar en nuestro País su forma personal de entender y ejercer el poder: un régimen personalizado de tiranía dictatorial y hereditario.

   Concluida la formación del Gobierno y el nombramiento de los cooperadores necesarios del ejecutivo, secretarios generales, directores generales y asimilados, CPDS considera necesario hacer una valoración política del mismo a la luz de su legalidad, objetivo, competitividad e idoneidad.

   El establecimiento de la Ley Fundamental impuesta por el Presidente Obiang en referéndum el 15 de noviembre de 2011, en buen orden, debería conformar un ordenamiento jurídico nuevo. Sin embargo, de entrada, la aplicación de dicha ley registra graves incumplimientos desde los más altos estamentos del poder político establecido. Por una parte, el Presidente de la República, efectivamente, ejerce el cargo “EN FUNCIONES” al no haber cumplimentado todos los requisitos establecidos por la Ley Fundamental vigente para ser Presidente de la República, lo que constituye una flagrante violación de la Ley. Por otra parte, se registra otro grave incumplimiento legal en el nombramiento de dos Vicepresidentes de la República, en contra de lo estipulado legalmente: la Ley Fundamental se refiere en su articulado correspondiente a UN VICEPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, así como los requisitos que deben cumplimentarse para ostentar el cargo.  

   El Presidente Obiang, con estos incumplimientos que originan una cadena de ilegalidades, aboca al País a establecer ciertamente un marco de inseguridad jurídica de consecuencias imprevisibles. El nombramiento “in extremis” de su hijo al cargo ilegal de Vicepresidente segundo de la República encargado de Defensa y Seguridad del Estado es, como CPDS viene denunciando, la más clara evidencia del propósito del Presidente Obiang de que la Presidencia de la República sea “heredada” por su hijo, en clave de asunto de familia. 

   Calificado de Gobierno de transición, y con las consignas de rigor, transparencia y eficacia, el Presidente Obiang pretende conseguir el objetivo de poner en funcionamiento todas las instituciones creadas en la nueva Ley Fundamental en el plazo de ocho meses. Loable objetivo si esas instituciones hubiesen sido legitimadas, creadas sobre la base de un consenso político de base amplia, y respondiesen a los verdaderos objetivos e intereses del Pueblo de Guinea Ecuatorial.  

   Ante la opinión pública nacional e internacional, CPDS denuncia la operación política cuyo objetivo es institucionalizar, por métodos y procedimientos engañosos, un régimen personal, tiránico y dictatorial caracterizado por reprimir las libertades públicas, la violación sistemática de los derechos humanos, la corrupción institucional generalizada, la discriminación familiar, política, tribal, regional y étnica, así como el uso insensato de los recursos provenientes de la explotación de los recursos naturales del País y la insuficiente atención a las necesidades de educación, sanidad, vivienda, desvalidos y marginados sociales. 

   El pretendido “nuevo gobierno”, que consta de setenta y nueve miembros, incluido el propio “Jefe del Gobierno”, aparte de su amplitud, no aporta novedad política alguna. Son las mismas personas que, de un modo u otro, componían el anterior gobierno y en las que, una y otra vez, el mismo Jefe de Estado ha venido reconociendo y reprochando los fenómenos de corrupción generalizada, de enriquecimiento rápido e ilícito, de incapacidad, etc. La simple rotación en los cargos no puede significar que el país vaya a estar ahora mejor gestionado. 

   La perversión política propia del régimen del Presidente Obiang se refleja en lo desproporcionado de la administración pública en general y, en particular, del número de miembros del Gobierno en relación con las dimensiones del País y su número de habitantes. La estructura del sector público se ha extendido hasta los consejos de poblados y comunidades de vecinos. No pueden guardar relación de eficiencia alguna una administración pública de veintidós ministerios y un ejecutivo de setenta y nueve miembros para una población de apenas setecientos mil habitantes. 

   La concepción de utilidad personal, base de la corrupción generalizada, que tiene el Presidente Obiang también queda reflejada en una de las características de sus sucesivos gobiernos: la discriminación regionalista, tribal, étnica y de género. Se establecen importantes desequilibrios políticos, económicos y estructurales que desembocan en una sociedad sesgada e injusta. Así se observa que sólo el distrito de Mongomo se adjudica veintiún miembros en el Gobierno sobre un total de setenta y nueve en un país con dieciocho distritos, varios de ellos con lazos familiares directos, creando una chocante desproporción con otros distritos muy escasamente representados. Asimismo, la representación étnica aparece totalmente descompensada en detrimento de los Bubis, Ndowés, Annoboneses, Bisios y Fernandinos. La presencia de sólo cuatro mujeres en el ejecutivo, en una población en la que más de la mitad de su dotación es de ese género, da idea del mal gobierno que soporta la República de Guinea Ecuatorial. 

Malabo, 13 de julio de 2012

LA COMISIÓN EJECUTIVA NACIONAL

 

Editado y distribuido por ASODEGUE

Índice Noticias