• He aprendido una cosa cuando en frente de una discusión, charla o debate tengo a un defensor de lo que ahora llaman "No hay peor ciego que el que no quiere ver" en el bando de los "Obiang ha hecho. Obiang dice. Obiang quiere. Obiang ordena. Obiang ayuda. Obiang aconseja. Obiang desmiente. Obiang asegura. Obiang, Obiang, Obiang, Obiang, Obiang..." y que no dejan su brazo a torcer porque en algún momento de sus ajetreadas vidas alguien debió decir, o indicarles, que pese al cachondeo nacional, hay una cosa que se llama DD.HH y que es un invento de aquellos que han decidido pisarla, sostenida esa pisada por los otros que deciden mantenerse callados mientras eso ocurre. He aprendido a no aceptar nada que tenga como base la idea insostenible de que Guinea Ecuatorial va bien encaminada hacia una ¿Pluralidad? o esas cosas guapas que dicen los Agustín Nze Nfumu para que entendamos que ellos no serán perfectos, pero su líder, al que dios debe guardar "otros muchos años" sí. Y con todo eso de no aceptar milongas cuando en juego he puesto mi juventud, mis ganas de "dar un puñetazo sobre la mesa" y mi libertad que ya es cosa lograda sin esperar al puto horizonte, o a la puta ONU y lo que entre sus entrañas se cuece.

    Me ha costado mucho tiempo ya que en otras vidas he cometido errores de los cuales no habría estado nada mal que me quedara en la sombra un par de años "a ver si me espabilaba". Pero al final he logrado estar donde mi cerebro funciona al ritmo que marcan mis ojos, mis orejas y esa cosa que llaman "soul" que creo tener, pero que no se anda de la mano de ninguna puta religión. Y mi vida ya es bastante conocida, aunque algunas cosas no han salido todavía a la luz. Pero dejemos que la fama me haga pasto de todo crítico que quiera enterarse un poco mas del "LOCO" y se encuentre conque de "santo sólo tiene sus dibujos que ya salidos a la luz ya no forman parte de su historia". Así soy y así es como ya nadie se acuerda de que tras el "artista" está uno que puede haber "metido la pata" en más de una ocasión y que a pesar de que ahora "vende" otra imagen (de paso, mucho más aceptable...), jamás fingió que algo le dolía mucho mas de lo que podría estar doliéndole en el momento a otro que lo sufría. Mi vida ya no interesa, de momento, pero interesará. Y vaya si lo hará. Palabra.

    La mía no interesa, pero la que reflejo en mis escritos y los dibujos para LOCOStv, posiblemente haya algún interés. Claro, sin olvidar que han pasado muchas cosas desde que las cometí, hasta ahora que las voy sacando un poco a la luz. Me propuse no volver a "fracasar" como humano, y aquí estoy buscándome muchos enemigos en lugar de estar tumbado en Copacabana mirando traseros brasileros mientras una piña colada me sacia la sed. Y hoy toca que hable de José María Trigo, al que el gobierno en su día, públicamente, vendió al mundo como "posiblemente el mayor estafador de Guinea Ecuatorial". Esa historia está ligada a la mía en varios frentes que no serán citados. Pero hoy rescataré la parte que me interesa para ustedes, y la amoldaré "a mi manera" para que entiendan hasta donde puedo haber llegado con esto que hago a cara descubierta. Igualmente tampoco se esperen mucho del tema, ni de los personajes. Si algo he aprendido aparte de no aceptar al adulador, es que no dejaré de tomarme con humor hasta lo más serio, y aquí lo serio es una dictadura, y no sus víctimas. Que son muchas.

    Los jóvenes de Guinea Ecuatorial, cuando están en casa, sueñan como los jóvenes de Mali o de Senegal (dos ejemplos...). Sueñan con irse a Europa. Pero no sueñan con pateras, ¡no!. Ellos sueñan con IBERIA, AIR FRANCE y cacharros de ese tipo en donde te sirven de todo sabroso menos lo que tu "tradición entiende de sabroso". Por ejemplo, no hay yuca, ni rata de bosque, en los aviones. En los aviones, aparte de la vida que se deja en casa ligada al "modernismo mundial", es donde se empieza realmente a chupar de las ideas importadas. Ya sea para ir a estudiar fuera (todos aseguran lo mismo...). Ya sea para ir a "visitar" (una visita a veces suele costar toda una vida entre "estos malditos racistas"...). O en algunos casos, ya sea por ir a demostrarse a uno mismo de que "En esa tierra de oportunidades demostraré que mi puto país es el que jode lo que llevo dentro". Sea como sea, los guineanos viajan mucho a España, y hace poco también van a otros destinos, no sueñan conque lo que vayan a descubrir en esos sitios, requiere de mentes conscientes de que tanto en África, en Asia, en América y en Europa, si uno arrastra "idioteces", cuando regrese a casa, mínimamente será un idiota. Y con eso quiero decirles de que para mi, que conozco a José María Trigo, al que llamaremos como se le dice cariñosamente "MANA", fue un idiota al jugársela de la manera que la jugó.

    El niño se fue a esa España en los momentos en los que "Gona Pañá" era como que uno se iba a vivir una vida plagada de todos los beneficios que luego llegaban a la casa de papá y mamá en el pueblo en forma de "Esa camiseta para Nene. Esos zapatos para la tía Carla. Esa camisa para papá. Ese cinturón para Maiki. Ese, lo otro, aquello...". Se fue y se dejó atrás a otros tantos de su barrio "envidiándole" sólo, y como entrada, de su "carta de llamada" posiblemente emitida por Minú, o Ngapy, o Yorona... Digamos que no está nada mal que podamos cruzar el charquito para que Aznar, después Zapatero, y finalmente el sopenco de Rajoy nos estén diciendo que a los españoles les tomamos el pelo "imagínate tú". Lo que está mal, es que llegados ya en España, comencemos a acelerar nuestro retorno. Eso es lo que hizo Mana. España le estaba dando duro y quiso acordarse de que "En Guinea Ecuatorial, uno cualquiera puede hacer su agosto. Total, es un porno-Estado y si he sobrevivido aquí en España, aquello ya está chupao". Y con sólo pensar así, el Mana agarra un avión, y vuelta para casa.

    Cuando llegó Mana a casa de nuevo, yo estaba todavía viviendo en Malabo. Ya no estaba en el mismo barrio en donde le vi crecer junto a sus otros hermanos. Pero nuestras familias todavía seguían ocupando las casas que fueron nuestro cobijo. Mana llegó, como todos los regresados, gordito. Con mucho color y con un cierto toque de madurez. Tenía muchas historias en la cabeza, y todas tenían el sello de Don Dinero (imagino que como todos...). Mana empezó a poner en práctica su teoría de "Hacer un Angaby", que consiste en robar al pueblo porque "Obiang ha hecho. Obiang dice. Obiang quiere. Obiang ordena. Obiang ayuda. Obiang aconseja. Obiang desmiente. Obiang asegura. Obiang, Obiang, Obiang, Obiang, Obiang...". Yo ya estaba casado, con un hijo mayor, y con pocas ganas de estar "aguantando" a ese tipo de mentalidad. No lo cuelgo, casi quiero hacerlo con gusto. Pero ya no estaba yo para trotes infantiles que cuando había dinero, la inversión primera era la botella de champán, a lo "Patrón" en una discoteca, para que las chicas de alto standing nos vieran como "parece que tienen PUEDE". Y así Mana logró, entre otras delicias de su nueva faceta, engatusar a la hija del mismísimo B.M (no ponemos el nombre porque es un peso pesado de los muy pesados...). Mana sabía que no había pillado a Bubú, que es la hija de Obiang que más nabos a palpado entre los "guapos in the city" (eso dicen... jejejejejejej), ya que está se había quedado boba ante el hijo de Fernando Esono (R.I.P. Amigo íntimo de mi padre...). Pues Mana, que ya tenía claro que "afther yurop" la idea era vivir en la cúspide de la "cosa nostra" y que aun no siendo hija de Obiang (cotizan de una manera...), la mujer (mayor que él, eso no importa...) tenía su poder en todo. Y así fue como Mana me invitó a su boda, que lógicamente no fui (ni siquiera se si se celebró...). Y en una ocasión incluso me solicitó como artista-hermano (lo de hermano ya se sabía que era para no pagarme bien...), que no pudo ser, y así le perdí la línea en esa pequeña ciudad de Malabo hasta que de repente me vienen conque ya es, para la página oficial del gobierno de Guinea Ecuatorial, "El Estafador Más Importante del País".

    Lo que hay que oír.

    Mana tiene 29 tacos, o menos. Con esa edad, y con esos problemas, uno quiere pensar que su vida no fue nada fácil hasta tal punto de que ahora está "luchando por su vida" en un hospital luego de haber pasado un rato en la cárcel de Black Beach que tanta mala fama tiene, y que le ha tenido a él (como yo ahora que estoy reconvertido...) como uno de los que "se quejaron de las condiciones carcelarias" a las que estaban sometidos "sin juicio alguno". Mana a lo mejor no querría esta vida para él. Pero os puedo asegurar que la eligió por muchas razones. Y entre esas muchas razones, no podemos dejar a un lado el hecho de que para que jóvenes de nuestro país se vayan a Europa a "sentirse un rato mejor pese a lo jodía que siempre fue ese continente para los negros", con o sin patera como medio de transporte, uno debe pensar en dos cosas:

    Los hijos de los grandes vitalicios no estudian en el país (ni en España...)

    Los hijos de todos los guineanos no quieren "perder su juventud sin experimentar lo que es vivir en libertad de expresión" (otras libertades ahora mismo están cuestionadas. Y con razón...)

    Mana se encontraba en la cárcel de BB amotinado junto a otros compañeros. Seguramente recibió un impacto, o una paliza (su familia jamás denunciará. Por miedo...) brutal y ahora está siendo asistido en una clínica que cuesta más de lo que él pudo haber logrado por querer ligar su vida al estilo bárbaro que el régimen ha inculcado a los jóvenes que ni estando en Europa alcanzan a entender de que "ESTO NO ES VIDA". Las noticias de ese especial motín no salen en la página del gobierno. No pueden ahora hablar de ese peligroso estafador como si fuera "un héroe". Nguema Obiang Mangue, al que nosotros aquí responsabilizamos de lo que está pasando con ese tema, ha robado toda su vida con total impunidad. Nadie en casa le tose las cabronadas, y cada vez que le critican sus estafas en el extranjero, ya podemos incluso asistir a la llamada del gobierno a su población para que lo defiendan de manera vergonzosa. Pero Mana no entendió eso. No entendió que Corisco no es Akuakam Esangui, en Mongomo. Mana podía aprovecharse del caos en la administración central, sustentada por el propio presidente que insta a sus retoños a crear empresas de la índole que sea, sin que le pillasen, y le tachasen de lo que ahora le tacharon hace tiempo, y que con éste motín, sólo conseguirá que le sigan tratando como a un criminal. Y Mana no es un criminal. Es un chico que NO HA SABIDO JAMÁS qué es vivir siendo uno mismo, hasta a la hora de cometer errores. ¿Que Obiang Nguema Mbasogo no es culpable del carácter de cada cual?. ¡¿A síiii...?!... Entonces, ¿Por qué Angaby puede ser rico sin tener empresas? ¿Por qué Ondo Nkum puede tener un hotel sin tener empresas? ¿Por qué se premia a Teodoro Nguema Obiang en lugar de llamarle la atención por sus excesos? ¿Creen ustedes que es fácil ver tanta impunidad y que no salga ninguno a "probar suerte"?. En Guinea Ecuatorial se fomenta la corrupción, prima la estafa y el soborno es latente... Y os lo digo yo que me senté junto a Baltasar Esono Edjó en su casa de "Cruce Esono Edjó" y le dije que todo lo que veía fue obra mía. Y me salvé de la cárcel por una razón que todos ustedes ya entenderán.

    Esa es la Guinea Ecuatorial que tenemos. Que tanto criticamos. Es una Guinea Ecuatorial que premia al ladrón, y si es de la familia, mejor. Es una Guinea Ecuatorial que reparte muy mal las cosas y ayuda poco al desarrollo de las mentes. Podría ser perfectamente un problema africano, pero la cantidad de población que tenemos no nos permite compararnos con ningún otro. El Maná, y no Mana, no cae del cielo. Debieron de decirle a Mana sus familiares. El que tienen los Obiang les viene porque somos como el "pueblo de Jerusalén" que pese a tocar siempre las pelotas a sus profetas, ni movió un dedo cuando los romanos coronaron a su "hijo de dios". En pocas palabras: Permitimos que nuestros "líderes" se ceben con otros, mientras hacemos como si "nos defendieran de algo". Y nadie nos quiere hacer daño. Nadie podría hacernos daño si nos hubiesen enseñado que "juntos hasta el final" es la clave. Pero no lo hicieron así, y a cambio prefirieron hacernos asistir a su hegemonía económica en la que el más corrupto era el que hacía que sus hijos hicieran el vago en EE.UU, Inglaterra, para regresar de "comandantes, alféreces, capitanes, y coroneles del ejército". Y es ahora cuando vemos cómo Mana está siendo atendido en gravedad porque el más tonto de esos hijos, militar y estafador de lo nacional ha decidido jugar a ser "El responsable de la defensa nacional y de la seguridad del Estado" pegando tiros para resolver un pequeño problema de descontento "entre rejas".

    ¿Por quiénes nos han tomado ustedes que afirman de que "no todo lo malo lleva el sello de Obiang"?. Lo que ha pasado en esa cárcel es una de las señales que indican de que YA ESTAMOS HARTOS de su mala gestión. No pueden pretender llevar al país en una curva peligrosa. Dicen que serán los "opositores" los que vendrán con las armas, pero insisten en resolverlo todo con las armas. ¿Qué creen que debe hacer ahora la familia de un muchacho que ni es mayor estafador del país como lo han vendido, ni es culpable de que en sus cárceles las condiciones sean de pena siendo uno de los países más ricos del mundo?. Seguramente su inteligencia les invite a pensar que les darán un beso. Pero Judas también lo dio y Jesucristo vivió menos que él. No podemos estar toda la vida aceptando gato por liebre. ¡Arreglen los pequeños problemas del país antes de que sean ustedes las ratas a las que Gadafi se asoció para intentar salvar su pellejo!... Porque no van a poder matar eternamente a los hijos de las personas, ni aprovechándose ustedes de que estén "muy mal de la cabeza" por elegir una vida "afther yurop" que sólo significa desgracias en la casa a la que una vez abandonaron y que a su vuelta era la misma de siempre. La misma de siempre con el verdugo de siempre. El niño no es culpable (ni siquiera lo han juzgado...), como tampoco lo son sus familiares que hasta le llevaban comida porque ustedes ni de eso se acuerdan.

    No nos vendan un país erróneo. Hablan de propuestas de la oposición para que el pueblo vea algo diferente. Pero no recuerdo que muchos osaran aplaudir públicamente la magistral intervención del señor del CPDS que en el congreso de la farsa del PDGE dijo las cosas que se dicen para que cualquier pueblo CULTO entienda que "hay muchas cosas que no están bien". ¡¡¡¿POR QUIÉNES COÑO NOS HAN TOMADO USTEDES?!!!

    Yo he sido de todo un poco. Hasta de "guante blanco" he actuado. Se cómo funciona ese maldito régimen. Se con quiénes hay que codearse. Se cómo empezar una cosa para que cualquier maldito "pez gordo" se haga eco de tu GENIALIDAD y corra a tu lado para muchas cosas. Mi número en Guinea Ecuatorial era el 222 50 22 22 y era un número que llamaba al "artista", cuando se requería al "Manco". No escribo esto para que la gente empiece a decir "Lo sabíamos...", jejejejejejejejjeejejejej... Lo pongo porque cuando leo a muchos que conozco de "puta madre" intentando hablar de la Guinea Ecuatorial de la punta del íceberg, a veces me dan ataques de risa y entro a saco a "sacudir voluntades erróneas". Porque si de algo estoy seguro, es de que viví en un país pequeño, y pude estar al día de cientos y cientos de cosas que no requieren que sean "asesinatos" para que se entienda de que el funcionamiento de la "Guinea Mejor" se debe a "esos pequeños detalles que nos definen". Colaboré como artista para la primera dama. Tuve y tengo amigos "dentro". Conozco a los expatriados, sobre todo a sus mujeres que hablan "too mouch" y en supe que el embajador chino en el 2010 no comía bichos durante una cena. No soy James Bond, ni soy un ex PDGE (válgame Satán...), sólo soy una persona que dijo un buen día que "No me voy a España a hacerme el guapo. Me quedo acá que hay cosas que contar en el futuro..." Y ese futuro todavía no ha llegado. Y cuando llegue, haré como el entrenador argentino del At Bilbao, pero no será por cosas del Estado, ni del gobierno, ni de la dictadura, ni de nada por el estilo. Será por algo mucho más gordo que Obiang y sus políticas todas juntas. Por eso se que la historia de Mana me duele primero porque se que se metió en camisa de "once varas", pero que ahora sale ajusticiado por el "Posiblemente Mayor Estafador de Guinea Ecuatorial" que anda suelto.

    Un pequeño dato para ustedes que olvidan muchas cosas (lógico, somos humanos...):

    Cuando Macías fue Presidente, ¿Se acuerdan de quién era el Jefe de Prisiones en G.E?. Recuerden eso siempre. En un juicio de mierda, el ex dictador dejó claro que un Presidente, en ninguna parte del mundo, está muy al loro de lo que se hace en esos sitios. Que los "asesinatos los cometían otros". Hagan como si no supieran de quién se trata, total, cada uno de ustedes está esperando a ser Mana Mañana. Ahora estamos volviendo a ser enjuiciados por otro Obiang. Está muriendo gente. Y al igual que en los 11 de Triste Larga Memoria, algún Obiang está preparando el terreno para alcanzar el sueño que creen que es el único que pueden tener: GOBERNAR. No podemos estar hablando de Black Beach así a la ligera. Eso demuestra que hay algo muy profundo que se avecina. Si Mana ha podido estar quejándose pese al eterno peligro, ¿Se imaginan lo que estará ocurriendo en los barrios, en las casas en donde vive gente que sufre un "abuso de poder al día"?. Pues hagan un esfuerzo y reflexionen. Es gente la que muere, es gente la que está dejándose las tripas para criticar "de otras maneras" el trato nacional ObiangNguemista. Macías pudo haber tenido noción de su caída in progress. Pero no hizo nada porque nada había que hacer. Y así logramos que se hable del 3 de agosto como si de un acto heroico se tratase. Cuando en el fondo fue una jugada de los que convierten el país en una especie de puticlub en el que la juventud ha tomado ejemplos como Nguema Obiang, en lugar de intentar ser Acasio Mañé Elá.

    Hagan sus reflexiones y no dejen de hacerlas ni dormidos.

    Nsé, Matahari Men in Black diciendo tonterías. Jejejejejejejje

    PD: DESEO LA PRONTA RECUPERACIÓN DE José María Trigo.

    Carta no revisada. Perdonen las faltas de ortografía.

    MI FRASE DE LA SEMANA: "Cuando la estafa es enorme