NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOJAS  INFORMATIVAS

 

11 de julio de 2012

Costancia Mangue entrega el dinero a fajos

   La página del gobierno guineoecuatoriano es una permanente caja de sorpresas. Hoy cuenta que la esposa oficial del dictador, doña Costancia Mangue ha donado 900 millones de francos CFA a los equipos de futbol femenino para "cubrir todos los gastos de la liga femenina que comenzará la próxima semana". De la noticia parece deducirse que el dinero lo pone doña Costancia de su bolsillo, sin embargo, la "donación" (el acto de entrega) la lleva a cabo el tristemente famoso "Ministro de Juventud y Deportes, Francisco Pascual Obama Asue" que se comporta así como si de una financiación oficial (procedente del Estado) se tratase...

   El régimen guineano (la dictadura de Obiang Nguema Mbasogo) es la forma histórica que el capitalismo ha adoptado en Guinea Ecuatorial, es (con todas sus infinitas insuficiencias e injusticias) una forma moderna de producción y de reparto. Sin embargo, los personajes que encarnan esta forma moderna se comportan como si de un sistema feudal se tratase y ellos fueran los dirigentes de una corte del medievo. Se refieren a sus actos como "donaciones", "actos de caridad", "actos de gracia"... Para ellos no existen ciudadanos sino súbditos que no tienen derechos, sino que reciben "limosnas". Para que todo resulte todavía más sorprendente, el régimen no emplea ninguna de las formas habituales con las que se transmite (se paga o se reparte) el dinero en las sociedades actuales: por medio de un talón bancario u otro documento de pago. Hemos hablado muchas veces de cómo Teodorin, como si del mago de Hamelin se tratara, reparte algunas veces por la calle el dinero a puñados, los lleva en una saco y lo da a puñados conforme sale y a quien tiene más cerca. (Las ganancias no son así resultado del esfuerzo de nadie, de su trabajo, sino de su suerte...). Su madre no lo hace de forma muy distinta y en la página del gobierno puede verse como los 900 millones se entregan en fajos, poco menos que al peso...

   En realidad no es la página del gobierno la que es una caja de sorpresas, es el propio gobierno quien nos sorprende todos los días.

   Esta es la fotografía que da fe de lo que hablamos:

 

Editado y distribuido por ASODEGUE

Índice Noticias