NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOJAS  INFORMATIVAS

 

6 de julio de 2012

Malí: presiones en Bamako para que se produzca un intervención militar en el norte

   “Liberen el Norte” y “El Estado también en el Norte”, son algunos de los eslóganes gritados ayer por centenares de malienses oriundos de la región septentrional que han buscado refugio en Bamako, durante una ‘sentada’ organizada en la capital para pedir al gobierno y a la comunidad internacional que “intervengan cuanto antes” para resolver la crisis del norte que desde hae tres meses se encuentra en manos de rebeldes islamistas y tuaregs. “Desde hace casi cien días nuestra gente vive en la angustia y en el terror, y sin embargo el gobierno no se está moviendo, no se decide a enviar soldados al frente ni a negociar. Hemos terminado en un ‘impasse’”, dijo Arbonka Boubeye Maïga, secretario del ‘Colectivo de Ciudadanos del Norte’ (COREN), la entidad que organizó la manifestación.

   Una petición similar ha llegado desde el parlamento de Bamako. En un documento titulado “Restablecer la Integridad Territorial”, los diputados invitan a los malienses a “realizar una resistencia implacable contra la ocupación y a reforzar la solidaridad con todos los medios posibles”. Desde hace unos días, la localidad de Gao se encuentra en manos de los islamistas de ‘Ansar Al Din’ que han expulsado a los tuaregs del ‘Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad’ (MNLA).

   Las dos peticiones de Bamako se producen en un momento de parálisis política de la transición y de la diplomacia regional e internacional. Por una parte hay fuertes tensiones entre las fuerzas políticas sobre la gestión de la transición y de la crisis del norte, sobre todo después del alejamiento forzado del presidente interino, Dioncounda Traoré, que sufrió una agresión a fines de mayo. A estas luchas por el poder se suman las divisiones entre movimientos a favor y en contra de la junta militar que llevó a cabo un golpe de estado el 22 de marzo y que aún goza de cierta influencia sobre las instituciones.

   En el plano internacional, se espera una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que autorice una intervención armada regional o africana en la región septentrional de Mali. Francia y los países del África Occidental (principalmente Níger y Guinea) ejercen presiones para la aprobación del texto, mientras hasta el momento la vecina Argelia se ha mostrado más reticente. Los mediadores de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO) anunciaron que Traoré participará en la cumbre convocada para el sábado en Uagadugú. En esa ciudad de Burkina Faso debería nacer un nuevo gobierno de unidad nacional, con la participación de las principales fuerzas políticas y de representantes de la sociedad civil. Estará  presidido en cualquier caso por el primer ministro Cheick Modibo Diarra. La formación de un gabinete de integración fue presentada por la CEDEAO como necesaria para resolver la crisis del norte. La CEDEAO también decidió retirar al líder de la junta militar, capitán Amadou Sanogo, el estatuto de ex-presidente y todos los beneficios que de él se derivan, que le habían sido concedidos en mayo con ocasión de la firma de los acuerdos para el retorno del poder a los civiles.

   Agencia MISNA, 5 de julio, 16h09m

 

 

Editado y distribuido por ASODEGUE

Índice Noticias