HISTORIA DE GUINEA

 

 

 

 

 

 

 

 

ACTA DE LA SEGUNDA SESIÓN DE LA COMISIÓN POLÍTICA

En Madrid, a tres de noviembre de mil novecientos sesenta y siete, en el Salón  de Embajadores del Ministerio de Asuntos Exteriores, se reúne la Comisión Política de la Conferencia Constitucional de Guinea Ecuatorial bajo la presidencia del Excmo. Señor D, Ramón Sedó y Gómez, Subsecretario de Política Exterior, Vicepresidente de la Conferencia y Presidente de la Comisión Política de la misma. Al acto asisten el Excmo. Señor D. Gabriel Mañueco de Lecea, Director General de Asuntos de África y Mundo Árabe, el Excmo, Señor D. Gabriel Cañadas y Nouvilas, Secretario General de la Conferencia, y los miembros de las Delegaciones del Gobierno español y de la Guinea Ecuatorial. Actúa como Secretario, el Iltmo, Sr. D. Eduardo de Zulueta y Bato.

Excusa su asistencia el Excmo. Señor D. Rodolfo Martín Villa, Delegado del Ministerio de Industria.

A las diecinueve horas y cinco minutos el señor Presidente abre la sesión.

EL SEÑOR PRESIDENTE:

"Tiene la palabra el Excmo. Sr. Presidente de la Asamblea General de Guinea, D. Federico Ngomo”.

EL SEÑOR NGOMO  (D. Federico) :

"Voy a intentar en muy pocas palabras expresar nuestro criterio y opinión en relación con el problema que nos ocupa, que en sí no es muy complicado, pero que puede quedar oscurecido con el exceso de discursos, egoísmos personales y el perderse, en puntualizaciones  que ahora no es el momento de realizar.

Hay un hecho claro que me imagino nadie puede poner en duda: el proceso descolonizador es irreversible, no es posible dar marcha atrás; todos los pueblos desean la auto­determinación y el nuestro no es una excepción. La independencia es una palabra mágica que suscita adhesiones populares fervientes y no podemos dejarla como bandera a ser agitada por los demagogos.

No nos engañemos: nuestro pueblo desea unánimemente la independencia y nosotros, los dirigentes, tenemos la responsabilidad de precisar, sin apasionamientos, el contenido de esta independencia, para que no se produzcan saltos en el vacío, ni retrasos en nuestro proceso social y económico. Esta es nuestra misión aquí: ver la forma que podemos lograr con el Gobierno español, para que el cambio no produzca alteraciones y nuestro pequeño país sea digno miembro de la comunidad de naciones del mundo. No es rebeldía lo que planteamos, es ansia legítima de país que cree haber llegado ya a su madurez.

España, que es Madre de pueblos, nos ayudará en este momento difícil del nacimiento. Sabemos por la Historia que la Reina Isabel de Castilla dictó Leyes humanas y cristianas para los. indios. Nunca intentó España colonizar territorios, sino más bien civilizar y enseñar. Buena prueba de ello son el conjunto de Naciones hispánicas que hoy son el orgullo de España, el ejemplo ante el mundo de una trayectoria clara y limpia de egoísmos.

Es cierto que en tiempos pasados Guinea fue una tierra olvidada, algo remoto y desconocido para la mayor parte de los españoles. Pero no es menos cierto que en los últimos 30 años hemos dado un paso de gigante. Son hechos que están ahí a la vista y a la comprobación de todos. Somos superiores  en enseñanza, obras públicas, sanidad y renta "per cápita”, a la mayor parte de los países africanos.

Hemos aprendido mucho de España y sobre todo en la política, algo fundamental: el sentimiento de UNIDAD.  Sabemos que los regionalismos excesivos degeneran en separatismo peligroso para los supremos intereses de la Patria. No podemos permitir que pequeños intereses personales rompan la unidad histórica de nuestro territorio; tenemos en común lengua, religión, cultura y una misma estructura jurídica. Es mucho más lo que nos une que lo que puede haber de diferente. Resulta ridículo hablar de separación entre pequeños territorios cuando el mundo camina a la unión supranacional. Hacen mal servicio a España los que rebuscan argumentos para esta pretendida separación: en el fondo, los demás países ven en esta postura un intento español neocolonialista, un interés de grupos capitalistas para mantener su influencia. Es peligrosa esta postura y debe ser meditada con cuidado.

Como ya he hablado más de lo que es mi costumbre y estoy dispuesto a concretar mi postura en otras intervenciones, quiero sintetizar mi opinión como Presidente de la Asamblea General de la Guinea Ecuatorial en los siguientes puntos:

1º.- Los habitantes de la Guinea Ecuatorial consideramos que ha llegado el momento de que sus naturales tengan soberanía plena y sean declarados INDEPENDIENTES. Un Referéndum en este sentido sería abrumador.

2º.- Es deseo mayoritario y lógico que esta independencia sea dada como una entidad única de sus territorios.

3º.- La Guinea solicita asistencia técnica, cultural y económica de España y seguridad para mantener la integridad de su territorio.  

4º.-  La Guinea se siente orgullosa de pertenecer a la  estirpe hispánica de naciones.

Señor Presidente, ésta es la posición del Pueblo de Guinea, a cuya decisión sobre su futuro político me remito.

 Muchas gracias" (APLAUSOS)

     EL SEÑOR PRESIDENTE:

"Si hubiera algún Delegado de la representación de la Asamblea General, que quisiera hablar, ahora tiene la ocasión de hacerlo".

EL SEÑOR ROPO URI (D. Marcos) -Asamblea General-

"Excmo. Señor Presidente, Excmos. Señores y demás compañeros:

Nosotros estamos aquí y formamos parte de esta Comisión, en virtud de una representación auténtica de nuestro pueblo, que en su día nos elevó con sus votos a los cargos que hoy ocupamos en la Asamblea General y, por ello, no podemos en forma alguna mantener aquí criterio personal alguno, sino que, por el contrario, nos limitamos a ser estrictos portavoces de nuestros hermanos, de los que hemos recogido, con la sinceridad que nos caracteriza, su unánime sentir en cuantas manifestaciones nos han hecho en relación con lo que desean conseguir para el futuro de nuestro Fernando Poo.

Sentimiento unánime, decimos, porque se puede acreditar con las distintas Actas de las Juntas Vecinales en las que se hallan reflejados los distintos acuerdos que fueron adoptados en las Asambleas Plenarias de vecinos celebradas en todos los poblados y que en su día fueron entregados a la Comisión Especial designada por el Pleno de la Asamblea General de la Guinea Ecuatorial el día 28 de marzo de este año. 

 Pero, además, también por conducto de las Cooperativas del Campo, y previas las reuniones plenarias de las mismas  se ha demostrado una total y absoluta coincidencia en su forma de pensar ante la Comisión Especial,  como lo reflejan las Actas de esa Comisión,  y en definitiva,   el deseo que unánimemente mueve a nuestro pueblo para conseguir que nuestra Patria, España,  acceda en primer término y antes  que nada a concedernos una separación política,   económica y administrativa,   en toda su amplitud,  que nos desvincule de obligaciones y cargas  que la otra provincia de Río Muni pudiera imponernos con el consiguiente daño para el futuro de nuestro Pueblo.

Señores,   en definitiva,   nosotros  queremos hacer  constar aquí en representación del pueblo de Fernando Poo,  integrado no solamente por los Bubis sino por cuantos nacieron en aquella Isla,   que,  deseamos en primer término y antes de hablar de independencia, debemos tratar de la posibilidad de llegar a un acuerdo que  se refiera a la separación deseada, exigida y calurosamente defendida por las Juntas Vecinales y por las Cooperativas de nuestro Pueblo como únicos  elementos organizados de la pequeña economía,  pero muy numerosa, de los nativos de nuestra Isla.

Cuantos se han presentado ante la citada Comisión Especial,   tanto en calidad de representantes de Juntas Vecinales y Cooperativas,  como a título personal,  han mostrado todos  ellos  ante aquélla y de esto hay constancia en las Actas de las  sesiones celebradas en los poblados por las mencionadas Juntas Vecinales,   el definido propósito de esta separación de  qué estamos hablando y lo fundamento,   señores,  en algo que es incuestionable, irrefutable y definitivo,  que se condensa en los siguientes puntos:

1º.-Somos pueblos absolutamente distintos. 

2º.- Estamos separados además de por el Océano, por la lengua; no hablamos ni entendemos los mismos dialectos vernáculos, así como por el espíritu que informa nuestra actuación.

3º.- Nuestra gratitud y amor a España corren parejas con el que tenemos por Fernando Poo, que nos vio nacer y al que queremos entrañablemente, y por esto deseamos para nuestro Pueblo paz, tranquilidad, prosperidad, educación, desarrollo, bienestar y grandeza, que sólo podremos alcanzar íntimamente relacionados con España.

Queremos la separación porque para poder llevar a Fernando Poo por los derroteros que hemos dejado señalados en el punto tercero, anteriormente citado, es preciso que actuemos separadamente Fernando Poo y Río Muni. 

En definitiva, así lo han dispuesto los representantes de los sectores de nuestro Pueblo ante la Comisión Especial, y así lo demandamos en este momento solemne quiénes en este acto les representamos. Pedimos, queremos y rogamos a España con todo nuestro corazón que nos conceda la separación política, económica y administrativa de Río Muni.

Observen señores que los hombres de nuestro Pueblo que han actuado ante la Comisión Especial con su fina perspicacia, han expuesto el temor generalizado entre nuestro Pueblo de que una independencia dada y conseguida de manera absoluta, no reunirá las condiciones necesarias de protección para nuestra Isla, y quedaríamos los que integramos nuestro pueblo indefensos antes los doscientos cincuenta mil habitantes del Continente, que nos impondrían su voluntad y sus exigencias, y esto, señores, sería tanto como dejar abandonados a su propia suerte a veinte mil nativos de la Isla que tienen perfecto derecho divino y humano a elegir el camino de su destino, y éste no es otro que el ser dueño de su futuro con la ayuda de Dios y la protección de España; pues de otra manera, no nos engañemos, lo que pretenden y a donde nos quieren llevar los del Continente, aunque lo disimulen ahora con vanas promesas y engañosos ofrecimientos, es al sometimiento de Fernando Poo a Río Muni.

En el día de ayer hemos oído ante esta Comisión que los representantes de Río Muni quieren la independencia total, nada de integraciones, ni asociaciones; con lo cual estamos seguros de estar abocados a un caos al que España no puede condenar a Fernando Poo, Y, en definitiva, aún no estando de acuerdo Fernando Poo con esa fórmula de Río Muni para su futuro, tendría que someterse a ella, pues sus veinte mil votos nada podrían hacer contra los doscientos cincuenta mil de Río Muni.

Y si algún partido político pretende gratuitamente atribuirse la representación de Fernando Poo, la rechazamos totalmente; los partidos políticos fueron disueltos en Fernando Poo el 9 de marzo de 1965 y su actuación dentro o fuera de esta Conferencia Constitucional, en lo que se refiera a Fernando Poo, es completamente ilegal y no debe ser admitida.

No hay nadie que, sin faltar a la verdad histórica, pueda asegurar que Río Muni y Fernando Poo eran parte integrante de un mismo pueblo, ni siquiera en la época de los primeros años de colonización. Y esto lo prueba sencillamente porque, si bien España por conveniencias de todo orden mantuvo los dos territorios gobernados por un Gobernador General, con residencia en Santa Isabel, lo cierto es que en Río Muni tenían otro Gobernador.

Nos hemos dado cuenta los representantes de Fernando Poo de que aquí se viene hablando con frecuencia de representación de la Guinea Ecuatorial (denominación ésta dada por España, pero no de constancia histórica), y dicen que hablan en representación del pueblo de la Guinea Ecuatorial y conviene aclarar que aquí hay dos regiones representadas: los que representamos al pueblo de Fernando Poo y sus intereses, y los que lo hacen en nombre de Río Muni.

Por ello, es conveniente que dejemos perfecta constancia aquí de que el pueblo de Fernando Poo a quién representamos rechazará, con todas sus fuerzas, el que, so pretexto de una unidad jamás existente aunque sí creada artificialmente por España, se pretenda llevarnos a veinte mil nativos de Fernando Poo a firmar nuestra propia sentencia. 

Si la representación española, invadida de generosidad y sinceridad para con nosotros,  no se ha percatado de las segundas intenciones que los señores de Río Muni alimentan, bastaría leer con serenidad objetiva las intervenciones de varios señores para darnos cuenta de a dónde quieren llevarnos. Por ello, insistimos en advertir que Fernando Poo no irá más que por el camino que su derecho a la autodeterminación le señala y que no habrá nada ni nadie que ante Dios y la conciencia de las pueblos pueda cometer con nuestra Isla de Fernando Poo el atropello de imponerle algo que nuestro Pueblo rechaza absolutamente y de plano en este momento histórico en que se celebra esta Conferencia Constitucional.

Queremos resumir cuanto dejamos expuesto en ruego que formulamos encarecidamente al Gobierno español en la persona del Excmo. Señor Ministro de Asuntos Exteriores, y sintetizamos en el sentido de que preste la mejor acogida al deseo de los Poblados de Fernando Poo, de que nos sea concedida la separación de Río Muni, en el orden político, económico y administrativo, con lo que tendrían el reconocimiento sincero, unánime y entusiasta de Fernando Poo. (APLAUSOS).

 EL SEÑOR PRESIDENTE:

"¿Algún miembro más do la Delegación de la Asamblea quiere usar de la palabra?"  (PAUSA).

"¿Algún miembro del Consejo de Gobierno quiere usar de la palabra?"

EL SEÑOR. WATSON BUECO (D. Gustavo) -Consejero de Gobierno – 

"Excmo. Señor, Excmos. señores, Iltmos, señores y amigos todos:

Mi intervención en esta Conferencia Constitucional de la Guinea Ecuatorial, en calidad de Miembro del Consejo de Gobierno por Fernando Poo, y en calidad, además, de Presidente que fui de la Comisión Especial, nombrada por la Asamblea General de la Guinea Ecuatorial, en su sesión Plenaria del 28 de marzo de 1967, crea la posibilidad de ver en mí una doble personalidad. Asi es, en efecto. Como Presidente de la Comisión Especial he de manifestar, a orgullo del Gobierno Autónomo de la Guinea Ecuatorial, el que la labor realizada por la Comisión, haya sido la más objetiva que encontrarse pueda, en cualquier tipo de encuesta sociológica que nosotros hayamos conocido.

Se encomendó a la Comisión Especial la tarea ingente, difícil, de pulsar la opinión de todos y cada uno de los habitantes de la Guinea Ecuatorial; de todos y cada uno de los sectores ideológicos de la Guinea Ecuatorial y, finalmente, de todos y de cada uno de los estamentos sociales de la Guinea Ecuatorial. La respuesta fue, sinceramente hablando, rápida, objetiva, por cuanto que durante los días que duró esta encuesta pudimos recoger todas las opiniones que se nos presentaron para con ellas llegar, a las conclusiones que son las que, aprobadas por nosotros, miembros de esta Comisión Especial, el 1 de agosto de 1967, pudimos presentar al seno de la Asamblea para su aprobación, que tuvo lugar el día 6 do octubre próximo pasado.

Las conclusiones son las que a continuación me permito leer, para conocimiento de los miembros de esta Conferencia Constitucional de la Guinea Ecuatorial:

""Hay un membrete que dice: Consejo de Gobierno de la Guinea Ecuatorial.- Presidencia.- Hay un escrito que co­piado literalmente dice: - '"Asamblea General de la Guinea Ecuatorial.- Secretario.-DON FERNANDO JUAN FERNANDEZ MONTERO, ABOGADO, SECRETARIO TÉCNICO DE LA ASAMBLEA GENERAL DE GUINEA ECUATORIAL, CERTIFICO:- Que entre los documentos obrantes en esta Secretaría de mi cargo, se encuentra el Acta de la sesión final celebrada por la Comisión Especial de la Asamblea el día primero de agosto del presente año y en dicha Acta constan los acuerdos que. literalmente copiados dicen: - “””Después de amplias deliberaciones basadas en todos los escritos y manifestaciones verbales que constan en los documentos anexos y en las Actas de la Comisión Especial, ésta por unanimidad, adoptó los siguientes acuerdos: - PRIMERO.-  Sintetizando el conjunto de opiniones precedentes de las Instituciones, de los Organismos, de los Movimientos ideológicos y de las personas particulares que han comparecido, a juicio de esta Comisión Especial, las aspiraciones del Pueblo de los territorios de Fernando Poo y Río Muni, pueden concretarse en los siguientes puntos: I.- De manera general, todos los consultados que han respondido a este punto, desean que el Gobierno o régimen futuro de Guinea Ecuatorial deberá basarse exclusivamente en principios democráticos.- II.- El Órgano Legislativo o Asamblea General, deberá estar compuesto  en su mayoría por miembros elegidos directamente por el Pueblo, mediante sufragio universal, directo y secreto. - (SIC).- IV.- Los partidos políticos estarán reconocidos en la Constitución y tendrán una regulación legal.- V.-En Río Muni se manifestó una opinión abrumadoramente mayoritaria en favor de una independencia basada en un Estado unitario, formado por los territorios de Fernando Poo y Río Muni; este Estado regularía sus futuras relaciones con España a través de pactos bilaterales.- En Fernando Poo una mayoría abrumadora se abstuvo de manifestar su opinión en relación con su independencia, por exigir, con carácter de requisito previo, la separación total de la Isla y de Río Muni; conseguida esta separación, Fernando Poo ejercitaría su derecho de autodeterminación en conversaciones directas con el Estado español.- Hubo una reducida minoría en Fernando Poo, que se manifestó partidaria de llegar a la independencia federada con Río Muni.- VI.- En cuanto a la representación posible de la Iglesia en el órgano Legislativo, en Río Muni predominó la opinión de que dicha representación, no era necesaria, en tanto que en Fernando Póo, entre los que opinaron sobre esta cuestión, se estimó conveniente aquella.- SEGUNDO.- La Comisión Especial, a la vista de las opiniones obtenidas del Pueblo de cada uno de los territorios consultados, formula respetuosamente a la Asamblea las siguientes recomendaciones:- A) Que la Asamblea General de Guinea Ecuatorial establezca contacto con el Gobierno de la Nación, con objeto de llevar a cabo la celebración de una conferencia constitucional de Guinea Ecuatorial, sobre la base del sentir y de las aspiracio­nes del pueblo de Guinea Ecuatorial, según los testimonios recogidos por esta Comisión Especial.- B)- Que la Asamblea General, arbitrando los medios que estime convenientes y obteniendo los asesoramientos oportunos, proceda a la urgente redacción de una nueva Ley o sistema electoral de base fundamentalmente democrática,-"".- Y PARA QUE CONSTE Y SURJA EFECTOS, EXPIDO LA PRESENTE CER­TIFICACIÓN EN SANTA ISABEL DE FERNANDO P00 A VEINTUNO DE AGOSTO DE 1967—Vº Bº  El Presidente, P.D. Enrique Gori"-- Es copia fiel del original.- Santa Isabel, 24 de agosto de 1967.- EL SECRETARIO TÉCNICO, firma ilegible.- (L.S.)""

       Como habrán podido observar, señores miembros que me escuchan, el documento leído por mí, consta de dos partes fundamentales; una en la que se recoge, de una manera clara, diáfana y concisa, las posturas adoptadas por el territorio de Fernando Poo y el de Río Muni.  Nuestra misión era reflejar en un documento de este tipo, con plena objetividad, sin apasionamiento de ninguna clase, siguiendo las bases marcadas por la misma Asamblea General, de respeto a todos los que ante nosotros se presentaran a hacer sus declaraciones y de acuerdo con las mas elementales normas deontológicas de la democracia funcional, que, como Uds. saben, es la que de moda está, pudimos presentar este documento sobre el cual, todos los habitantes de Fernando Póo y de Río Muni deseaban fuese la base sobre la cual se fundamentara esta Conferencia Constitucional, porque es el que ha recogido claramente la principal cuestión de fondo, cual es, o bien la independencia para la Guinea Ecuatorial, o bien aquel otro sentir más humano y de acuerdo con los acontecimientos políticos actuales en África, que es la SEPARACIÓN TOTAL del Archipiélago de Fernando Poo de Río Muni. La segunda parte de este documento se refiere a las dos sugerencias que han oído Uds. solicitar a la Asamblea; iniciar contactos con el Gobierno de Madrid para la celebración de esta Conferencia Constitucional, que hoy a Dios gracias, se celebra, y la otra sugerencia es la de que la Asamblea aprobase el proyecto de elaborar nuevas normas electorales, basadas sobre principios democráticos para que fuesen elegidos los futuros gobernantes de Fernando Póo y de Río Muni, sobre una amplia base de representatividad.

Hasta aquí mi personalidad como Presidente de aquella Comisión Especial.

Ahora, permítanme Uds. que me presente como miembro del Consejo de Gobierno, elegido por Fernando Póo.  Como tal, soy mandatario de este pueblo de Fernando Póo y por ello he de expresar aquí con firmeza, pero también con serenidad, el deseo de todos los naturales de Fernando Póo, que no es más que solicitar formalmente y sin desfallecimiento de ninguna clase, su desvinculación total de Río Muni,  Entiéndase bien claro, que deseamos todos los naturales de Fernando Póo esta SEPARACIÓN TOTAL, en su triple vertiente: política, económica y administrativa. Y, para apoyar esta postura y hacer ver a los miembros de esta Conferencia Constitucional, especialmente a la Mesa Presidencial, y más concretamente al Gobierno de España, que esta petición que en nombre de Fernando Póo , hacemos, es un sentir general, es un deseo de todos y de cada uno de sus habitantes de forma entrañable, pido a la Presidencia de la Mesa acepte como pruebas las Actas de todos los poblados de la Isla de Fernando Póo, presididos por los Jefes-Presidentes de sus respectivas Juntas Vecinales, únicos representantes legales de los mismos, que tuvieron la amabilidad de entregar a la Comisión Especial, como respuesta a la llamada a intervenir en las deliberaciones para el futuro político de la Isla do Fernando Póo.

(El Sr. Watson entrega a la Presidencia fotocopia de 44 documentos) (1) (Ver final del Acta).

Asimismo me  permitiré leer al documento que los cuatro Consejeros del Gobierno por la Isla de Fernando Póo presentaron como moción al Consejo de Gobierno, en respuesta legal de los deseos de dicho Consejo de Gobierno elaborados para la Asamblea General, como dictamen de su criterio sobre las conclusiones de la susodicha Comisión Especial.

Dice así:

  AL CONSEJO DE GOBIERNO DE LA GUINEA ECUATORIAL  

         Los abajo firmantes, D. AURELIO NICOLAS ITOHA CHEDA,  Consejero de Trabajo,  Acción Social y Cultura Física;  D. GUSTAVO WATSON BUECO,  Consejero de Sanidad y Beneficencia; D. ROMÁN BÓRICO TOICHOA,  Consejero de  Industria y Minas, y D. LUIS JOSÉ MAHO SICACHA,  Consejero de Información y Turismo,  cumplimentando el escrito dirigido por la Asamblea General de  esta Guinea Ecuatorial,  para que  expongamos nuestros respectivos puntos de vista sobre los  acuerdos adoptados por la Comisión Especial de la Asamblea General en la reunión celebrada en Bata el día 1 de agosto del presente año,  tenemos  el honor  de    EXPONER:

Que del  contenido de los acuerdos  adoptados por la Comisión Especial se desprende con toda evidencia que  el Pueblo de Fernando Poo exige le sea reconocido su Inalienable derecho de  autodeterminación para lo cual es preciso la previa separación total de Fernando Poo y Río Muni.

Conseguida esta Separación total, es claro que Río Muni pueda elegir su futuro con toda libertad, sin intervención ninguna de Fernando Poo.

Por su parte, Fernando Poo, por medio de sus representantes legítimos concertará con el Estado español su futuro político en la forma y momento que estime oportuno, de acuerdo con sus intereses peculiares.

Consecuentemente a lo expuesto afirmamos:

PRIMERO.- Con referencia al apartado A) de las recomendaciones de la Comisión Especial, estimamos que la actual Asamblea General y la Comisión Interministerial formada por el Gobierno español no están facultadas para tomar, con relación a Fernando Poo más acuerdos que los conducentes a la desvinculación formal y legal de Fernando Poo y Rio Muni.

SEGUNDO.- Con relación a la recomendación del apartado B), creemos necesario que se adopten todos los acuerdos conducentes a la aprobación de un sistema electoral basado en principios democráticos, para que el pueblo de Fernando Poo pueda elegir los Órganos representativos y de Gobierno que hayan de administrarle una vez separado nuestro destino del de Río Muni; estos Órganos serán, a su vez, los únicos competentes para adoptar decisiones definitivas con relación a nuestro futuro.

Como representantes de este pueblo, consideramos que cualquiera otros acuerdos que pudieran proponerse a la Asamblea General serían incompatibles con el irrenunciable derecho de autodeterminación del pueblo de Fernando Poo.

Como habrán observado, se plantea otro problema fundamental y es el cambio de nacionalidad de los miembros de Fernando Poo y sabemos, por nociones de Derecho Público Internacional, que no se puede cambiar la nacionalidad de los habitantes de un territorio contra su propia voluntad.

RAZONES POLÍTICAS PARA LA SEPARACIÓN

Concepto de nacionalidad : 

1.- Para el europeo de buena fe y completamente ajeno a toda idea racista es, sin embargo, un hecho que existen razas humanas: entre ellas la blanca, la negra y la amarilla.

2.- Este es, justamente, el fundamento de toda idea racista y además no es cierto.

3.- Existe la raza humana  dentro de ella nacionalidades.

4.- Esta verdad justifica que puedan existir mayores diferencias espirituales y físicas entre un fang y un bubi que entre un andaluz y un finlandés.  La admisión de esta verdad devuel­ve a las palabras su valor real y el término tribalismo de origen europeo desaparece para hablarse de nacionalidad. ¿Se llama acaso tribalismo a los eslovacos y checos, o a los es­coceses y galeses, o a los serbios y a los croatas?

La tribu es un modo de organización social dentro de una nacionalidad común.  Es un modo funesto de organización porque diluye la lealtad a la nación en la lealtad básica a la tribu.  Pero no es responsable de las guerras civiles existentes en muchos países africanos. En Nigeria, en Sudán, en Ruanda-Urundi, con la exterminación de los Watutsi; en Kenia entre los Masai y los Kikuyos; en el Congo entre los Balubas y los Lubas, de Kasai; todas estas guerras son entre nacionalidades diferentes que viven en perpetua tensión porque su convivencia no se basa en la cultura y la autodeterminación, sino en un acto coactivo de la antigua Potencia Colonial.

Si existe una responsabilidad evidente para Europa es justamente esta. No facilitó nunca la convivencia entre los africanos. Se limitó a agruparlos como una sola nación que tenía los arbitrarios límites territoriales de los Tratados europeos,

5.- En el grado actual de civilización africana, la unión entre nacionalidades distintas que no esté basada en la propia determinación de los interesados, es establecer las bases inevitables de una crisis próxima. Esta crisis, si las fuerzas están igualadas, adoptará la forma de una guerra civil, en caso contrario sucedería la exterminación de la parte más débil.

6.- La nacionalidad bubi es la primera asentada en la Isla. La ocupación por España se hizo en el territorio de los bubis, y las posteriores nacionalidades que aquí se han asentado, fang y fernandina (de origen muy diverso y unidos sólo por su condición de no bubis por entero, es un concepto negativo), no pueden ni deben representar una lesión de los primarios dere­chos de la población autóctona.

7.- La experiencia de la Autonomía:

1)                                        Ha funcionado parcialmente en el aspecto administrativo, pero ha fracasado totalmente en el aspecto político.

2)                                        No por culpa de España . La Autonomía  ha sido un hecho y no ha habido interferencias negativas.  Antes al contrario, si no ha sucedido una crisis definitiva, ha sido por la intervención comprensiva y arbitral del Comisario General.

3)                                         Los fang se han prevalecido de su posición mayoritaria y han evitado siempre que han podido el reconocimiento de los derechos de Fernando Póo.

4)                                         El Consejo del Gobierno no ha funcionado, no tanto por la resistencia de los bubis, sino más por la actitud de los extremistas del Continente, que han combatido la postura objetiva.

5)                                         No se puede acusar al pueblo Bubi de mala fe porque fueron ellos los que escogieron la unión, cuando la opción les fue ofrecida por España. Ahora, una vez comprobada la imposibilidad de convivir políticamente unidos, es razonable que pidamos la separación.

       Conviene tener presente que las dificultades políticas que tenga Asuntos Exteriores, irrelevantes para la nación fernandina, puesto que su problema es de supervivencia como grupo político e incluso como grupo físico. 

       Por todo ello, Fernando Póo pide a la Presidencia de esta Mesa que cuando eleve sus  conclusiones al Consejo de Ministros del gobierno de la Nación, lo haga de forma tal que nuestro Jefe del Estado no tenga que tomar una decisión de fuerza, sino respetando la voluntad solemnemente formulada por los naturales de Fernando Póo.

       Muchas gracias”. (APLAUSOS)

       EL SEÑOR PRESIDENTE:

       “Si alguno de los componentes del Consejo de gobierno desea intervenir, puede hacerlo”.

       EL SEÑOR MACÍAS (D. Francisco):

       “He de meterme en el asunto de la separación. No me ha interesado tener un discurso escrito, pero quiero hacer unas aclaraciones dirigidas directamente al gobierno español, más bien una pregunta concreta.

       ¿Existe en España libertad de Prensa? ¿Se pueden expresar las opiniones políticas en España con libertad? ¿Sí o no?”

       EL SEÑOR PRESIDENTE:

       “Existe una Ley de Prensa de la cual tienen conocimiento todos los españoles. Concede derechos al alcance de todos. El Señor Juste, Representante de Ministerio de Información, que está aquí, puede aclarar cualquier pregunta al respecto”.

       EL SEÑOR MACIAS NGUEMA (D. Francisco):

       “Repito ¿existe libertad de prensa? ¿Existe en España libertad de prensa, para hacer exposiciones políticas?  No me refiero a la España peninsular. Me refiero a Guinea Ecuatorial, a los autóctonos.

       Hay que tener presente que España está dividida en dos partes: la España peninsular y la España colonial.

       Los que habitan la Península no conocen el problema, porque en la España peninsular no existe discriminación.  Estoy hablando de la España colonial.

       Yo, Francisco Macías, sin temor alguno, sin miedo a amenazas ni intimidaciones, sostengo claramente que en Guinea Ecuatorial no existe libertad de prensa. Las emisoras únicamente se ponen a disposición de un miembro que es favorito del Gobierno colonial

       Hablo con claridad porque tengo el deber de defender los derechos de mi pueblo, de acuerdo con la legislación moderna, que ha cambiado el concepto colonial; precisamente se combate el colonialismo.

       Insisto en que en Guinea Ecuatorial no existe libertad de prensa. Pido a la Presidencia que haga llegar al Señor Ministro nuestro deseo de que dé orden a la Comisaría General para que los políticos, sean miembros del Gobierno o del tipo que sean hablen libremente en la prensa y en las emisoras. Esta es la forma de que podamos hacer una buena política, en beneficio de Guinea y de España.

       Aquí, en la España peninsular, no se conocen los problemas coloniales. Si yo hiciera una relación de todo lo que ha sucedido y sucede en la España colonial, se me presentaría como enemigo de España¡ se diría que soy un extremista, un comunista.

       Se nos llama extremistas y comunistas. ¿Por qué? Porque pedimos la independencia total de nuestro pueblo, y por eso yo digo que no existe libertad, y si el Señor Presidente me lo permite, voy a extenderme un poco sobre esto”.

       EL SEÑOR PRESIDENTE:

       "El Señor Representante,   como  todos   los   demás,   ha  sido invitado por el Gobierno  español a expresar libremente  todo cuanto  crea  oportuno  decir. Escucharemos con atención y quedará en Acta todo cuanto diga”.

       EL SEÑOR MACIAS:

       "En la prensa del día 3 de los corrientes, he podido observar anomalías

       Se dice lo que sigue:

        "REUNIÓN DE COMISIONES DE LA CONFERENCIA CONSTITUCIONAL DE  GUINEA.- ESTUDIARON TEMAS  DE SU COMPETENCIA LA POLÍTICA Y LA JURÍDICO-ADMINISTRATIVA. - Según informa la Agencia Cifra, ayer, bajo la presidencia de D.  Fernando María Castiella, Ministro  de  Asuntos Exteriores, se reunió la Comisión Política de la Conferencia Constitucional  de  Guinea Ecuatorial.-Hicieron uso  de   la palabra el Presidente del Consejo de Gobierno de Guinea,  D. Bonifacio  Ondo, y el Vicepresidente de la Asamblea, D.  Enrique  Gori,   expresando   sus respectivos puntos   de   vista.- A  continuación intervinieron también el Vicepresidente del Consejo,   Sr.   Macías, quien  leyó un documento que recogía  la  opinión de 29  representantes  guineanos,   y el Consejo Sr. Nang y el Sr. Mba, planteando este último una cuestión de  procedimiento.- Al  término  de   las   exposiciones del Sr.  Gori, la Comisión decidió, por unanimidad, elevar a Su Santidad Pablo VI un mensaje  de gratitud por su reciente   declaración  en favor  de los pueblos africanos  y expresa  también los  fervientes  votos   de  todos los reunidos sobre  la pronta recuperación de la salud del Papa.- Con anterioridad a la reunión,y bajo  la presidencia de  D.  Marcelino  Cabanas, Secretario General Técnico del Ministerio  de  Justicia,   se  reunió  la Comisión Jurídico-administrativa,   que  inició   sus  tareas   con  el  estudio de la programación y ordenación del trabajo en que es competente”.

       Con respecto a esta lectura,  quiero decir que  esta Conferencia desde  el punto de  vista internacional,  la considero antijurídica, porque no sabemos si esta Conferencia tiende  a dar la independencia a Guinea o no tiende a dársela.

       Quiero que conste que de la Guinea Ecuatorial, desde el año 1939 – aunque yo no sé si le consta o no al gobierno español – se han exiliado de cuatro a cinco mil guineanos, debido al mal trato que se les daba.

       El que no ha vivido en Guinea no es culpable de los asuntos coloniales. El General Villegas, Director General de Marruecos y Colonias (Sic) , lo exceptúo; es un señor que está rodeado de los colonialistas que han vivido en Guinea, por lo cual podemos decir que es ajeno a la cuestión, porque le asesoran mal, le dan informes confundidos de la política guineana. Por esto, insisto que hay que exceptuar a Su Excelencia, que no es colonialista, y lo mismo digo de los que no han vivido en Guinea.

       Me refiero a los que han vivido en Colonias.  Lo mismo da que hayan sido ingleses, franceses, belgas o españoles. En fin, equis Potencias europeas, que se han apoderado a la fuerza de África, porque no fue con la voluntad de sus habitantes, que se encontraban débiles. Nos quitaron nuestros países a la fuerza.

       Los pueblos africanos desde un principio, si existe Dios (no sé si existe, yo diría que es mentira, si vemos cómo proceden los que dicen que existe), los pueblos africanos han sido independientes desde la creación del mundo.

       Los blancos entran en África con su fuerza, no sé si por invasión o por qué. Nosotros, los africanos, podíamos continuar viviendo como Dios nos creó. No nos importan los filósofos, ni los teólogos, no nos importa nada de la ciencia porque podíamos vivir tal y como Dios nos había creado.

       Todos somos iguales. Todos nacemos y morimos igual. Si a un blanco le cortan la mano con un machete siente el mismo dolor que sentiría un negro. Por lo tanto, esa discriminación colonial .... No hablo de la España peninsular porque yo siento orgullo de pertenecer a España. Recordaré que cuando llegó la Comisión del Subcomité de las Naciones Unidas, me sentí muy mal, porque ví que hablaban en inglés.  Yo me preguntaba ¿por qué en las Naciones Unidas, yo como español, no puedo estar en la misma mesa en colaboración con la España peninsular, que el Generalísimo Franco ha dirigido treinta años en paz?

       En la España colonial estamos sufriendo. Los guineanos sufren en el interior; pero existen también guineanos cobardes, que no se atreven a manifestar sus opiniones ni a decir la verdad. Y por eso, cuando allí en Guinea, un señor dice la verdad le llaman anti-español.  Aquí en la España peninsular es distinto.  Aquí no tengo miedo de que me llamen lo que quiera. A cualquier sitio que voy estoy tranquilo. En cambio, qué diferencia cuando estuve en Nueva York, en un reciente viaje, me disgustaba porque no encontraba con quien hablar. Gracias a los puertorriqueños, me encontraba con hermanos de la raza.

       Vuelvo a decir que esta Comisión Constitucional es anti­jurídica internacionalmente, porque aquí no se permite que los guineanos hablen en la prensa.  La prensa extranjera no está aquí para escuchar a los guineanos, con el fin de difundir al mundo las manifestaciones políticas que expongamos aquí. Por eso distingo entre la España colonial y la España peninsular.

       Nosotros los guineanos, en el aspecto colonial, hemos sufrido mucho. Yo podría contar que en Guinea se han realizado una seria de hechos, que se pueden atribuir al Gobierno colonial, pero no al Gobierno español.

       Conozco la labor del Gobierno español en Guinea, pero también conozco la labor en Guinea de los colonialistas.  Se nos tenía como instrumentos, como cosas; la gente se moría. Si yo hago historia, si miento, si hay Dios... por eso he dicho muchas veces: ya no voy a Misa. Porque hay gente que está siempre hablando de Dios y a la misma puerta de la Iglesia está diciendo la mentira. Yo he dejado de ir a Misa. He sido muchacho educado por la Religión pero después de observar las mentiras de un sacerdote en Guinea, que yo creía debía difundir la dignidad de Dios... por eso he decidido no ir más a Misa. Si  Dios está allí, que esté en mí corazón.

       No quiero echar culpa a la España peninsular de lo que hemos sufrido los guineanos.  Lo pasado es pasado.

       Hitler provocó la segunda Guerra Mundial que ha costado más de cuarenta millones de seres humanos y hoy Alemania vuelve a confraternizar con todos los pueblos de Europa y de Asia y de América y todos los pueblos del mundo.

       Todo el mundo declaró la guerra a África y quiero decir una cosa: a Hitler le considero como salvador de África. Hitler se equivocó porque fue un humano. La mentalidad de Hitler fue para acabar con el colonialismo del mundo. Aunque se hable de que perseguía a la raza semita, lo que quería era combatir al colonialismo; pero se confundió y después quería mandar a todos los pueblos de Europa y por eso los pueblos de Europa y de América se unieron y atacaron y atacaron a Alemania, a la que destruyeron. Pero hoy todo esto se ha olvidado. El problema colonial lo tenemos por pasado. Ahora queremos construir una Guinea estable, que pueda ser igual a España y pueda contar con España, tanto dentro como en el exterior.

       Diré por qué Hitler ha librado a África en el siguiente sentido, aunque por confusión humana, porque todos los hombres somos humanos.... Los teólogos, los que fabrican la bomba atómica, todos somos hombres y todos tenemos que pudrirnos. No me importa la ciencia; lo que me importa es el hombre y el dar dignidad al hombre es lo que quiere mi pueblo.

       El General Rommel se marchó a África, al desierto, donde se luchaba y estaban juntos los oficiales ingleses con los oficiales africanos. Entonces un oficial africano se sienta en unión de un oficial inglés y le dice éste: vamos a destruir a Alemania porque quiere mandar a todos los pueblos, y el africano le dice: ¿es malo Hitler ? El oficial  inglés le dice: no pero un alemán debe mandar a un alemán, un italiano a un italiano, un español a un español, un francés a un francés ...Y el oficial inglés no llega a decir que los ingleses deben mandar a los ingleses, ya que el Reino Unido mantenía un imperio colonial por todo el mundo. Entonces el oficial africano se díó cuenta.

       Al término de la segunda Guerra Mundial, después de combatir y destruir Alemania, África empezó a evolucionar y le pedían a Inglaterra independencia total los países africanos.  Inglaterra se mantenía en una postura muy fuerte de no dar la independencia. A Níkrumanh., Lumumba, Seku Ture y equis políticos africanos, nosotros los guardamos en el corazón.

       Y el africano decía: Inglaterra no quiere dar la independencia; Ud. decía que un alemán debe mandar a un alemán, un inglés debe mandar a un inglés y ahora ¿por qué no quiere que los africanos manden en África? Por eso digo que Hitler salvó a África. El lo que quiso es abolir el colonialismo y trabajar juntos. Y en ese aspecto, he terminado. Con respecto a la separación de los dos territorios de Guinea Ecuatorial, Fernando Póo y Río Muni... un territorio civilizado por España. Tampoco la política colonial la puedo atacar tanto, porque para mandar a un hombre se necesita poner mano dura, porque de lo contrario tampoco hubiésemos recibido la civilización. Pero es que el colonialismo también lo divide, porque algún día, ahora que los hombres aspiran a ir a la luna, quién sabe si la Guinea será la que va a colonizar a los de la luna (Risas) . Por eso el colonialismo hay que dividirlo en partes.

       Acerca de la separación política total de Fernando Poo y Río Muni no encuentro ningún argumento.  Si España diera la separación a los territorios de Fernando Poo y Río Muni, España perdería mundialmente su prestigio. Lo digo con toda energía y claridad, porque España ha civilizado a muchas naciones, que aunque sufrieron el colonialismo, hoy lo han olvidado yestán en paz y es lo que queremos todos.

       ¿Que va a beneficiar a España la división do un territorio de un cuarto de millón de habitantes? Eso está enfocado por sectores económicos españoles, no españoles peninsulares, Señor Presidente. Permítame que repita que nunca, quiero mezclar a la España Peninsular con la España Colonial.

       Soy el líder que en Guinea dicen que es demasiado independentista y por eso no me quiere nadie de Guinea. Ningún oficial, ningún blanco me quiere ver y he preguntado, ¿por qué motivo? Yo permanezco en ni casa. No me ha gustado nunca la política exterior. No quiero decir que renuncie a la política africana.

       Hace poco, en Madrid, hablando con un gran diplomático africano, argelino, en una conversación íntima, me dijo: "Señor Macias;  tengo entendido que Vds. han venido para las conversaciones de la independencia, y yo le quiero llamar la atención sobre un hecho. Vd. conoce que Argelia tuvo siete años de guerra con Francia.  Hubo una lucha sangrienta. Murieron muchos franceses y muchos argelinos, pero hoy día han vuelto a unirse argelinos y franceses, y por eso le aconsejo que cualquier tipo de independencia debe ser con España. Piense, por ejemplo, en lo que le va a costar examinar una máquina en Francia, desconociendo el idioma. En España tiene plena libertad de dialogar con cualquier persona.  Ese es el consejo que me ha dado un político argelino".

       Por eso quiero decir que la separación as un mito para la Guinea Ecuatorial y un desprestigio ante el mundo internacional para España. Bien conozco que el Delegado de España ante la ONU mantiene firme que Guinea debe llegar a ser una entidad política, con independencia total, sin perjuicio de los vínculos que nos unen a los dos pueblos, por la cultura que tenemos, cristianamente.

       Por consiguiente, huelga que aquí, en una Conferencia Constitucional, se quiera conducir a un pueblo a la independencia y después se hable de separación. Por eso he dicho que considero que esta Mesa constitucional es antijurídica internacional.  Mi modo de pensar es como Francisco Macías, pero no se si será, ése el pensar de los guineanos. Quisiera advertirle al Señor Presidente de cómo  informa la Prensa. El Señor Gori Molubela, hablando en nombre de Fernando Póo, se pronunció por la separación. Es su punto de vista político y no se ha hecho constar.  Don Bonifacio Ondo, Presidente del Consejo de Gobierno de Guinea Ecuatorial, se ha pronunciado por la independencia y no se ha hecho constar en el Acta, El Vicepresidente que habla - bueno no me refiero al Acta, me refiero al periódico-  expuso tres puntos fundamentales. En esos tres puntos fundaméntalas se pide al Gobierno español que la Conferencia se lleve con toda claridad.  Y el primer punto pide la independencia total de la Guinea Ecuatorial -yo no hablo en nombre de Fernando Póo o Río Muni-; yo no soy racista.  El segundo punto era la fecha de la independencia, antes del día 15 do julio de 1968.  El tercer punto se refería a la constitución do un Gobierno provisional, que proclamase la independencia total del país de acuerdo con el Gobierno español, para que España pueda demostrar su obra.  Lo que se dice en el interior solo, no puede tener valor.

       No voy a hacer aquí una exposición muy larga de la política llevada a cabo en la Guinea Ecuatorial, porque no sabemos si estamos contentos o no. Eso no vale. Lo mejor para que se pueda elogiar a España mundialmente es que conceda la independencia total a la Guinea Ecuatorial.  Las consecuencias que vengan después, vendrán del pueblo guineano, no de España, porque el pueblo guineano es el que pide la independencia y no España. Eso es lo que quiero decir.

Además, en España mismo existen separatistas:  Cataluña pide la separación -nosotros leemos la Historia-;  las Vascongadas piden la separación, e incluso yo conozco a un señor que está en el exterior por causa de querer la independencia de las Islas Canarias.

¿Qué ocurre con Guinea? Queremos que nos digan la verdad.  Recibimos montones do cartas de Guinea.  Un muchacho que me escribo me dice que pida la independencia total, que no tengamos miedo, que no seamos cobardes. Yo le he puesto un telegrama llamándole la atención;  que no nos escriba cartas incorrectas. Nosotros hemos venido aquí con plena responsabilidad. Si ese señor estuviese aquí le daba de bofetadas ... (RISAS).  Pero como está en Guinea, mi ánimo se ha bajado.

Por tanto, señor Presidente, independencia total de la Guinea Ecuatorial, si España quiere que se reconozca la labor que ha realizado.  Yo ataco mucho a los periodistas que dejan de decir la verdad. Nunca estoy bien con los periodistas, y nunca los defiendo porque nunca dicen la verdad.  Aquí, recientemente, en el mes de junio, me encontraba en España y en un periódico vi que Federico Ngono, Enrique Gori, y un diputado de Fernando Póo, el Alcalde de Bata, estaban cambiando impresiones, conclusiones sobre la Conferencia Constitucional. Llamé al Alcalde y se lo enseñé.  Incluso llamé a Enrique Gori. Todos me dijeron que no habían tratado de eso.

Los colonialistas manejan a España peninsular, y eso no puede ser. Porque la España peninsular es la que tiene que decidir y no los colonialistas. Ahora, según informaciones, al igual que está ocurriendo en el Congo, los mercenarios españoles quieren utilizar la Guinea Ecuatorial, en un ambiente de paz y miseria.

Por eso digo que el General Villegas, General del Ejército español, que ha hecho mucho en el Ejército español, no puede sentir el problema guineano porque está rodeado de Consejeros y de informaciones colonialistas, que no conciben la realidad de lo que ocurre en la Guinea.

Por tanto, señor Presidente, que no disguste mi discurso amplio, porque la situación me obliga a ello, y recomiendo últimamente a España que no dé la separación a las provincias de Guinea Ecuatorial, porque ello produciría un grave problema interno dentro de España. Nosotros conocemos por prensa extranjera, por la prensa francesa y la inglesa, que difunden las corrientes de evolución política de todos los pueblos.

Se dice que nosotros no somos capaces. Somos capaces para dirigir nuestro pueblo  bajo la colaboración de España, que nos ha enseñado.  Por eso, los países de la Commonwealth, Australia y Canadá, son países fuertes. Los países francófonos, a pesar de ser independientes, forman la comunidad francesa y qué bueno sería si España y Guinea se tratasen igual. Es lo que pido.  La separación sería nuestro desprestigio internacional.  Ahora pido la independencia y no me meto sí Guinea puede vivir o no. No me meto en esa materia a fondo. Advierto al Gobierno español que las consecuencias internas que pudieran derivarse de la separación de Fernando Póo y Río Muni no lo serian porque seamos pocos o muchos y porque ténganos al lado al Camerún o al Gabón. Tanto Fernando Póo como Río Muni  podría buscar su defensa.  ¿Qué ha ocurrido con la guerra de Israel? Millones de árabes no han podido con una pequeña nación y el General Dayan ha invadido los territorios árabes, que todavía están ocupados. Por tanto, no crean que Fernando Póo y Río Muni, por ser pequeños, no pueden defenderse.

Se quiere buscar una unidad, se habla de lingüística, y no se tiene en cuenta que los catalanes, los vascos y los valencianos e incluso los gallegos hablan de distinta manera;por esa razón podrían declararse independientes.

La separación de las provincias de Fernando Póo y Río Muni ni está enfocada por los capitalistas, que tienen a Fernando Póo como un patrimonio y por eso quieren confundir al Gobierno central.  Yo hago esta exposición para que sepan de la política colonial.

Por eso digo que no sé si hay Dios, porque siempre me ha disgustado que un señor esté hablando de Dios y esto procediendo malamente.

Aquí se ha leído el mensaje del Papa.  No sé si es cierto o mentira lo que se dice, o es propaganda.

Por eso insisto en la petición de independencia total de la Guinea Ecuatorial.  Fecha de su proclamación, antes del día 15 ¿e julio; constitución de un Gobierno provisional;  integridad territorial, que España en principio reconoció.

Muchas gracias, Señor Presidente".

EL SEÑOR PRESIDENTE:

"Hemos oído al Señor Macías que se ha expresado, si no de otra manera, con una claridad que siempre es de agradecer, y sus puntos de vista, como todos los que se expongan aquí, constaran en Acta.

Si hay algún otro miembro del Consejo de Gobierno que quiera tonar la palabra, puede hacerlo".

EL SEÑOR WATSON; (Consejero del Gobierno autónomo) 

"Se dijo que se tenía que hablar por orden y que cualquier otra intervención fuera de este orden, sería al final de la sesión. 

Nosotros no creemos quo la Mesa pueda permitir que un señor, que ya ha expuesto anteriormente su opinión, vuelva otra vez a insistir sobre lo ya tratado".

EL SEÑOR PRESIDENTE:

"Había considerado las intervenciones anteriores del Señor Macías fuera del debate general.  De todas formas, yo no quiero en absoluto que exista el menor recelo sobre la imparcialidad de la Mesa y cualquier duda quo se tenga a esto respecto, pueden exponerla los asistentes a esta Comisión Política.

La Mesa quiero ser absolutamente imparcial y cumplir y hacer cumplir el plan de trabajo. 

Por tanto, señor Watson, ruego que cuando exista alguna duda sobre una posible falta de imparcialidad de la Mesa, nos lo señale para que así podamos desvanecerla o para que podamos atender a sus indicaciones, si están, fundamentadas".

EL SEÑOR  MBA NSUE (D. Justino):

"Quiero rogar a esta Presidencia de la Conferencia Constitucional que aclare, si lo estima procedente, si cualquier Delegado en esta Asamblea puede arrogarse el derecho de representatividad mas allá del que ostenta según las credenciales aportadas al efecto".       

EL SEÑOR PRESIDENTE:

"La Mesa no puede intervenir en las facultades o representación que se atribuya cada miembro de esta Conferencia que tome la palabra. Creemos que para que este debate tenga la libertad y la fluidez necesarias, debemos dejar hablar a todo el mundo y que digan lo que buenamente quieran. Si lo hacen acertadamente, tanto mejor para ellos, para su prestigio personal y el del grupo que representan si no lo hacen así será de su exclusiva responsabilidad, con las naturales consecuencias sobre la opinión de los demás.

De manera que, siempre que se conserve el respeto perso­nal necesario entre nosotros, procuremos mantener la mayor libertad en este debate. Si alguien, en sus manifestaciones, se arroga una representatividad que no tiene, en cuento otro miembro crea que esta representatividad es falsa, debe tomar la palabra para desmentirla. La Mesa no puede intervenir en eso.

Creemos que para la buena marcha del debate es conveniente que cada orador exprese su opinión con toda libertad en los términos que quiera, sin que el silencio de la Mesa o el de la representación española signifiquen asentimiento. Es criterio de la Mesa que cada miembro hable bajo su exclusiva responsabilidad".

EL SEÑOR MBA NSUE:

"Muchas gracias".

EL SEÑOR NDONGO (D. Atanasio):

"Quiero hacer una aclaración respecto a la postura del MONALIGE, durante la Conferencia. Tenemos la representación del MONALIGE en esta Conferencia, y hemos sido invitados por el Gobierno español como grupo político. Hasta aquí mantenemos nuestra integridad política. He de aclarar una vez más que el MONALIGE tiene suficiente autoridad para controlar su grupo. Que quede bien aclarado en esta Mesa, que no todas las intervenciones de miembros del MONALIGE, de militantes del MONALIGE, son consecuencia de la doctrina o de los principios del MONALIGE. Quiero aclararlo porque ha habido una sugerencia aquí en esta Mesa.

Como Secretario General de la Organización yo no puado levantarme y hacer callar a un Vicepresidente del Gobierno. Esto, que conste. Dentro de nuestro grupo mantengo la autoridad y fuera de él no. Así que el señor Macías se ha explicado cono Vicepresi­dente del Consejo de Gobierno, no como miembro del MONALIGE.

Muchas gracias"

El SEÑOR  PRESIDENTE:

"Desde luego, cuando un miembro de esta Conferencia hace uso de la palabra, el único que puede quitársela es el Presidente de la Mesa y no otro miembro. Los problemas de disciplina de los grupos políticos son ajenos a esta Conferencia y, por lo tanto, tienen que resolverlos los diferentes grupos fuera de esta Sala.

Si no hay ninguna otra sugerencia, levantaremos la sesión y quedará convocada la Comisión Política para el lunes, día seis, a las diecinueve horas.

Mañana sábado continuará, naturalmente, abierta la Secretaría. La Comisión de Actas podrá ponerse al día trabajando con un poco más de desahogo, ya que las intervenciones son largas y el equipo de taquígrafos tiene también sus dificultades, De manera que, buen fin de semana y hasta el lunes".

No habiendo más asuntos qué tratar, el Señor Presidente de la Comisión levanta la sesión a las veinte horas y veinte minutos.

DON EDUARDO DE SULUETA Y DATO, Secretario de la Comisión Política, doy fé de cuánto antecede. Madrid, fecha ut supra.

[ Va la firma]

(1) Lo que entrega el Sr. Watson son fotocopias, y no originales de estos cuarenta y cuatro documentos. Las rubrica y sella el Secretario  de la Comisión y quedan unidas al Acta original de la sesión.

 

Editado y distribuido por ASODEGUE

 

 

Volver a "La independencia"