HISTORIA DE GUINEA

 
   

 

 

 

 

 

 

 

Denuncia de ANRD a las Naciones Unidas ( agosto 1975)

   La Alianza Nacional de Restauración Democrática (ANRD) constituyó probablemente el proyecto político más elaborado de oposición a la dictadura de Macías. Celebró su Primer Congreso en agosto de 1974. Donato Ndongo Bydiogo relata así algunos aspectos de su trabajo político: " La ANRD se propuso dos tareas primordiales: conseguir, a través de los organismos internacionales, un nivel de atención y asistencia mayor para los miles de refugiados guineanos repartidos en varios países del mundo, y una concientización de esos mismos refugiados y de los guineanos del interior. Viajó a Gabón una Comisión de la Federación Internacional de los Derechos Humanos, que se entrevistó con las máximas autoridades políticas y religiosas del país así como con decenas de refugiados, llegándose a confeccionar un espeluznante "dossier" que la ANRD presentó a las Naciones Unidas". [Pág.. 276 de "Historia y Tragedia de Guinea Ecuatorial"]. Más adelante, en este mismo libro, Donato describe el ambiente político en el que apareció el "dossier": "La ANRD preparó y lanzó un voluminoso "dossier" sobre la situación en Guinea Ecuatorial, con un apéndice especial denunciando la actuación de Antonio García-Trevijano en relación con Guinea Ecuatorial. Dicho "dossier" fue repartido a los principales partidos que formaban la Coordinación Democrática, a personalidades independientes y a la prensa, aún silenciada. La situación interna de España hizo que tuviera mayor repercusión el anexo referido a García-Trevijano, quien, después de una serie de conversaciones entre distintos grupos políticos españoles con miembros de la oposición guineana, fue apartado de Coordinación Democrática  [la Coordinación Democrática era la "Platajunta", resultado de la fusión de la Junta Democrática y de la Plataforma de Coordinación Democrática coordinadoras de los partidos españoles de la oposición antifranquista]. El tema de Guinea Ecuatorial había alcanzado en España los ribetes de cuestión nacional, y parecía que los representantes de los partidos políticos democráticos por un lado, y el Gobierno por otro, llegarían a planteamientos políticos serios sobre la situación, cuando fue cesado Carlos Arias Navarro. El nuevo Gobierno de Adolfo Suárez, incomprensiblemente, y una vez más, volvió a prorrogar, el 14 de agosto la calificación de "materia reservada" sobre "informaciones, noticias y comentarios que puedan producirse en torno a la República de Guinea Ecuatorial y sus relaciones con España". El hecho de que el 1 de septiembre la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas "se inquietara" por la situación de Guinea Ecuatorial, donde Macías, en vista de que no se cumplía la resolución adoptada por por dos Congresos del PUNT sobre el envío de sesenta mil trabajadores a Fernando Poo, había ordenado la detención de 2500 personas en cada distrito de Río Muni, y la presión de la prensa española en un momento en el que el nuevo Gobierno español necesitaba credibilidad, hicieron el milagro. Después de un viaje a Bata de Emilio Pan de Soraluce y de Emilo Casiniello, este último subdirector general de África, donde mantuvieron una difícil, por tensa, entrevista con Macías, en la cual se trató de explicar al presidente guineano las razones que obligaban a España a cambiar de actitud, se decidió levantar un secreto que había adquirido la categoría de misterio".[ Pags 291-292].

   Publicamos el informe-denuncia de la ANRD a Naciones Unidas de la forma más fiel que nos ha sido posible. Incluso con las erratas (algunas muy evidentes) que posee. El informe hace de introducción y guía para otra serie de documentos que permiten, en nuestra opinión, una comprensión bastante exacta de lo que fue la primera dictadura de la Guinea Ecuatorial independiente. Algunos de esos documentos, en concreto "El baile de los Malditos", lo publicamos hace ya meses. Nos ha parecido oportuno mantener la referencia a todos los Anexos que se citan en el informe y  que junto con él constituían el "DOSSIER SOBRE LA SITUACIÓN POLÍTICA, ECONÓMICA, SOCIAL, RELIGIOSA, DERECHOS HUMANOS EN LA REPÚBLICA DE GUINEA ECUATORIAL", publicado por los Servicios Informativos de la Alianza Nacional de Restauración Democrática (ANRD) en 1976.

 

 

INFORME DE LA ALIANZA NACIONAL DE RESTAURACIÓN DEMOCRÁTICA A TODOS LOS GOBIERNOS, ORGANIZACIONES INTERNACIONALES Y PERSONAS DE BUENA VOLUNTAD, SOBRE LA SITUACIÓN DE GUINEA ECUATORIAL, ENUNCIANDO LA SISTEMÁTICA VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES DEL HOMBRE POR EL GOBIERNO DICTADOR DE MAGIAS NGUEMA BIYOGO.-

 

I..- CARACTERES GENERALES.

   Guinea Ecuatorial es una pequeña República del África Occidental que se sitúa entre las. Repúblicas de Cameroun, Gabón y Nigeria, en el golfo del su nombre.

   Con una extensión superficial de 28.051,82 km2. Guinea Ecuatorial está dividida geográficarnente en dos partes bien definidas: una continental llamada Río Muni; otra insular constituida por una colección de islas: Fernando Póo (la más grande, hoy Macías Nguema), Annobón (hoy Pagalu), Corisco, Elobey Grande, Elobey Chico e islotes adyacentes.

   La población de Guinea Ecuatorial se reparte en cuatro grandes grupos étnicos: fang, bubis, ndowes, annoboneses y fernandinos, con una aproximación total de 400.000 habitantes.

   La actual extensión de Guinea Ecuatorial, como la de todos los países africanos, es el resultado de los tratados de San Ildefonso en el año 1777 entre el Gobierno de España y el de Portugal; y el de París en 1900 concluido entre España y Francia.

 

II.- EVOLUCIÓN POLÍTICA.

   Como consecuencia del nacimiento de nuevos nacionalismos en África, especialmente la conquista de la soberanía, por parte de los países limítrofes (Gabón y Nigeria), la potencia colonizadora se vio obligada a modificar el status de su colonia africana, elevándola al rango de provincia de ultramar en 1959. A partir de esta fecha las reivindicaciones de las agrupaciones políticas, formadas clandestinamente para la consecución de la independencia y la puesta en marcha de un desarrollo económico y social, en consonancia con las nuevas exigencias de los pueblos, fueron cada vez más intransigentes. Los principales grupos representativos: IPGE (Idea Popular de Guinea Ecuatorial), MONALIGE (Movimiento Nacional de Liberación de Guinea Ecuatorial), MUNGE (Movimiento de Unión Nacional de Guinea Ecuatorial) y la UNIÓN BUBI, ejercieron presión sobre el gobierno español, que se vio obligado a reconocer su personalidad y su acción política. Sí, para preparar los pasos a la independencia, el 28 de Noviembre de 1963, la potencia colonial (España), acordó modificar el estatuto provincial por un Gobierno Autónomo, como experiencia preliminar a la independencia política total.

   1) Autonomía: El periodo de Autonomía, que duró cuatro años, brindó una preciosa oportunidad a los grupos políticos de elaborar un programa de desarrollo político a aplicar de inmediato y despertó, considerablemente, las conciencias de los líderes ante las realidades nacionales, cuyas responsabilidades iban a probar sobre sus hombros.

   2) Conferencia Constitucional: Antes de la expiración legal del primer gobierno de "prueba" y considerando los logros políticos del pueblo, la potencia colonizadora, hizo sentar en una misma mesa en Madrid, a representantes de todos los grupos políticos, étnicos, económicos y socio-culturales, formados en el país, en un total de 47 delegaciones, con el fin de dotar al nuevo Estado, de un instrumento legal básico.

   Después de varios meses de condensados debates, desarrollados en 30 sesiones plenarias y 45 de trabajos, el anteproyecto definitivo, fue aprobado por los delegados, antes de ser sometido a consulta popular.

   3) Referéndum popular: Guinea Ecuatorial. antes de integrarse en el concierto de las naciones libres, adoptó, por medio de un referéndum popular y debidamente controlado por enviados especiales de la ONU y de la OUA, la constitución elaborada en Madrid. Dicho referéndum tuvo lugar el día 11 de Agosto de 1968, con una acogida favorable, de parte del pueblo, que le depositó un 65% de su confianza total. En efecto, la nueva carta constitucional, garantizaba al pueblo una base institucional liberal, democrática y social (cfr. artículo 1º, ANEXO NUM. 1).

   4) Elecciones presidenciales: Con la carta constitucional aprobada, se abrió campo libre a la campaña democrática de los líderes políticos para asegurar, en la unidad, la suprema magistratura del nuevo Estado. Tras la primera vuelta que no pudo conceder el quorum necesario a cada uno de los candidatos, por las fracciones ideológicas operadas en el seno de cada grupo, fue la segunda vuelta del 22 de Septiembre del mismo año, que dio el veredicto decisivo a las elecciones presidenciales, inspiradas bajo la fórmula de coalición, concordada, como solución al desempate anterior, por los mismos grupos políticos y sus líderes. Es así que el 29 de Septiembre, Don Francisco Macias Nguema, candidato que resultó de la coalición convenida entre IPGE, MONALIGE, MUNGE y la UNIÓN BUBI, accedió triunfalmente a la Presidencia de la Republica, comprometiéndose a dar cumplimiento de las exigencias políticas  emanantes del espíritu compromisivo de dicha coalición y plasmado en un programa político a ejecutar en común, elaborado por los grupos políticos do referencia. (ANEXO NUM 2).

 

III.- MONTAJE DE LA DICTADURA

   Mientras el pueblo de Guinea Ecuatorial esperaba, con el regocijo probado de su libertad, las realizaciones de progreso y democracia, garantizados por la carta constitucional y las promesas hechas, en nombre de la liberación total, el Presidente denunciaba el 5 de marzo de 1969 un complot que dice ser, preparado por su Ministro de Asuntos Exteriores y su aliado Don Atanasio Ybongo Meyone, un día después de regreso de una conferencia celebrada en Addis-Abeba. Las consecuencias fueron drásticas en lo sucesivo. La represalia tomada contra ese complot, dio origen a la represión que rige, desde hace seis años en el País, con la violación sistemática de los derechos fundamentales del hombre.

   1) Destrucción de los órganos constitucionales.

   La destrucción de todos los órganos constitucionales, marcan el primer paso del gobierno a la dictadura. A los pocos meses, fueron operadas masivas destituciones, detenciones y arrestos arbitrarios de los miembros de la Asamblea Nacional, Consejo de la República, del Tribunal Supremo, Consejos Provinciales y Ayuntamientos, siendo sustituidos, sin previas elecciones, en contraposición a lo previsto por los artículos 16,17,18 y 41 de la Constitución de 1968, haciendo caso omiso de las inmunidades legales que acompañaba dichos miembros en el ejercicio de sus funciones.

   Pretendiendo legalizar esta situación, el gobierno de Guinea Ecuatorial sancionó un decreto-Ley nº 415/1971,-hecho público el 7 de Mayo del mismo año, por el que deroga varios artículos de la constitución y en el que Francisco Macías asume personalmente los poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial (ANEXO NUM. 3).

   2) Supresión de los derechos políticos:

   Después de la infracción constitucional, toda actividad política fue completamente reprimida y perseguidos los líderes. Por un decreto presidencial, el gobierno confirmó el acuerdo del Consejo de Ministros celebrado el 19 de Enero de 1970, suprimiendo el ejercicio de las libertades políticas de los ciudadanos e imponiendo a la fuerza el partido único nacional de trabajadores (PUNT). En consecuencia, todos los partidos políticos tradicionales, pasaron a la ilegalidad y muchos de sus miembros y líderes fueron perseguidos y asesinados. Con ello, el acceso y participación de los ciudadanos al gobierno fue reducido a los simpatizantes personales, mientras muchos exponentes políticos fueron silenciados completamente, citamos algunos de los líderes políticos perseguidos o asesinados:

   D.ATANASIÓ NDONG    líder del MONALIGE,    asesinado.

   D.BONIFACIO ONDO    líder del MUNGE,    asesinado.

   D.EDMUNDO BOSIO    líder de UNIÓN BUBI,    asesinado.

   D.JOVINO EDU MBUY    líder de IPGE,    asesinado.

   Todo guineano, desde los siete años, pertenece obligatoriamente al PUNT y se pierde tal condición con la muerte.(cfr. art 4º Estatutos del PUNT, ANEXO 4.)

   3) Supresión de la Constitución de 1968.

   Con la supresión de varios artículos fundamentales de la Constitución, el país fue gobernado prácticamente, sin ninguna garantía legal, dejado a las arbitrariedades del partido impuesto por él gobierno. Esta personificación de poder, encuentra su mayor justificación en un decreto hecho público el 14 de julio nº 1/1972 (ANEXO NUM. 5), por el que el presidente se arroga varios títulos:

   -Presidente Vitalicio de la Republica.

   -Presidente Vitalicio del Comité Central del PUNT,

   -Ministro de defensa y Asuntos Exteriores,

   -Jefe Supremo de la Revolución guineana,

   -General Mayor de las fuerzas armadas nacionales,

   -Incansable Trabajador de Guinea,

   -Líder de Acero,

      contraria al espíritu de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. (cfr. Artº  3º, DUDH). Tales derechos fundamentales, omitidos  en la constitución actual, no pueden tener otra aplicación que sea contraria a la práctica en vigor. Efectivamente, un decreto presidencial regula oficialmente la pena de muerte en Guinea Ecuatorial (cfr. ley 1/1971 del 18 de octubre, ANEXO NUM. 8). La lista de asesinatos adjunta, sirve para comprobar esta triste realidad. Es tan ligera la consideración de la vida humana, que cualquier complot denunciado por el gobierno, de los ya numerosos en el espacio de seis años de independencia, constituyen una verdadera orgía fúnebre de ejecuciones públicas en Bata o en Santa Isabel. Un libro publicado por el mismo gobierno, narra la ejecución de más de 114 presos políticos, acusados de atentar, desde la cárcel, contra la Seguridad del Estado en junio de 1974. La única explicación gubernamental, es imputar a las víctimas, la muerte por suicidio personalmente provocado (EL BAILE DE LOS MALDITOS, ANEXO NUM. 9 y LA UNIDAD DE GUINEA ECUATORIAL,
ANEXO NUM. 10).

   La última víctima, ha sido el que fue Vice-Presidente de la República, Don Edmundo Bósio Dioco encontrado magullado en su domicilio de Santa Isabel (cfr. Le Monde 16-17 de febrero de 1975, ANEXO NUM. 11).

   b) Derecho jurídico: Contrariamente a lo que define la Declaración Universal de Derechos del Hombre en sus artículos 7,8,9,10 y 11 y recogidos sumariamente en el artículo 3º de la Constitución de 1968, en Guinea Ecuatorial no existe ninguna garantía jurídica de parte de los ciudadanos. La pena de muerte infringida oficialmente a los subversivos en Guinea Ecuatorial por un decreto presidencial (ley nº 1/71, 18 octubre) abarca todas las estafetas de la sociedad guineana. Los subversivos que castiga la ley en Guinea Ecuatorial, son precisamente todos los antiguos líderes y militantes de los partidos políticos abolidos, profesionales, intelectuales, líderes de las confesiones religiosas, estudiantes. La misma represión se extiendo, con graves repercusiones, sobre las regiones, familias y amigos de las victimas, sin el mas mínimo proceso judicial, capaz de garantizar el recurso a la ley en propia defensa, Este hecho tan generalizado en el País, ha motivado el éxodo de los guineanos en busca de protección y seguridad que el propio país no les ofrece. Un 25% de la población ha tenido que abandonar el país y buscar acogida en los países extranjeros: Gabón, Cameroun, Nigeria, España, USA y otros. Ante este desamparo jurídico, la "Juventud en Marcha con Macías" detiene, apalea, registra domicilios impunemente, gozando de la inmunidad que le concede el gobierno.

   Es de observar que hasta la fecha, el número, ya elevado de refugiados en el exterior, no goza, en ningún caso de una verdadera atención jurídica. (ver ANEXO NUM. 22-1-2)

   c) Derecho a la propiedad privada y colectiva: El derecho a la propiedad individual y colectiva se encuadra en el marco de las arbitrariedades del gobierno. Todo pertenece al gobierno, hasta los objetos más insignificantes. En efecto, el gobierno decreta, sin ninguna posterior indemnización la expropiación de bienes privados y colectivos,  sin que los afectados encuentren amparo en ninguna ley. Por decreto y por motivos de seguridad personal y no por el bien común que debe inspirar estos casos, fueron desalojadas todas las personas que habitaban en una área de 800 metros de la zona presidencial. Muchos de los afectados se han quedado sin techo ni posibilidad de reclamar una justa indemnización. El Obispado de Santa Isabel, Colegio contiguo de los Misioneros y todos sus servicios, la Catedral Católica, la Catedral Protestante, inmuebles del colegio Metodista, han caído en la zona presidencial y sus propietarios han tenido que abandonar todos sus enseres, lo mismo ha sucedido con la Catedral de Bata, Palacio Episcopal, colegios católicos y protestantes, Edificio de la Iglesia Reformada de Bata, edificios de los presos políticos, exiliados, etc. son todos de la propiedad exclusiva del gobierno.

   Con la imposición cuantiosa de multas impagables y la restrictiva admisión de recursos, muchas de las empresas privadas, se han visto, obligadas a cerrar sus puertas en estos últimos años (ANEXO 12-1). La expropiación está al orden del día: coches particulares, viviendas, dinero, fincas, etc. Las cooperativas Agrícolas, de Transportes y de comercio, creadas por los propios  autóctonos, en beneficio de la población para favorecer las iniciativas privadas, han recibido órdenes de la superioridad para  cerrar sus actividades. Todos los guineanos idóneos a la administración de actividades económicas y financieras, están bajo confinamiento, arresto domiciliario o encarcelamiento. Los casos recientes lo justifican (ANEXO NUM. 12-2). Todo el comercio ha quedado en manos del gobierno que ha creado la única empresa del País, "Empresa Estatal do Comercio (ANEXOS NUMS 13)

   d) Vida privada: En este Orden de cosas, la situación de Guinea Ecuatorial no puede garantizar el derecho a la vida privada. Las perquisiciones operadas incontrolablemente por la "Juventud en Marcha con Macías", los saqueos de viviendas particulares y el sistema de espionaje montado en todo el territorio nacional, han destruido la confianza entre amigos y familiares. No hay posibilidad de conversación sin el riesgo de ser delatado. Muchos de los. que han sido matados, de hecho, han sido traicionados por sus propios hijos, esposas o parientes. Existe también una severa censura de la correspondencia.

   Desde el 5 de marzo de 1.969, todo el país vive en un estado de emergencia. El artículo 36 de la nueva constitución limita la inviolabilidad de la correspondencia privada, "mientras no entre en vigor la ley que regula esta garantía constitucional». Esta ley, no ha sido aplicada. Todo lo que entra o sale de Guinea Ecuatorial viene severamente censurado y como dura aplicación de las medidas vigentes, se ha llegado a imputar extremidades superiores a ciudadanos incriminados por una correspondencia familiar. La correspondencia normal en Guinea Ecuatorial, está sujeta al arbitrio del cuerpo de control. Asimismo se ha llevado una campaña difamatoria en los medios informativos nacionales, contra destacados exiliados políticos y jerarquías religiosas del País.

   e) Libertad de movimiento: La libertad proclamada por el Gobierno y su partido en Guinea ecuatorial, está lejos de corresponder, tanto a las aspiraciones del pueblo que a las normas que el derecho internacional dispensa a todos loa hombres. El habitante de Guinea Ecuatorial, está totalmente privado de todo derecho elemental, incluso el de circular libremente en su mismo país para desplazarse de un distrito a otro, de una provincia a la otra, se necesitan permisos especiales del gobierno, previa presentación del carnet correspondiente del partido. El país está lleno de bloques de control. Para desplazarse a otra provincia, se necesita salvoconductos especiales (ver ANEXO NUM.14). Un el extranjero, las embajadas han recibido Órdenes de no prolongar ni extender pasaportes a los guineanos, salidos anteriormente por motivos de estudios o de asuntos particulares, los cuales se encuentran actualmente en la situación de indocumentados (ANEXO NUM. 15). Ningún guineano tiene derecho a hacer viaje al extranjero de carácter privado, salvo que sea enviado del gobierno; asimismo la entrada requiere la petición previa de un visado en la propia Embajada, mediante consulta de los antecedentes políticos de la propia región del guineano interesado, familia o de extinguido partido político.

   f) Derecho a la nacionalidad: Con la implantación del terror, muchos naturales de Guinea son perseguidos injustamente por el gobierno que denuncia continuamente, atentados contra la Seguridad del Estado. Como represalia tomada contra los que el gobierno considera "subversivos", el régimen ha retirado la nacionalidad a estudiantes guineanos, que, temiendo la suerte de sus compañeros, llamados al país durante las vacaciones ordinarias, refutaron su regreso para librarse de los encarcelamientos y pérdidas de los estudios, dispensados a los primeros. El Congreso del PUNT, acordó practicar estrictamente esta nueva medida (cfr III Congreso del PUNT, ANEXO NUM. 16), que se extendió a todos los guineanos que se encuentran actualmente en el extranjero, a excepción de los miembros de las pocas misiones diplomáticas que el País tiene en el exterior. Así mismo los familiares de los opositores al régimen y sus regiones, carecen de toda identidad jurídica y de cualquier derecho, fuera y dentro del país.

   g) Derecho de asilo: Con la persecución desencadenada en el País,  era obvio que muchos guineanos tuvieran que buscar refugio en otros países. El gobierno de Guinea Ecuatorial, haciendo uso indebido do los privilegios que las leyes internacionales, conceden a las misiones diplomáticas, ha convertido a las Embajadas en centros de terrorismo, practicando el secuestro de personas huidas en busca de asilo en otros países. Tal fue el caso del Doctor Gustavo Watson Bueco, ex-Embajador en Cameroun, secuestrado en un avión presidencial en 1972; Don Jovino Edu Mbuy, oficial del Ejército, transportado en el guardamaletas de un coche diplomático de la Embajada de Cameroun, después de suministrarle una dosis alta de anestesia, para favorecer el cruce desapercibido de la frontera con Guinea. El último caso, ha sido con Sr. Zacarías y el estudiante Juan Mangué Asumú, secuestrados, por la Embajada de Guinea en Gabón. Evidentemente, los diplomáticos que se han opuesto a esta práctica, fueron cesados, encarcelados y torturados en Guinea (ANEXO NUM. 17,  declaración de un diplomático).

   2. Derechos éticos.

   a) Libertad de pensamiento, expresión y opinión.

   Desde marzo de 1969, todos los medios informativos, la prensa,, radio y Televisión están bajo el control directo del Presidente. Todo artículo sospechosa, él autor viene severamente castigado y sus familiares.

   El hecho de una continua vigilancia postal hace que  de Guinea Ecuatorial, no se tenga ninguna información sobre. la realidad del País. Ningún periodista tiene acceso al País; toda prensa extranjera no tiene entrada en el País, por disposiciones gubernamentales. La nueva constitución no reconoce ,tal derecho, toda vez que toda actividad viene canalizada por el partido único, sola organización autorizada, que descarta toda posibilidad asociativa de pensamiento, expresión y opinión.

   b) Libertad de reunión y asociación: Con la imposición en 1970 del sistema de partido único, todas las libertades de reunión y asociación fueron también suprimidas. Todo guineano, como se ha visto, pertenece obligatoriamente, desde los siete años, al PUNT y se pierde tal condición con la muerte. Una simple conversación de dos personas sobre  cualquier tema general, constituye un delito que puedo costar la vida, bajo el pretexto de conspirar contra el Estado o de hablar mal de la persona del Presidente. Muchos campesinos y aldeanos han sido encarcelados por haber preparado "golpe de estado" entre sus vecinos, todos los guineanos se temen entre si ya que el régimen estimula el espionaje mutuo, por ser este el único medio para adquirir recompensas del gobierno y ascensos prestigiosos.

   c) Libertad de conciencia y Religión: Guinea Ecuatorial, en un 90% pertenece a la religión cristiana (Católica y Protestante). La vieja constitución reconoció la libertad religiosa, según la Declaración Universal de Derechos Humanos. Pero este derecho fundamental viene tergiversado en el artículo 35 de la nueva constitución, bajo control de los  fines del Estado que se opusieran a la fe. Es evidente que la Iglesia no ha podido someterse a las arbitrariedades que ofenden diariamente a la integridad del hombre ya la violación de sus derechos más elementales. El aparato represivo se ha arrogado el derecho de controlar, dirigir y suprimir toda práctica religiosa en el País. Una disposición gubernamental ha confiscado las Catedrales de Bata y de Santa Isabel.  Y después de haber expulsado a los dos Obispos del país (uno guineano y otro español), los sacerdotes y pastores, están sometidos a continuas presiones y arrestos domiciliarios. Actualmente hay un Sacerdote Católico en la Cárcel pública de Bata, otro Pastor en la cárcel pública del distrito de Niefang; tres postores en arresto domiciliario, así como los demás sacerdotes católicos. Varios sacerdotes han tenido que buscar refugio en otros países. Los pocos misioneros que quedan en el país, son expulsados, sin ninguna explicación. Después de la supresión de la enseñanza religiosa en el país, han sido clausurados los dos Seminarios cristianos del país y muchos de sus Seminaristas han tenido que huir para librarse de las torturas practicadas por la "Juventud en Marcha con Macías". Con la prohibición de toda manifestación religiosa, el Gobierno está llevando una campaña de  ateismo, en la que obliga, por medio de la enseñanza del partido, la negación de la existencia de Dios y de todos los valores religiosos. Es más, la Iglesia es considerada como una secta al servicio del imperialismo internacional (ANEXOS 18).

   3. Derechos sociales.

   a) Derecho al trabajo: La expulsión de la mano de obra de procedencia extranjera, el cierre de los dos únicos bancos privados habidos en el País, el paro de las actividades de las pequeñas industrias, las actividades agrícolas, comerciales, etc., han tenido gran repercusión sobre la situación económica del País, tanto que desde 1970 a esta parte se viene registrando paulatinamente, un descenso peyorativo de las exportaciones e importaciones, la ausencia de divisas convertibles, la inflación acentuada que ha cubierto de miseria todo el territorio nacional. La misma inseguridad jurídica reinante, incapaz de respaldar las actividades libres de los ciudadanos, ha instituido un paro general en Guinea ecuatorial. Por otro lado, el Estado, no pudiendo satisfacerlas obligaciones de pago contraídas con sus funcionarios, acaba de cesar los últimos técnicos de su administración en un total de 400, entre maestros, abogados, funcionarios de la administración civil, técnicos sanitarios, etc. cuyos puestos han sido cubiertos por miembros de la "Juventud en Marcha con Macías. El derecho al trabajo en Guinea Ecuatorial, está en función de la voluntad del gobierno, considerado sólo como una mera recompensa de quien defiende el régimen del Sr. Presidente. En consecuencia, nadie puede ejercer libremente su empleo; basta considerar el reclutamiento forzoso de 60.000 guineanos de ambos sexos y de todas las edades, destinados a las fincas del Estado y sin ninguna remuneración, (ANEXO 16 III Congreso del PUNT) bajo pretexto de prestación nacional; en su mayoría, son funcionarios cesados por el gobierno y confinados en sus poblados, No existe ninguna asociación sindical que pueda defender la precaria situación de los trabajadores, completamente, dejado al abrigo de los humores políticos del gobierno, único patrón, y sus espías.

   b) Derecho al nivel de vida: Antes de la Independencia, Guinea Ecuatorial gozaba de un nivel de vida prestigioso entre los países de África. Hasta 1968, la renta per cápita por habitante, había alcanzado los 300 Dólares USA. Ante la situación de terror y consiguiente- miseria generalizada, el esfuerzo progresivo de cualquier hombre a mejorar su vida y la de su familia, no ha podido realizarse en todas sus condiciones. El malestar político acarrea el malestar social. La salud pública deteriorada; médicos y técnicos nativos, asesinados o inhabilitados.  Los pocos extranjeros, enviados al país, para prestar su asistencia, han tenido que abandonar el País, ante la imposibilidad de soportar la situación. Los puestos delicados de los centros sanitarios, son hoy regentados por personas nombradas directamente por el gobierno, y carentes de los más elementales conocimientos terapéuticos.

   En consecuencia, la mortandad infantil ha acrecentado considerablemente, paralelo a la reaparición de las enfermedades endémicas (lepra, pian, etc.) antes, totalmente combatidas. El mismo III Congreso del PUNT, ha sido obligado a reconocer la situación desastrosa de los hospitales (ANEXO NUM 16).

   En Guinea-Ecuatorial escasean toda clase de medios necesarios para favorecer el mejoramiento de la vida de sus habitantes: géneros alimenticios, sal, jabón, etc. (lo confirma el mismo Presidente  en el discurso de apertura del Primer Congreso extraordinario del PUNT agosto 1974, (ANEXO NUM. 19). Para conseguir cualquier género básico para la vida, se exige una autorización especial (ANEXO  NUM 20). La adquisición de estos objetos, cuando no sean  bajo control del gobierno, constituyen delitos gravemente punibles con carácter "subversivo".

   c) Derecho a la educación: El monopolio cultural del PUNT no da lugar a la diversificación de enseñanza. Todo es orientado por el partido y no queda ninguna posibilidad de elegir otro tipo de educación a los niños guineanos. La Iglesia cristiana detenía prácticamente toda la enseñanza del país; colegios privados, escuelas profesionales, etc. La actividad de éstos se extendía también en los colegios oficiales, que aseguraban, en gran parte su cuerpo docente. Ahora, con el cierre de esos colegios por un decreto presidencial nº 6/1975, (ANEXO 18-2), se ha parado todo el aparato cultural del País, con el subsiguiente arresto y encarcelamiento de profesores y maestros nativos en masa, acusados de impartir una enseñanza antirrevolucionaria. El Estado, por medio del gobierno, orienta y controla el derecho a la educación, manifiestamente dirigido al exterminio de la clase intelectual del país. Los estudiantes carecen de la posibilidad absoluta para dedicarse a sus tareas formativas de manera adecuada, negándoles, por disposición gubernamental, su traslado a universidades extranjeras a falta de escuelas superiores en el País, practicando una inhumana discriminación basada, no en los méritos académicos del estudiante, sino en la recompensa del terrorismo que hace prueba la "Juventud en Marcha con Macías"; tal discriminación le ha llevado al gobierno al extremo de prohibir la asistencia a las escuelas estatales a los hijos de los considerados subversivos u opositores al régimen (confinados, encarcelados, refugiados, asesinados, etc.).

   Esta campaña de negación total de la cultura a los guineanos, hace que por parte del gobierno, no exista un programa de educación definido, toda vez que él régimen ha rechazado los asesoramientos y programas, que en ese sentido, le fueran presentados por organismos internacionales y países extranjeros, cuyos funcionarios técnicos, muchos han sido expulsados del País. La situación educativa es tan desastrosa, que el mismo PUNT ha reconocido que la educación está siendo perturbada por la alarmante prostitución practicada en los centros de enseñanza, obra de los maestros instituidos por el mismo partido. (ANEXO NUM 16 III Congreso del PUNT).

   c) Derecho al matrimonio: Si bien la constitución afirma, solamente, la familia como célula fundamental de la sociedad,  el régimen actual ha empleado toda clase de vejaciones para romper la unidad de muchas familias. Las niñas en temprana edad, son obligadas a supeditarse a los antojos de la "Juventud". Asimismo, las esposas de los presos políticos y refugiados son obligadas a matrimonio forzoso, con miembros del gobierno y exponentes de la "Juventud en Marcha con Macías". La negación de estas disposiciones constituyen delito de grave punición o la constricción de la misma a la prostitución, así como la imposición de sanciones económicas a las familias de las víctimas de tales atropellos.

   4) Derechos políticos.

   a) Derecho electoral: Desde la proclamación del Presidente vitalicio, todo derecho electoral, ha sido anulado en todos los órdenes. El partido se encarga de elegir los diputados y suspenderlos de sus funciones. La nueva Constitución no da cabida a la posibilidad de loo ciudadanos de pronunciarse directa o indirectamente sobre la política del País, sin coacción alguna. La última Constitución presentada al Congreso del partido en la fecha del 10 de julio, fue sometida a referéndum solamente diecinueve días después de  la presentación. Periodo, evidentemente escaso para un juicio valorativo, de parte del pueblo. La constitución fue votada, por seguro, el 29 de julio del mismo año, repartiendo sólo el SI a todas las mesas electorales del territorio nacional. A  raíz de la nueva constitución se ha desencadenado una nueva  onda de matanzas y muchos guineanos han tenido que huir masivamente del país. Algunos que tuvieron el coraje do oponerse al sistema de referéndum, fueron encarcelados, torturados y  muertos inmediatamente. (ANEXOS NUM. 22).

 

   V. CONCLUSIONES Y SUPLICAS

   Hace SEIS AÑOS que Guinea Ecuatorial vive en un estado de sitio y el territorio nacional está convertido en un presidio bajo la vigilancia de la milicia fascista "Juventud en Marcha con Macías".

   La Policía Nacional y el Ejército tienen órdenes de la superioridad de requisar, arrestar, torturar, disparar y matar a todos los considerados "subversivos" y cuántos intenten refugiarse al extranjero. No existe ninguna apelación a la Justicia. Esta consigna, viene cumplida, diariamente en todo el ámbito nacional, en los numerosos complots prefabricados  por el gobierno para justificar su exterminio a la población. El último caso clamoroso es la matanza del 10 de junio de 1974,  perpetrado contra los presos políticos recluidos en el  penitenciario de Bata y acusados de atentar la Seguridad del Estado,  en colaboración con los guineanos refugiados en otros países africanos, de Europa y América, los cuales les facilitarían grandes sumas de dinero para su actividad subversiva. Tales acusaciones, fundamentalmente vacías de toda veracidad,  han llevado a la tumba a más de 145 guineanos de todas las tallas sociales. Las contradicciones de ése complot con demasiadas evidentes. Quien conoce la situación del preso político en Guinea Ecuatorial debe sorprenderse de la libertad dé comunicación con el exterior que dichos presos disponían excepcionalmente, hasta el punto de recibir material en efectivo y en valor.  Por otro lado, la misma prensa gubernamental explica que las únicas armas de batalla empleadas por los infelices,  no fueren más que machetee y linternas, para derrotar a todo un gobierno y ejercito.

   La contradicción más inhumana y contra toda la verdad de lo acaecido es que los caídos en acto y suicidados el mismo día 10 de junio: el ex-ministro de Justicia Rafael Momo, ex-ministro de Trabajo, Román Boricó, Dr. Combe (suicidados), Estanislao Ngume, Pelagio Mba, Antonio Edjo Edu (caídos en él acto), tuvieran el coraje de hacer declaraciones públicas ante un tribunal que se celebró el 22 de junio y ser ejecutados el 26 del mismo mes (confrontar LA UNIDAD DE GUINEA ECUATORIAL, número extraordinario del 10 de junio, y el BAILE DE LOS MALDITOS, publicados ambos por el mismo gobierno. ANEXOS 9 y 10).

   Ante estos hechos que conmueven la conciencia humana, que suponen un obstáculo para el progreso libre y democrático de nuestro pueblo, que ponen en peligre la Unidad, la Paz, la Prosperidad, el Progreso en general y la integridad del territorio nacional,  que contradicen los derechos reconocidos en la legítima constitución aprobada por el pueblo en 1968 y en la Declaración universal de los Derechos del Hombre;

   La ALIANZA NACIONAL DE RESTAURACIÓN DEMOCRÁTICA, Organización qué aglutina todas las fuerzas políticas, económicas y socio-culturales del País;

   En nombre y representación de los legítimos intereses de la Guinea Ecuatorial;

   Decidida a salvar el país de la caótica situación en que se encuentra, en una acción conjunta dentro del respeto mutuo y de un espíritu de auténtica democracia;

   Acude a todos los países, gobiernos y organismos internacionales de buena voluntad, amigos de la Paz, de la Dignidad y la Libertad del hombre, todos ellos con reconocida  experiencia en los casos difíciles que perturban la Paz mundial y violan los Derechos Fundamentales de la persona humana, que es la rica potencialidad del progreso armónico al que aspiran todos los países, para denunciar enérgicamente el régimen despótico que Macías ha implantado al pueblo guineano y pedir su apoyo y ayuda con el objeto de restaurar en todo el territorio nacional la Unidad, la Paz, la Justicia y los Derechos Fundamentales en general, vilmente lesionados;

   Suplicando su rápida intervención en favor de este pueblo oprimido, presa de un auténtico genocidio institucionalizado por el gobierno tiránico y dictador de Macías, desde hace más de seis años, sobre una población de cerca de medio millón de habitantes.

   LA ALIANZA NACIONAL DE RESTAURACIÓN DEMOCRÁTICA, consciente del actual estado de cosas en Guinea Ecuatorial, haciéndose suyo el grito del pueblo, no puede menos que protestar con  todas sus fuerzas la actitud de ciertos gobiernos y organizaciones internacionales, que cooperando a la acción criminal de Macías se muestran complacientes con dicho régimen del terror. Por ello considera que cualquier acción postergada en favor de nuestro pueblo llegaría demasiado tarde para evitar que esta pequeña nación sea borrada del mapa de las naciones libres, soberanas e independientes de África y del mundo entero. Un  pueblo que, en su día, entró gozoso a participar en el esfuerzo común de Paz que inspira, en la Libertad y en la Justicia, todos los gobiernos y organismos internacionales.

   Los firmantes del presente informo-denuncia, miembros de pleno derecho de nuestra Organización, representantes legítimos de la ANRD, portavoz del pueblo oprimido de Guinea, reafirman su decidida y firme voluntad de hacer llegar el desesperante grito del pueblo guineano "a todos los hombres de buena voluntad, para una actividad combativa contra la opresión y la discriminación en la sociedad guineana y concientizar al pueblo guineanos al cambio de las disposiciones ilegales introducidas en el País" (9º punto dé los Principios Básicos de la Organización) y se comprometen, una vez más, a dar de sí todo cuanto esté a su alcance para que todos cooperen a la construcción de una Guinea Ecuatorial Libre, Democrática, Justa, e Independiente, en donde sólo él pueblo, a través de legítimos mecanismos electorales sea el que marque las pautas políticas fundamentales; que deban conducirlo a la consecución de sus supremos objetivos que dignifiquen a la persona humana.

   Una vez más, reiteramos nuestra confianza en todos loa organismos internacionales, gobiernos y personas de buena voluntad a que hoy acudimos, a los que suplicamos una firme, rápida y contundente respuesta que corresponda al verdadero espíritu de justicia, de la paz qué preconiza la Declaración Universal de los Derechos del Hombre.

   Desde el exilio, a diecinueve de Agosto de mil novecientos setenta y cinco, Primer Aniversario de la ALIANZA NACIONAL DE RESTAURACIÓN DEMOCRÁTICA.

   Por la ALIANZA NACIONAL DE RESTAURACIÓN DEMOCRÁTICA,

suscriben:

   [va firma]

   D. Andrés MOISÉS MBA ADA

   PRESIDENTE DEL COMITÉ CENTRAL DE LA ANRD

   [va firma]

   D. Esteban NSUE NGOMO

   SECRETARIO GENERAL DE LA ANRD

   [va firma]

   D. Jesús NDONGO MBA NNEGUE

   JEFE DE EDUCACIÓN Y CULTURA DE LA ANRD

   [va firma]

   D. Anacleto OLO MIBUY

   JEFE DE INFORMACIÓN Y PROPAGANDA DE LA ANRD.

  

Editado y distribuido por ASODEGUE

 

 

Volver a "La dictadura de Macías"