NOTICIAS ASODEGUE

 
    

 

 

 

 

 

 

HOJAS INFORMATIVAS

 

 

30 de enero de 2006

Relación de detenciones  y otras violaciones de los derechos humanos ocurridas en Guinea Ecuatorial en 2005

   Dos mil cinco ha sido otro mal año para los derechos humanos en Guinea Ecuatorial. Puede haberse dado una cierta inflexión en el número de detenidos por razones políticas, que en todo caso pueden situarse en torno del centenar a lo largo del año. Unas declaraciones recientes de Plácido Micó, secretario general de la formación opositora CPDS y diputado en el Parlamente ecuatoguineano, sitúan el número de presos políticos en aquel país en torno a los 200. [La población de Guinea Ecuatorial es del orden de 450.000 personas].

   Se han mantenido las formas "habituales" de las violaciones de los derechos humanos de los años anteriores: detenciones arbitrarias, práctica sistemática de la tortura en las comisarías y otros centros de detención, acoso a los militantes y dirigentes de las formaciones políticas opositoras, acoso y violación de los derechos de los naturales de otros países africanos residentes en Guinea Ecuatorial, ignorancia de los derechos de los detenidos, juicios masivos ante tribunales especiales celebrados a puerta cerrada y carentes de toda garantía...

   Sin embargo, en 2005 ha habido también innovaciones (y muy graves) en las formas de violación de los derechos humanos por parte de las autoridades guineanas:

   - Se ha generalizado la práctica de mantener durante meses  a  detenidos en las cárceles, en muchos casos en condiciones de aislamiento, sin presentarlos ante la justicia y por tanto sin que se haya formulado contra ellos acusación alguna.

   - Se han generalizado también los intentos de secuestro y de agresión, y los secuestros y las agresiones, contra exilados ecuatoguineanos en distintos países de África y en España. Entre todos ellos hay que destacar el atentado cometido en el mes de junio en Madrid (Alcorcon) contra un exilado ecuatoguineano, organizado por cuatro ciudadanos españoles actualmente en prisión. La responsabilidad última de todos estos hechos corresponde a la "Seguridad" ecuatoguineana.

   - Como consecuencia de las prácticas anteriores puede hablarse por primera vez desde hace muchos años de la existencia de "desaparecidos" en Guinea Ecuatorial.

 

    Las detenciones y otras violaciones confirmadas a lo largo de 2005 por parte de nuestra organización son las siguientes:

-         En fechas cercanas al principio de año fue detenido en Malabo Vidal Bomabá Sirubé, de entre 45 y 50 años, abogado en ejercicio, nacionalizado español y natural de Baney. El señor Bomaba Sirubé venía ejerciendo su profesión en Madrid, especializado en asuntos de extranjería y mantenía una relación frecuente con el Primer Ministro ecuatoguineano, Abía Biteo, y otros altos cargos del régimen. Estas personas parecieron convencerle para que volviese a Guinea. Fue encarcelado en el penal de Black Beach donde permanece hasta hoy sin que a lo largo de 2005 se haya formulado contra él cargo alguno. Algunas informaciones no oficiales indicaron que el motivo de su detención habría sido “asesorar a partido radicales” y que se había ordenado su puesta en libertad a mediados de año. Caso de ser cierto, esta orden no se ha llevado a cabo. Bomabá Sirubé está muy enfermo, padece una grave afección renal de la ha sido operado tres veces; la impresión de los médicos sobre su salud es muy pesimista. 

-         4 de enero: En la noche del 4 de enero fue detenido en Bata Vitoriano Elá Nzang, comisario de policía conocido con el apodo de Comisario X. La policía guineana relacionaba su detención con un supuesto golpe de estado que habría tenido lugar el 12 de octubre de 2004, encabezado por el ex-teniente coronel del ejército ecuatoguineano Cipriano Nguema Mbá, refugiado en aquellas fechas en España.  Elá Nzang tiene merecida fama de torturador y estaba destinado en la comisaría en el barrio de Comandachina en la capital de Río Muni.  Elá  Nzang fue juzgado y condenado por un tribunal militar reunido en Bata a partir del 7 de septiembre. [Puede verse más adelante]

-         24 de enero: Con esta fecha se conoció el traslado desde la cárcel de Evinayong al hospital de Bata de Emilio Ndongo, de 29 años de edad, condenado a una pena de seis años en el juicio a puerta cerrada celebrado en Bata el 17 de febrero de 2004. Según fuentes familiares Emilio Ndong sufría una grave intoxicación por haber ingerido lejía y no excluían que hubiera sido objeto de un envenenamiento. Emilio Ndongo es sobrino del exteniente coronel Cipriano Nguema Mbá. En días sucesivos se supo que Emilio Ndongo estuvo internado dos días en la sección de Cirugía, en el pabellón 4º del Hospital de Bata. Tuvo siempre una discreta vigilancia militar. Según fuentes fiables habría llegado inconsciente al hospital, cubierto de excrementos y con signos evidentes de haber sido recientemente torturado. “Todo indica que habrá estado inconsciente durante todo el viaje desde Evinayong a Bata”. El tratamiento al que fue sometido (que incluía un lavado de estómago) no parecía indicado, siempre según nuestras fuentes, para alguien que sufre una intoxicación por lejía. A los dos días de llegar y sin que se apreciase mejoría alguna, la policía lo sacó del hospital con destino desconocido. El 28 de enero trascendió que Emilio Ndongo permanecía en la Prevención del Cuartel General de Bata donde fue trasladado por orden del Inspector General de las Fuerzas Armadas, Joaquín Ndong Nvé.  

-         31 de enero: Trasciende la inquietud de familiares y personas cercanas al ex comandante de las Fuerzas Armadas ecuatoguineanas Juan Ondó Abaga, hasta 1997 jefe de la Marina en la región de Rio Muni y hasta ahora exilado en Benin. A fecha 4 de febrero pudo confirmarse que Ondó Abaga llevaba varios días en la prisión de Black Beach, cercana a Malabo. Según nuestras informaciones el organizador del secuestro en Benin y posterior traslado a Guinea Ecuatorial del señor Ondó Abaga fue Heriberto Meko Mbengono, embajador de Guinea Ecuatorial en Nigeria y en Benin. Los secuestradores habrían utilizado el avión presidencial ecuatoguineano para trasladar a Ondó Obiang de Abuja hasta Malabo. Juan Ondó Abaga disponía de estatuto de Refugiado bajo protección de ACNUR, no tenía cargos pendientes en Guinea, ni había sido procesado nunca. Es pariente directo de Felipe Ondó Obiang, dirigente de la formación opositora, no legalizada, Fuerza Demócrata Republicana (FDR), encarcelado en la prisión de Evinayong, en el centro de Río Muni, desde hace tres años. Juan Ondó Abaga pudo ser juzgado por el tribunal militar reunido en Bata a partir del 7 de septiembre. Aunque su presencia en Black Beach estaba suficientemente confirmada, y parecía figurar en el sumario del ese "proceso" las autoridades ecuatoguineanas no le hicieron comparecer en el juicio. El 23 de septiembre Amnistía Internacional publicó una nota en la que se consideraba "desaparecido" a Juan Ondó Abaga.

-         1 de febrero: A primera hora de la noche del 1 de febrero un grupo de cuatro ecuatoguineanos encabezados por Pedro Nsue Elá, teniente coronel de la Policía de aquel país y Notario-Asesor Jurídico de la “Seguridad”, intentó asaltar el domicilio en Granada del exilado Cándido Elá Eyang, situado en la calle Pasaje de la Algada, nº 6, en el barrio Caserío de Montijo. Los asaltantes desistieron de su empeño y huyeron del lugar al ser advertida y presentarse en el lugar la policía española. Cándido Elá Eyang vive desde hace más de dos años en el exilio. Fue funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores de Guinea Ecuatorial y ha ocupado puestos de responsabilidad en distintas embajadas. Ha sido colaborador de Manuel Moto Tomo Mangué, ex embajador en China y en la actualidad  residente en Canadá. Era conocido que Pedro Nsue había ofrecido a principios de año recompensas millonarias a quien proporcionase información sobre Manuel Moto Tomo. El señor Moto Tomo es hermano del ex diputado del PDGE, refugiado en España, Germán Pedro Tomo, Mayo. Pedro Nsue Elá y Cándido Elá Eyang son hermanos.   

-         15 de febrero: Fuentes solventes del interior de Guinea Ecuatorial informaron que Petronila Afumu Meyé, detenida hacía cuatro meses por la policía, estaba siendo torturada. Es la esposa del teniente coronel Florencio Elá Bibang Nchama, en su día Inspector General Adjunto de las Fuerzas Armadas en la región continental (número dos de la jerarquía militar en esa región), procesado y absuelto en el “juicio a puerta cerrada” celebrado en Bata en febrero de 2004 y que huyó del país después del 12 de octubre de ese año. En esta fecha Florencio Elá Bibang, tras varios intentos de secuestro por parte de la “Seguridad” ecuatoguineana en territorio camerunés, se encontraba bajo la protección de la policía de este país. La señora Afumu Meyé está siendo cruelmente torturada: se le han golpeado reiteradamente los pies lo que le ha producido graves heridas de las que no ha recibido atención médica. 

-         6 de abril: La agencia EFE difundió con esta fecha un despacho en el que se dice: “La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Guinea Ecuatorial ha desestimado la petición del abogado Fabián Nsue para visitar a los ocho presos surafricanos condenados el pasado noviembre por conspiración contra el Gobierno de Guinea Ecuatorial (…). A principios del pasado marzo, Nsue entregó un escrito en la sala de lo penal de la citada instancia judicial en el que solicitaba poder visitar a sus clientes en el penal de Black Beach, a las afueras de Malabo, “antes de que se proceda la celebración de la próxima vista”, en referencia al recurso de casación presentado el 10 de febrero pasado. Nsue, denunció en declaraciones a EFE (…) que “la situación de los presos es de verdaderos rehenes” y lamentó que “ni el cuerpo diplomático, ni los letrados tienen acceso a los surafricanos”. (…) Sergio Abeso Tomo, presidente de la CSJ rechaza la solicitud del letrado guineano y señala que “una simple visita a un procesado no puede guardar relación con la naturaleza misma del recurso de casación”. Recordó que el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de Guinea Ecuatorial siempre ha contestado con un “no rotundo” las solicitudes de visitas enviadas por representantes de legaciones diplomáticas. Desde su detención en marzo de 2004, los ocho surafricanos condenados han permanecido encadenados en las piernas y con grilletes en las manos y carecen de cualquier tipo de asistencia, según fuentes de la defensa…”. 

-         12 de abril:    En la madrugada del martes, doce de abril, fue detenido y torturado en Niefang, Benito Biyang, responsable de la organización de CPDS en esta zona. Se le acusa de "esconder personas en su casa". Al parecer, la policía persigue a  militantes del partido gubernamental PDGE que abandonan esta formación para pasar al partido opositor CPDS. Las autoridades policiales habrían llevado esta política de intimidación a la detención y tortura de Benito Biyang. 

-         14 de abril: Amnistía internacional publicó el 14 de abril la nota siguiente con el título “Guinea Ecuatorial: Presos expuestos a morir de hambre”: “Al menos 70 reclusos de la cárcel de Black Beach, de Malabo, Guinea Ecuatorial, están expuestos a morir de hambre, según Amnistía Internacional. Entre los que mayor peligro corren figuran 11 extranjeros condenados a prisión en un juicio injusto en noviembre de 2004 y decenas de ciudadanos de Guinea Ecuatorial detenidos por motivos políticos a lo largo de 2004 y recluidos sin cargos ni juicio. Según información recibida por Amnistía Internacional, en las seis últimas semanas la situación se ha agravado mucho, al suspender las autoridades el suministro de alimentos a los presos e impedirles todo contacto con sus familias, abogados y representantes consulares. Muchos de los reclusos de Black Beach están ya muy débiles debido a las torturas y malos tratos que han sufrido o a enfermedades crónicas para las que no reciben la debida atención médica. “Este riesgo inminente de morir de hambre, la falta de atención médica y las espantosas condiciones de reclusión indican de manera vergonzosa que las autoridades de Guinea Ecuatorial no cumplen las obligaciones más básicas que han contraído en virtud del derecho internacional. Si no se hace algo de inmediato, muchos de los presos de Black Beach morirán” ha manifestado el director del Programa para África de Amnistía Internacional, Kolawole Olaniyan. Según informes, los alimentos proporcionados por las autoridades se redujeron en diciembre de 2004 de una taza de arroz diaria a uno o dos panecillos, y desde el final de febrero de 2005 sólo se ha suministrado comida esporádicamente. Los reclusos dependen ya de los alimentos que sus familias entreguen a los guardias de la prisión, lo que significa que los 11 extranjeros y las decenas de ciudadanos de Guinea Ecuatorial detenidos por motivos políticos en tierra firme están especialmente expuestos a morir de hambre, ya que no tienen familiares en Malabo que les ayuden. Todos los reclusos pasan las 24 horas del día en sus celdas, y los extranjeros tienen además las manos y los pies esposados todo el tiempo. Amnistía Internacional ha sabido que, además de los extranjeros condenados en noviembre del año pasado –seis armenios y cinco sudafricanos–, en la prisión de Black Beach hay también cuatro nigerianos recluidos allí desde hace meses sin cargos ni juicio y sin que se haya notificado su situación a su embajada. Dos ex reclusos de Black Beach se encuentran ahora recluidos en la comisaría central de policía de Malabo. Fueron declarados culpables de internar derrocar al gobierno en junio de 2002 en un juicio injusto, y Amnistía Internacional los considera presos de conciencia y teme que sean torturados. Amnistía Internacional pide a las autoridades de Guinea Ecuatorial que proporcionen de inmediato y de manera habitual a los reclusos alimentos adecuados y la atención médica que puedan necesitar, que les quiten las esposas y grilletes, que pongan fin a su reclusión en régimen de incomunicación y que permitan de inmediato a organizaciones internacionales humanitarias como el Comité Internacional de la Cruz Roja el acceso a todos ellos”. 

-         17 de abril: En torno a las cuatro de la tarde del 17 de abril fue detenida a la entrada de la cárcel de Bata, Anastasia Ncumu, de 75 años de edad. La señora Ncumu iba a entregar comida a un hijo suyo detenido en ese centro carcelario. La orden de detención ha partido de Armengol Nguema, hermano menor del dictador guineano y responsable de la “Seguridad” guineana. Anastasia Ncume es madre también de un exilado ecuatoguineano en Benin.  

-         21 de abril: En estas fechas empezaron a producirse llamadas amenazantes contra distintas personas del exilio ecuatoguineano que viven en España. Entre los afectados por estas llamadas estaban Germán Pedro Tomo, Mayo, ex diputado del gubernamental PDGE por la circunscripción de Wele-Nzas (la de Mongomo, en la región continental, de la que es natural el dictador ecuatoguineano) que vive exilado en España desde finales de 2003; Laurentino Nsue, dirigente de Unión Popular (UP) y familiares de Donato Ndongo Bidyogo. Las amenazas se denunciaron ante la policía española. 

-         8 de mayo: La policía guineana detuvo a primera hora de la tarde del 8 de mayo en el aeropuerto de Malabo a trece miembros de las Juventudes del partido Convergencia para la Democracia Social (CPDS) que querían viajar a Madrid donde la próxima semana iban  a recibir un curso de formación de cinco días organizado por la Fundación Pablo Iglesias (PSOE). Los trece jóvenes han sido golpeados dentro del aeropuerto y algunos de ellos han resultado heridos. Dos chicas que formaban parte del grupo han sido desnudadas en público. Además de las agresiones anteriores, la policía  les ha decomisado toda la documentación que llevaban y les ha acusado de viajar a España "a recibir instrucción militar". CPDS es un partido legal que cuenta con dos diputados en el Parlamento guineano. Diez de los jóvenes permanecieron varios días detenidos en la comisaría de Malabo tras de los cuales fueron puestos en libertad sin cargos. 

-         16 de mayo: El diario camerunés Cameroon Tribune publicó el 16 de mayo la siguiente información firmada por Nicolás Amayena: "El ministro de Estado, Secretario General de la Presidencia de la República, Jean Marie Atangana Mebara recibió en audiencia el pasado viernes, en representación del Jefe del Estado, al viceministro ecuatoguineano de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Esono Micha que era portador de un mensaje del presidente ecuatoguineano, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, presidente en ejercicio de la Comunidad económica y monetaria de los Estados del África Central  (CEMAC), a su homologo camerunés. El contenido del mensaje no ha sido revelado por el emisario de Malabo, Esono Micha se ha contentado con afirmar que su visita se incluía en el marco de las consultas permanentes entre Yaundé y Malabo,  tendentes a resolver determinados problemas relacionados con la integración regional.  Es importante poner de manifiesto que esta visita del viceministro ecuatoguineano de Asuntos Exteriores y de Cooperación a Yaundé se produce en un contexto particular, marcado por los recientes incidentes ocurridos en la zona de  Ma’an, provincia del Sur, que se saldaron con la toma de rehenes. En efecto, hace tres meses, doce compatriotas se encontraban en la parte camerunesa del bosque ecuatorial cuando fueron apresados por miembros de las fuerzas de seguridad ecuatoguineanas. Han sido necesarias numerosas gestiones diplomáticas para que diez de ellos - otros dos habían conseguido huir mientras tanto - fuesen puestos en libertad el pasado 4 de mayo. Este nuevo episodio de las relaciones entre Camerún y Guinea Ecuatorial sucede tras las masivas expulsiones de cameruneses de aquel país que tuvieron lugar el pasado año. No es de extrañar que solamente la existencia de consultas permanentes, al más alto nivel, puedan contribuir a la distensión de la atmósfera entre Yaundé y Malabo". 

-         22 de mayo: En los últimos días de mayo, cuatro personas fueron detenidas a su llegada al aeropuerto de Malabo. Los cuatro viajaban en Air Gabón pero uno de ellos, Apolinar Nse Peter llegó el domingo día 22 y los tres restantes el miércoles día 25.  Apolinar Nse Peter es un ciudadano de origen guineano, emigrado a Suráfrica en 1976 (el 23 de febrero de 1976, para ser exactos) y nacionalizado en aquel país que regresaba a Guinea para ofrecer ceremonias funerarias a sus padres fallecidos hace varios años. Fue detenido junto con su sobrina de 19 años, Emiliana Ndong Peter, que le esperaba en el aeropuerto y que sería puesta en libertad el pasado día 23. Miguel Riveiro, Herminio Echube y un tercero de nombre Raimundo, son empleados de la pesquera española Pescavensa, fueron contratados en Bioko hace años cuando esta empresa montó una factoría en la isla y han ido desplazándose con ella por distintos caladeros (cada vez más al sur de África). En los últimos tiempos faenaban frente a las costas de Namibia y Suráfrica. Los tres regresaban a Guinea a disfrutar de sus vacaciones. Todos ellos fueron internados primeramente en el campamento Rabat, en el centro de Malabo y más tarde en Black Beach. Las informaciones procedentes de Guinea Ecuatorial indican que al menos Miguel Riveiro, Herminio Echube y Raimundo continúan aislados en ese penal cercano a Malabo sin que hasta el momento (ocho meses después de su detención) se hayan formulado cargos contra ellos.  

-         24 de mayo: Se conoce un nuevo caso de tortura: Víctima: Prosper DIFFO, súbdito camerunés residente en Bata, Guinea Ecuatorial, mecánico jefe en la empresa SEGAMI. Autor: tres gendarmes de la gendarmería central de Bata.  Fecha: 18/05/2005, sobre las 09 horas. Encarcelado de 09 a 13 horas.   Motivo: El gobernador de Litoral, Don Silverio Baca Mba, tenía en Segami piezas de recambio para su vehículo, compradas por el gobierno, que él deseaba retirar y hacer montar en su vehículo. Sin embargo, el estado real de su vehículo no le permitió al técnico montar piezas nuevas sobre unos engranajes oxidados que tenían que ser cambiados previamente. El gobernador entendió que el camerunés le faltaba al respeto, que no había querido montarle las piezas y que se merecía un correctivo. Por eso lo envió a la gendarmería. Atropello: Recibió más de 150 porrazos en el trasero y patadas en todo el cuerpo. Presenta  dolores musculares y articulares generalizados, hematomas múltiples, sobre todo en los glúteos. No puede sentarse. Hospitalizado del 18 al 20 de mayo de 2005. Reposo
laboral de  30 días. Incapacidad Total Temporal de 30 días. 

-          4 de junio: La radio nacional guineana anunció en la noche del 4 de junio el indulto, "por razones humanitarias" de los seis ciudadanos armenios condenados a mas de veinte años de cárcel en el "juicio de los mercenarios" concluido en Malabo en noviembre de 2004.  Samuel Davrinian, Ashot Karapetyan, Samuel Matshkalian, Razmik Khachatryan, Suren Muradyan y Ashot Simonyan residían en Guinea con sus familias desde principios del pasado año, trabajaban en la empresa alemana Central Asian Logistic GBMH (CAL), dirigida por Gerard Eugen Merz, y pilotaban un avión Antonov. Aunque se les acusó de complicidad con los mercenarios surafricanos, en ningún momento de la instrucción, ni de la vista pública, pudo demostrarse su participación en el intento de invasión de marzo de 2004. En su condena a más de veinte años de cárcel jugó un papel fundamental la muerte en la prisión de Black Beach de Gerard Eugen Mertz. Aunque la versión oficial dada por las autoridades guineanas hablaba de "ataque agudo de paludismo cerebral", distintos testimonios han indicado que su muerte se produjo como consecuencia de las torturas de las que fue objeto. En el momento de dictar sentencia, Obiang y los suyos opinaron que la única forma de "justificar" la muerte del responsable de la Central Asian Logistic era acusarle de gravísimos delitos y, aunque Eugen Mertz desapareció de la sentencia, sus empleados fueron condenados a penas muy duras, de más de veinte años de prisión. Conocida la sentencia el gobierno armenio consideró el encarcelamiento de sus conciudadanos un verdadero problema nacional. A lo largo de los meses transcurridos entre la condena y el indulto meses se repitieron los viajes (algunos de ellos públicos y otros más discretos) a Malabo de importantes personalidades armenias. Cualesquiera que fueran las últimas gestiones llevadas a cabo por las autoridades armenias, y cuyo detalle no han llegado a conocerse, no deja de ser sorprendente que la justicia de Guinea Ecuatorial indultase a personas condenadas a veinte años de cárcel cuando continúan en prisión otros condenados en el mismo juicio a penas mucho menores. Parece claro que las autoridades de Guinea Ecuatorial y sus jueces son los primeros en no creerse las sentencias que dictan. 

-         4 de junio: También con esta fecha fueron detenidos en el aeropuerto de Malabo un grupo de personas que llegaban de Sao Tomé y Principe. Entre ellos estaba el empresario español Francisco Sierra ("Paco Sierra"), dueño de Air Guinea, persona bien relacionada con los dirigentes del régimen guineanos y que lleva residiendo en aquel país en torno a quince años. Entre los detenidos está también Hermenegildo Madiba, Miky Madiba, conocido "Antorchón", el propietario del restaurante Pizza Place, de origen libanés y de nombre Alí, junto con su hermano, Mercader Costa, hermano del ministro de Trabajo y otras tres personas más entre las que está el ciudadano español Esteban Cáceres especialista en logística. Se les detuvo en la misma pista del aeropuerto, cuando un vehículo de la policía pasó a recogerlos nada más finalizar la maniobra de aterrizaje. El grupo había hecho el viaje de ida a Sao Tomé el jueves, día 2 y el motivo del mismo está relacionado con su actividad empresarial. Los detenidos fueron trasladados a la comisaría de Malabo donde permanecieron hasta el día 8. Fue la  segunda vez que se tomaron medidas contra ciudadanos de Guinea Ecuatorial o personas residentes en este país por viajar a Sao Tome. Las autoridades guineanas pretendieron relacionarlos con los antiguos mercenarios componentes del "Batallón Búfalo", naturales de Sao Tomé y que intentaron hace casi tres años un golpe de estado contra el actual presidente Fadrique de Menezes. Algunas semanas antes el secretario de CPDS, Plácido Micó, denunció amenazas por parte de las autoridades del régimen tras haber viajado a Sao Tomé.  

-         9 de junio: Un grupo de vecinos del poblado de Basupu-Fiston próximo a Rebola (en la isla de Bioko) fue apaleado el día 9 en presencia del Delegado del gobierno de Baney, Domingo Nkoni. Entre ellos se encontraba el concejal de CPDS por Rebola, Bernardo Choni Sabana. Los incidentes dieron comienzo cuando el jefe del consejo de poblado de Basupu-Fiston decidió hacer una lista con las personas que no acudían a hacer la "prestación pública", a trabajar en la limpieza del pueblo. Entre ellas figuraba, al parecer, una hermana del concejal. Se detuvo a todos los integrantes de la lista, se les llevó al puesto de policía de Rebola y se les impuso una multa. Cuando volvieron al poblado, alguien agredió al jefe del consejo del poblado. Distintas versiones indican que el autor pudo ser un sobrino del concejal. Repuesto de la agresión, el jefe del consejo de poblado "pidió efectivos" a Rebola y con ellos, de nuevo en Basupu-Fiston, se personó en la casa de Bernardo Choni. No estaba su sobrino, pero la policía decidió llevarse a todos los que se encontraban allí en ese momento, incluido el propio concejal. Cuando todos estaban en el puesto de policía de Rebola llegó Domingo Nkoni y ordenó que fueran golpeados en su presencia. Bernardo Choni Sabana recibió 15 gomazos en las posaderas.   

-         15 de junio: Se conoce la intención del decano del colegio de Abogados de Guinea, Juan Oló, de suspender por un año a los abogados Fabián Nsue y José Manuel Ndjoku Bondjale que ejercen ambos en la capital guineana, según informaron fuentes de toda solvencia del interior del país. Fabián Nsue es dirigente de la formación opositora Unión Popular, ha participado como defensor en los procesos más importantes celebrados en Guinea Ecuatorial en los últimos años. Actuó como defensor de los surafricanos en la segunda parte del proceso contra los supuestos cómplices del intento de invasión de marzo de 2004 y ha sido reiteradamente detenido y torturado. Juan Oló ha comunicado ya su decisión a la Corte Suprema, a los Tribunales de Justicia y al Ministerio de Trabajo. No se han hecho públicos los motivos de la sanción, de la que tampoco se había dado hasta esa fecha notificación oficial a los afectados. Juan Oló es cuñado del dictador y durante muchos años fue ministro de Hidrocarburos. Su única relación con el derecho es un curso sobre "Derecho Internacional" que recibió hace muchos años en la Universidad de Kiev. La asociación internacional de abogados BAR publicó el  día 20 de julio unas declaraciones de su Director Ejecutivo, Mark Ellis, en las que mostraba su preocupación por la sanción de que iba a ser objeto Fabián Nsue y que implica la suspensión durante un año en su ejercicio profesional. El seño Ellis ponía de manifiesto la falta de garantías en las que han de trabajar los abogados ecuatoguineanos. Las declaraciones de Mark Ellis fueron difundidas el 2 de septiembre por la asociación Global Witness. 

-         20 de junio: A primera hora de la tarde del 20 de junio fue objeto de un atentado en el municipio de Alcorcón, cercano a Madrid, Manuel Moto Tomo ciudadano ecuatoguineano residente en Canadá (ex embajador de Guinea en China) y hermano de Germán Pedro Tomo, ex diputado el PDGE, exilado en España desde finales de 2004, que había recibido reiteradas amenazas telefónicas. Los agresores (tres) mostraron cuchillos con uno de los cuales apuñalaron gravemente a Manuel Moto Tomo. Uno de ellos fue retenido por familiares del agredido y debió ser también hospitalizado como consecuencia de las heridas recibidas. El atentado tuvo lugar a la entrada de la casa de Germán cuando su hermano regresaba de hacer compras en un supermercado cercano. Desde el principio pareció claro que se trataba de un error, que los agresores se habían equivocado de persona y que su intención era agredir a Germán Pedro Tomo. En el mes de octubre trascendió la noticia de seis personas habían sido detenidas por la policía española relacionadas con estos hechos. Se trataba de dos personas de origen colombiano que habían participado directamente en la agresión y cuatro ciudadanos españoles que habrían actuado como inductores y organizadores del atentado. Los nombres de los cuatro españoles son: Oscar Pérez Bidegain, Juan Manuel Márquez Jaramillo, Ángel Alonso Delgado y Miguel Rodríguez Román. Oscar Perez Bidegain, presunto cerebro de la red, dirige una empresa en Guinea de la que es socio y accionista mayoritario Manuel Nguema Mba, ministro guineano de Seguridad y tío del dictador ecuatoguineano. El atentado contra Manuel Moto parece, con toda probabilidad, contar con tres eslabones: los ejecutores colombianos, la trama española y la conexión guineana. Según noticias fiables, la trama española intentó en primer lugar entrar en relación con sicarios profesionales, con profesionales del crimen residentes, o contactables, desde territorio español y originarios de la Europa oriental. Se trata de personas que están sometidas a un fuerte control policial y a partir de ahí la policía española tuvo las primeras noticias difusas de lo que algo se estaba tramando contra algunos exilados ecuatoguineanos. Desde la conexión guineana se  indicaron a la trama española los nombres de las personas contra las que debían atentar. Los primeros eran: Germán Pedro Tomo, Mayo, Severo Moto y Bonifacio Nguema Esono. En la trama española decidieron no hacer los atentados de forma simultánea y eligieron a Mayo como primer objetivo. El siguiente iba a ser Severo Moto. Por razones probablemente económicas la trama española desistió de contratar a profesionales y recurrió a un grupo de colombianos sin ninguna experiencia en estos asuntos, con residencia en Vizcaya. La policía ha reconstruido el viaje de los colombianos, junto con algún español, desde Bilbao a Madrid y conoce los sitios en los que se pararon  a comprar “cuchillos de grandes dimensiones” con los que hacer el atentado.  La forma como los colombianos realizaron el atentado, con una evidente  “falta de profesionalidad”, y la identidad de uno de ellos, detenido por la familia de Mayo en el mismo momento del intento de asesinato, que no estaba fichado como “profesional”, ni tenía relación con estos círculos, contribuyó en un primer momento a despistar a la policía española que tomó en cuenta la posibilidad de que se tratase de un grupo de delincuentes comunes, aunque también desde el principio supo que no se trataba de personas que vivieran en Alcorcón, ni en sus alrededores. La conexión guineana se hacía por medio de una persona residente en Malabo y perteneciente a la “Seguridad”. Por razones que desconocemos por el momento, en torno al 10 de junio, esa persona empezó a pedir “informes” a la trama española sobre lo que estaban haciendo. Los integrantes de la trama española redactaron varios informes en días sucesivos en los que contaban “al jefe” sus “actividades”. Estos informes están en poder de la policía española y dejan muy pocas dudas sobre la participación de los cuatro españoles detenidos y de que seguían instrucciones de los responsables de la “Seguridad” ecuatoguineana. 

-         6 de julio: La publicación camerunesa Mutations difundió el 6 de julio un reportaje fechado el día anterior en Malabo, del que es autor Claude Tadjon,  en el que se dice entre otras cosas lo siguiente:"Un camerunés detenido por intento de golpe de Estado. Directivo en Mobil-Oil, Jules Lengué ha sido acusado de intento de derribar al régimen. Desde hace poco más de una semana, el representante residente de la empresa norteamericana Mobil Oil, en Guinea Ecuatorial, de nacionalidad camerunesa, ha sido arrestado y está retenido desde entonces en la prisión de Malabo, la capital política de este país del África Central.  Las mismas fuentes dejan entrever que las autoridades ecuatoguineanas sospechan que este directivo de nacionalidad camerunesa está implicado en una intento de golpe de Estado tendente a derriban al régimen del presidente de la República, Teodoro Obiang Nguema.  No se ha proporcionado todavía ningún detalle sobre las circunstancias exactas de la detención de Jules Lengué. Se ignoran incluso las condiciones en las que está detenido. De creer ciertas filtraciones producidas en Mobil Cameroon, el Director General de esta empresa se ha desplazado personalmente a Malabo, para informarse de la situación. En el momento en el que entramos en prensa, nada se sabía nada todavía de esta misión. En la embajada de Guinea Ecuatorial en Yaundé, no se muestran muy interesados en hablar sobre el asunto: "el embajador solo recibe con cita previa", dicen en el puesto de información y cuelgan de inmediato. Una voz femenina responde en Mobil Cameroon y anuncia la indisposición del responsable de comunicación antes de indicar que ha oído hablar de la interpelación del representante de la sociedad en Malabo". La agencia Xinuapress y la revista Jeune Afrique confirmaron en días posteriores la detención de Jules Lengué.  

-         28 de julio: La organización no gubernamental británica Global Witness difundió con esta fecha la siguiente nota: 

ACOSO Y HOSTIGAMIENTO DEL GOBIERNO DE GUINEA ECUATORIAL A PLACIDO MICÓ ABOGO POR SU PARTICIPACIÓN EN UNA CONFERENCIA SOBRE TRANSPARENCIA EN EL USO DE LOS RECURSOS PETROLEROS, CELEBRADA EN SAO TOMÉ DEL 18 AL 20 DEL PASADO MES DE ABRIL.

 "Desde de su regreso a Malabo el pasado día 25 de abril, Plácido Micó Abogo,  Secretario General de Convergencia para la Democracia Social (CPDS) y diputado en el parlamento de su país, está sufriendo el acoso y hostigamiento del régimen autoritario de Guinea Ecuatorial, que lo acusa de haber viajado a Sao Tomé de forma clandestina y con el objeto de contactar con mercenarios.

   Del día 18 al 20 del pasado mes de abril tuvo lugar en Sao Tomé, capital de la República de Sao Tomé y Príncipe, una conferencia bajo el título “Living With Oil: The Experiences of the Africans Oil Produccing Countries”, patrocinada por la organización International Alert, basada en Londres; la FONG, Federación de ONGs de Sao Tomé, y el PNUD, y con la participación del Gobierno anfitrión a través del ministro de Recursos Naturales, que presidió la ceremonia de apertura, el FID, que es la Oficina del gobierno británico encargada de la Iniciativa sobre la Transparencia de las Industrias Extractivas (ITEI) y varias organizaciones internacionales como Global Whitnes o Publish That you Pay.

   A la conferencia fueron invitados representantes de la sociedad civil de varios países africanos productores de petróleo: Angola, Nigeria, Camerún, Chad y Guinea Ecuatorial, en la persona de Plácido Micó, cuyas aportaciones podrían ser de utilidad a la sociedad civil saotomense ante la perspectiva de que su país en un futuro próximo se sume al grupo de los países africanos productores de petróleo. 

EL ACOSO Y HOSTIGAMIENTO

   Plácido Micó abandonó Sao Tomé  el día 21 de abril con destino a Libreville, donde debía coger un vuelo de la compañía aérea AirGabón para trasladarse a Malabo la mañana del 22. Después de esperar el referido vuelo en el aeropuerto Leon Mbá desde las 9 de la mañana, a las 18 horas les comunicaron que el vuelo había sido anulado. La compañía se hizo cargo de los pasajeros que debían irse a Malabo y Doula y los albergó durante dos días en un hostal próximo al aeropuerto de Libreville hasta que los embarcó el domingo día 25 en otro vuelo con destino a  Douala, donde a su vez tomaron el primer vuelo de la compañía Air Guinea con destino a Malabo.

   Una vez en Malabo, ya el día 26, los responsables de la compañía Air Guinea fueron requeridos por los responsables de la seguridad nacional y acusados de haber “introducido clandestinamente a un opositor en el país” y después de algo más de una semana de declaraciones e interrogatorios, dicha compañía fue sancionada con una multa de 20 millones de francos cfa (30.000 €). Por otra parte, los policías que estuvieron de servicio en el aeropuerto de Malabo la noche que aterrizó el vuelo en que viajaba Plácido Micó, fueron sancionados con 10 días de suspensión de empleo y salario, mientras que la agente de policía que estuvo en el control de pasaportes y que dio la entrada a Plácido Micó fue detenida e ingresada en la cárcel de Black Beach, a la espera de un consejo de guerra, acusada del “delito” de “haber dejado entrar en el país a un opositor”.

Por su parte, la oficina del PNUD en Malabo sufrió presiones del ministerio de Asuntos Exteriores al ser preguntado sobre la participación que tuvo en la organización y financiación del viaje de Plácido Micó a Sao Tomé, a lo que respondieron no estar al corriente de nada.

   Paralelamente a esas actuaciones, Plácido Micó recibió el miércoles día 28 de abril, una llamada de un mando de la seguridad presidencial inquiriéndole sobre su viaje, el lugar en que había estado y sobre todo sobre la vía de regreso a país, a todo lo cual se le contestó detalladamente. Unos días después, Plácido fue convocado por el Presidente del Parlamento guineano, quién le acusó de haber salido clandestinamente del país, sin haber solicitado y obtenido previamente una autorización suya de desplazamiento, y acto seguido le relató la información que el gobierno supuestamente tenía de su viaje a Sao Tomé. Según el Presidente del Parlamento, cuando Plácido Micó llegó a Sao Tomé, le esperaban en el aeropuerto dos mercenarios sudafricanos y uno libanés, con quienes montó en un vehículo todoterreno de color rojo, dirigiéndose al hotel Miramar, donde se hospedaron, seguidamente se fueron a una ciudad donde fueron a celebrar una reunión secreta de más de cuatro horas. Ante este relato, Plácido Micó le dijo al Presidente del Parlamente que su relato no era más que una sarta de disparates, invenciones y acusaciones que sólo pueden ser fruto de un montaje político. Para evidenciar la falsedad de su relato, Plácido Micó le dijo que en el aeropuerto le esperaron con un coche oficial del PNUD dos funcionarios de esta entidad en Sao Tomé (un hombre y una mujer) y un representante de International Alert, y que se dirigieron al hotel Marlyn Beach donde le alojaron juntamente con el resto de los invitados durante toda la Conferencia.

   El Gobierno de Guinea Ecuatorial ha llegado incluso, a acusar a las autoridades españolas, primero a través del Viceprimer Ministro Segundo del gobierno encargado de la Función Pública y “Derechos Humanos”, Ricardo Mangué Nfuba, y después por el ministro de Asuntos Exteriores, Pastor Michá, de haber patrocinado y estar al tanto del viaje y de los “contactos mercenarios” del líder opositor en Sao Tomé.

   El 31 de mayo, International Alert envió una carta al Ministro Ecuatoguineano de Asuntos Exteriores dando detallada información sobre la asistencia de Plácido Micó a la conferencia en Sao Tomé, y clarificando los objetivos y el financiamiento de este viaje (ver anexo). Hasta la fecha International Alert no ha recibido respuesta a esta carta. 

   En su regreso de un viaje a Madrid el 1 de junio de 2005, Plácido Micó fue víctima de más hostigamiento por las autoridades. Fue detenido e interrogado durante varias horas en el aeropuerto de Malabo, y algunos de sus papeles personales fueron destruido o confiscados.  

EL GOBIERNO GUINEANO ANTE LA INICIATIVA SOBRE TRANSPARENCIA

   El acoso y hostigamiento de que es objeto Plácido Micó, se inscriben en una vieja y decidida estrategia del régimen de acabar con la oposición política en el país, y en este caso concreto con el líder de CPDS en tanto que máximo dirigente del único partido de la oposición legalizada en el país, con predicamento tanto en el interior como en el exterior de Guinea Ecuatorial. Pero además, detrás del actual montaje que el régimen parece querer urdir contra Plácido Micó, se encuentra el disgusto y ansiedad de las autoridades guineanas por la denuncia de falta de transparencia y de corrupción en el manejo de los recursos petroleros que contra ellos hizo Plácido en la conferencia de Sao Tomé.

   El Gobierno de Guinea Ecuatorial que en los pasados meses manifestó su intención de sumarse a la iniciativa de Tony Blair sobre Transparencia de las Industrias Extractivas, se ha visto descubierto por la denuncia de CPDS y su líder sobre la falsedad de la voluntad de transparencia del régimen. 

   La persecución, acoso y hostigamiento de que es actualmente objeto Plácido Micó por el hecho de haber participado en una conferencia cuyo objeto principal era precisamente hablar de la necesidad de la transparencia en la gestión de los recursos petroleros y de los perjuicios que trae a cualquier país una gestión oscura y corrupta de éstos, es una muestra clara, no sólo de la falta de voluntad de transparencia por parte de las autoridades de guineanas, sino también de su perversa voluntad de perseguir y reprimir a todo aquel que lo denuncie, impidiendo a toda costa la organización y estructuración de la sociedad civil en Guinea Ecuatorial".   

-         4 de agosto: Con esta fecha el Alto Comisariado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas informó que había aceptado los casos de los desaparecidos ecuatoguineanos: Celso Mba Esono, José Ndong Ntutumu y Emilio Ndong Nguema. El Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias, también de Naciones Unidas, "ha examinado estos casos y decidió transmitirlos al Gobierno de Guinea Ecuatorial solicitándole que investigue estas desapariciones y le comunique los resultados que obtengan".  La denuncia sobre estas desapariciones fue presentada en marzo de este año por "personas cercanas a la formación política Fuerza Demócrata Republicana y la Asociación para la Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial (ASODEGUE)". En los términos de la denuncia, "Celso MBA ESONO, de 25 a 30 años, casado, vecino del barrio de Mondoasi en Bata, capital de la región continental de Río Muni; subinspector de policía (cabo); sin antecedentes políticos (...) Desapareció el 16 de diciembre de 2003 cuando intentaba huir del país (...) Fue interceptado a las 21 horas de ese día por un grupo de la policía política dirigido por Diosdado Nguema Eyí, comisario de policía y Subdirector de la Seguridad Nacional, Liborio Mba Obama, capitán de la policía, y José Mba Esono, Adji-Nana, teniente de la policía y conocido torturador, en el poblado de Milong-Milong a 6 kilómetros del puerto pesquero de Bata. Mba Esono intercambió disparos con quienes intentaban detenerlo. No ha vuelto a saberse nada de él y tampoco se ha entregado el cadáver a su familia".  "José NDONG NTUTUMU, de 25 a 30 años, soltero, militar sin graduación (soldado), residente en el Cuartel General de Bata. Sin antecedentes políticos. (...) Desapareció a mediados del mes de octubre de 2004, después del día 12 de este mes.(...) Se sabe que fue detenido en la ciudad de Mongomo (distrito de Wel-Nzas). No se tienen más datos sobre su situación.(...) Fue detenido por un capitán de la policía y administrador de los bienes personales del presidente Teodoro Obiang Nguema, apellidado Ndong Moló". "Emilio NDONG NGUEMA, de 17 a 19 años, vecino de Bata, militar sin graduación (soldado).(...) Desapareció en agosto de 2004. (...) Detenido desde finales de 2003. Recluido en la Cárcel Pública de Bata, fue juzgado y condenado en el juicio “a puerta cerrada” celebrado en esta ciudad el 17 de febrero de 2004. (...) Permaneció en la Cárcel Pública de Bata hasta agosto de 2004; en esa fecha fue sacado de este establecimiento por el general Antonio Obama Ndong, “Antoñito”, primo de Obiang y conocido torturador. Desde entonces no ha vuelto a saberse nada de él". 

-   19 de agosto: A mediados del mes de mayo, en círculos del exilio ecuatoguineano en España se difundió la noticia (a través de El Muni) de que Florencio Elá Bibang, Antimo Edú y Felipe Esono Ntumu habían sido detenidos por la policía nigeriana y estaban en la cárcel de máxima seguridad de Lagos “Nigerian Army Intelligent Custody”. Según la publicación ecuatoguineana “habrían sido detenidos cuando se disponían a cruzar con una embarcación casera la frontera marítima entre Camerún y Nigeria, desde donde iban a dirigirse a la República de Benín, para pedir asilo político”. La justicia nigeriana les acusó de delitos de tráfico ilegal de mercancías (de armas, en concreto). El Muni indicaba también que los detenidos estaban incomunicados y se les exigían 200.000 dólares de fianza para su puesta en libertad. El 25 de mayo, Amnistía Internacional denunció la situación de incomunicación en la que se encontraban los detenidos y señalaba: “Los tres hombre corren peligro de ser devueltos a Guinea Ecuatorial, donde podrían ser recluidos en régimen de incomunicación, ni juicio y sometidos a torturas. El 8 de julio la organización Fuerza Demócrata Republicana denunció que los tres habían sido trasladados ilegalmente a la cárcel de Black Beach en la capital ecuatoguineana y señalaba el papel jugado en todo este asunto por el embajador de Malabo en Nigeria, Heriberto Meko Mbengono que según esta organización, habría sobornado a distintos funcionarios nigerianos. Estos hechos fueron confirmados por fuentes de Asodegue el 19 de agosto. Según nuestras noticias los tres fueron objetos de torturas. Al menos Florencio Elá Bibang y Felipe Esono Ntutumu fueron juzgados y condenados por el tribunal militar reunido en Bata a partir del siente de septiembre. Sin embargo, ninguno de ellos estuvo presente en las sesiones del "juicio" y el tribunal los condeno en ausencia. El 23 de septiembre Amnistía Internacional publicó una nota en la que consideraba "desaparecidos" a Florencio Elá Bibang, Antimo Edú y Felipe Esono Ntutumu. [Florencio Elá Bibang es teniente coronel del ejército guineano y durante años ha ocupado puestos de alta responsabilidad en la organización militar de Río Muni. A principios de 2004 fue detenido, y posteriormente absuelto, en el juicio "a puerta cerrada" celebrado en Bata en aquellos meses. A partir del 12 de octubre de ese mismo año hubo de huir primero a Gabón y posteriormente a Camerún donde recibió apoyo de ACNUR y fue confinado en un centro bajo vigilancia policial para protegerlo de la acción en este país de los servicios de la "Seguridad" guineana. La "Seguridad" ecuatoguineana ha detenido y torturado en Guinea a familiares y amigos suyos. Antimo Edú ha residido hasta hace poco en Gabón y Felipe Esono Ntumu, Pancho, vivía en España]. 

-         4 de septiembre: En esta fecha fue detenido en Nsork (región continental de Rio Muni), Jaime Ndong Edú, responsable de la organización distrital de CPDS. Ndong Edú tuvo un incidente con un grupo de militares de reciente recluta. Fue puesto en libertad poco después. 

-         5 de septiembre: La página web Afrique Centrale publicó el 5 de septiembre la noticia siguiente: “Un colectivo de refugiados ecuatoguineanos en Gabón indicó el lunes que uno de sus miembros había sido arrestado durante el fin de semana anterior en Libreville y que veían en ello una nueva "tentativa de secuestro" por parte del régimen de Malabo.   Un responsable del ministerio gabonés de Asuntos Exteriores que ha solicitado permanecer en el anonimato ha confirmado la detención de un refugiado sospechoso de haber "llevado a cabo actividades políticas en Gabón, lo que no le está autorizado en tanto que refugiado". "Miguel Obama, que tiene estatuto de refugiado político, ha sido detenido ayer (el domingo) por la mañana en su domicilio, por las autoridades gabonesas", informó Manuel Nguema Mbasogo, portavoz del Colectivo de Refugiados políticos ecuatoguineanos en Gabón (Corepog), una asociación que reúne a una decena de miembros."Es un nuevo intento de secuestro de un refugiado ecuatoguineano en Gabón" afirmo, insistiendo en que temía una posible expulsión de Miguel Obama hacia Malabo.  El 23 de agosto, dos ecuatoguineanos, refugiados políticos acusaron a Malabo de intentar detenerlos en Libreville. Según el responsable del ministerio gabonés de Asuntos Exteriores, el señor Obama debía comparecer el lunes a última hora de la tarde "ante los servicios de información militar". No hemos podido contactar el lunes con el HCR (Alto Comisariado de Naciones Unidas para los Refugiados) para conocer su opinión sobre este asunto. El régimen de Malabo acusó en 2004 a residentes ecuatoguineanos en Gabón de haber participado en un ataque contra el islote ecuatoguineano de Corisco. Libreville expulsó inmediatamente [en realidad, entregó a las autoridades de Guinea] a cinco de estos residentes".  

Hasta aquí la información de Afrique Centrale. Miguel Obama, militante del partido opositor CPDS, fue puesto en libertad el día 7 de septiembre. El día 9 de septiembre dirigió al Ministro de Estado, Ministerio de Asuntos Exteriores, de Cooperación y de la Francofonía del gobierno gabonés, Jean Fing, la carta traducida al castellano es la siguiente: 

     “Excelencia,

Tenemos el honor de someter muy respetuosamente a vuestra consideración el relato del clima de inseguridad del que somos victimas desde hace cierto tiempo. 

En efecto, constatamos con sorpresa el desencadenamiento de una serie de detenciones seguidas de secuestros y de tentativa de extradición en el seno de nuestra comunidad; han estado precedidas de un hecho previo: la visita efectuada a varios barrios de Libreville por el agente consular de la embajada de Guinea Ecuatorial. 

La materialización de este plan maquiavélico alcanzó su apogeo el 15 de agosto de 2005 con la detención de Luis MECHEBA por la Brigada Náutica de Libreville. Fue liberado por la intervención de elementos del Camp Roux, tras una visita inútil a los domicilios respectivos de los refugiados Miguel OBAMA NDONG, Leandro NSUE NGUEMA y Antonino MBOMIO BAKALE.

Como si se tratase de un territorio conquistado, el 20 de agosto de 2005 el mismo comando compuesto por Juan OBAMA NDONG, alias "EBELE", Enrique MANDJE, alias "Upolo", transportistas de fuera-borda entre las costas camerunesas de Río Campo, Bata, Mbini y las costas gabonesas, organiza el secuestro de Manuel OSA MBA y Rufino EYENE NSE, llevamos ambos a la residencia privada de Su Excelencia, el Embajador de Guinea Ecuatorial en Libreville, ayudado en este trabajo sucio por algunos elementos de las Fuerzas del Orden gabonés de la tribu "Esangui", tribu originaria del Presidente ecuatoguineano. Gracias a la viva reacción de los afectados acabaron siendo conducidos por una persona de buena fe a la Representación Regional del HCR [Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas].

El 26 de agosto de 2005, el mismo comando no consiguió por poco la detención de José ESONO NSUE (Joselo) en un bar del barrio N´kembo y detiene a otro residente ecuatoguineano de nombre Jesús SIMA (Gloses) que sería liberado unas horas más tarde.

El domingo 4 de septiembre de 2005, el mismo comando organiza la detención y el secuestro de Miguel OBAMA NDONG, porque este había reconocido a "EBELE" acompañado de un desconocido vestido de civil. 

Respecto a la resistencia a los agentes, no reconocemos haber opuesto resistencia sino solamente haber manifestado un cierto nerviosismo con relación a que: 

  -  los dos individuos iban vestidos de civil, 

  -  no se presentaron como agentes,

  -  no exhibieron orden de arresto ni de cita

  -  entre ellos estaba EBELE, residente ecuatoguineano, miliciano, ya implicado en el secuestro de MECHEBA y después de OSSAMBA Manuel.

Estas circunstancias nos llevaron a cuestionar el sentido de su intervención y el posterior intercambio verbal dio lugar a una aglomeración que llamó la atención a un verdadero agente de las fuerzas del orden que pasaba por allí. Fue él quien decidió conducirnos a todos a la comisaría de N´kembo. En ese momento comprobamos la desaparición de EBELE.

No hemos opuesto resistencia en ningún momento durante nuestra detención, quisimos simplemente conocer la identidad de los individuos encargados de nuestro arresto y el motivo que lo provocaba.

Estos comportamientos nos dejan en un estado de psicosis total y nos planteamos la pregunta de si una Representación diplomática puede organizar estos comandos en un tercer país. 

Ilustran a la perfección  prácticas de Terrorismo de Estado, en violación flagrante de las leyes internacionales y de soberanía. 

¿Pueden hablar de Democracia, de Estado de derecho y de reconciliación nacional mientras persiguen a sus conciudadanos por todo el mundo?

Es por esta razón, y por muchas otras que podríamos añadir, por lo que nos dirigimos a usted para poner en su conocimiento los hechos relatados en el presente documento.

Le agradecemos de entrada el interés que va a dedicar a nuestra demanda y permítanos agregar, Señor Ministro de Estado, la expresión de nuestra más distinguida consideración.

Miguel  OBAMA NDONG"   

-         7 de septiembre: Con esta fecha abrió sus sesiones en Bata un tribunal militar. Las sesiones tuvieron lugar en el cine Okangong, a puerta cerrada y con importantes medidas de seguridad. Elementos de las fuerzas armadas impidieron el acceso a la sala del juicio incluso a los familiares de los procesados. Todo ello hizo especialmente difícil conseguir información. Las autoridades ecuatoguineanas presentaron ante el tribunal a 68 personas, una parte de los detenidos tras un supuesto intento de golpe de Estado que habría dirigido el teniente coronel y antiguo habilitado de las Fuerzas Armadas Cipriano Nguema Mba, refugiado en España. Los procesados, en su gran mayoría procedentes de la región de Mongomo, pueden caracterizarse de la siguiente forma: una parte de ellos eran familiares de ese militar detenidos a partir del 12 de octubre de 2004 (dos de ellos murieron en la cárcel como consecuencia de los malos tratos);  otro grupo lo formaban  oficiales de alta graduación (teniente coroneles y coroneles) con puestos operativos dentro de las guarniciones de la región continental; otro más, eran personas muy próximas al dictador hasta fechas muy cercanas a ese 12 de octubre, entre ellas el teniente coronel Francisco Mba Mendama, Efe Pulé, y el comisario de Bata, Elá Nzang, Comisario X (ambos conocidos torturadores); por último fueron juzgados "en rebeldía" (en ausencia), aunque estaban en el penal de Black Beach, una parte, o todos, los exilados a los que la "Seguridad" ecuatoguineana había "capturado" a lo largo de 2005 en Benin y en Nigeria. Todos los procesados habían sido cruelmente torturados. Las torturas fueron especialmente duras para Efe Pulé que hubo de ser hospitalizado por esa razón durante un semana, a partir del 7 de mayo de 2005, en el Pabellón Especial del Hospital General de Bata. [Efe Pulé es teniente coronel del ejército del Aire y durante muchos años actuó como torturador al servicio de Obiang. Entre los hechos más notables de su biografía figura el que fuera juzgado y condenado por el asesinato en Mongomo (febrero de 1999) del antiguo embajador guineano en Francia, Julián Esono Abaga. Mba Mendama fue entonces condenado a 30 años de cárcel, pero Obiang le puso en libertad en diciembre de ese mismo año, cuando había pasado poco más de dos meses en la prisión de Bata. Sin embargo, Mba Mendama rompió más tarde con el dictador y consecuencia de ello han sido las dos detenciones que ha padecido en 2004. A consecuencia de la primera, compareció, y fue absuelto, en el "juicio a puerta cerrada" celebrado en Bata durante la segunda mitad de febrero de dicho año . Volvió a la cárcel dentro de la oleada represiva desatada por el régimen a partir del doce de octubre pasado contra antiguos colaboradores originarios, en su practica totalidad, de Wel-Nzas, el distrito de Mongomo. Mba Mendama parece estar encerrado desde entonces en la Cárcel Pública de Bata donde ha sido reiteradamente torturado. A lo largo de estos meses han corrido varias veces rumores indicando que podría haber muerto].

        Las sesiones del juicio tuvieron las características habituales de este tipo de actos en Guinea Ecuatorial: clara situación de indefensión por parte de los acusados cuyos abogados defensores conocieron solo unas horas antes del inicio de las sesiones la parte del sumario que aludía a sus defendidos y total ausencia de pruebas por parte de la acusación. Aunque hubo rumores contradictorios y se anunció su presencia en la sala, finalmente, ninguno de los "capturados" en Benin y Nigeria compareció ante el tribunal.

        También como en ocasiones anteriores el fiscal pidió varias penas de muerte que acabaron convirtiéndose en condenas a 30 años de cárcel. Finalmente, el día 19 de septiembre, a las 11 de la mañana se leyó en el mismo cine Okangong, en presencia del presidente del tribunal militar, Vicente Eyé Olomo, del fiscal Roman Bibang y de los abogados defensores el texto de la sentencia. Se hizo una única lectura de la misma y no se entregó copia a ninguno de los asistentes. Las penas oscilaban entre los 6 meses y los 55 años de cárcel y hubo un cierto número de personas absueltas. Según el tribunal los "autores" han incurrido en "atentado contra la seguridad del Estado y traición" y el intento de golpe habría tenido lugar el 8 de octubre de 2004. Se condenó  a 30 años de cárcel en tanto que autores a Cipriano Nguema Mba, teniente coronel, ex-habilitado de las Fuerzas Armadas; Vitoriano Elá Nzang, Comisario X, comisario de policía en la ciudad de Bata; Florencio Elá Bibang, teniente coronel; Felipe Esono Ntutumu, Pancho y a Francisco Mba Mendama, Efe Pulé, también teniente coronel. Felipe Esono Ntutumu es el único civil entre los condenados a 30 años de cárcel.  A Victoriano Elá Nzang y a Francisco Mbá Mendama se les condena además como "encubridores" a otros 25 años más de cárcel. El número de absueltos está por encima de los 25 y entre ellos figura Maximiliano Ovono, teniente coronel de las Fuerzas Armadas terrestres y jefe militar de Evinayong. 

     Cipriano Nguema Mba, residente en España, no compareció ante el tribunal. En los primeros días del juicio se dijo que en el sumario figuraba un oficial del ejército de nombre Juan que podría se Juan Ondó Abaga, comandante exilado en Benin y capturado allí por la "Seguridad" ecuatoguineana; no compareció ante el tribunal. Tampoco fueron presentados ante el tribunal Florencio Elá Bibang y Felipe Esono Ntutumu extraditados ilegalmente desde Nigeria y que estaban encarcelados en Black Beach. De Antimo Edú, también extraditado desde Nigeria y también encarcelado en Black Beach, no hubo noticias durante el juicio. Amnistía Internacional público una nota el 23 de septiembre considerando a Juan Ondó Abaga, Florencio Elá Bibang, Felipe Esono Ntutumu y Antimo Edú como "desaparecidos".         

-         9 de septiembre: El  9 de septiembre fueron detenidos en Baho Grande, distrito de Riaba, en la isla de Bioko, el jefe de poblado y otras siete personas más acusadas de militar en el MAIB (Movimiento de Autodeterminación de la Isla de Bioko). Días antes, ese mismo jefe de poblado había sancionado a dos de los jóvenes que viven en Baho por no participar en una de las actividades de trabajo público para la limpieza habituales en Guinea. En venganza, los jóvenes acudieron al campamento militar de Riaba y denunciaron que el jefe del poblado y otras personas de Baho eran militantes del MAIB. Las autoridades ordenaron la inmediata detención de todos ellos y su traslado a Malabo donde fueron interrogados y objeto de palizas. La policía pareció convencerse por último de que la denuncia era falsa y los detenidos inocentes, pese a lo cual, todos ellos, el jefe del poblado y los otros siete, debieron de pagar 25000 francos CFA para ser puestos en libertad.  

-         9 de septiembre: También el día 9 de septiembre fue detenido en Rebola durante unas horas, Carlos Oná Boriesá, concejal de Sanidad del ayuntamiento de esta localidad cercana a Malabo, y miembro de la Ejecutiva del partido Convergencia para la Democracia Social (CPDS). La detención se llevó a cabo a instancias del Delegado de Distrito, del Delegado adjunto, Carlos Riquito, y del alcalde de Rebola, Genaro Biribé.  Oná Boriesá convocó y dirigió una reunión celebrada en los locales del ayuntamiento de Rebola el pasado domingo, día 4, con los propietarios de los bares del municipio en la que se trató el problema sanitario que supone la venta de medicamentos en sus locales. La reunión fue pública, se convocó conforme a los preceptos legales y Oná hizo, tras ella, un informe para el alcalde.  A principios de la semana  delegado,  delegado adjunto y alcalde decidieron que la reunión había sido ilegal y ordenaron al comandante del puesto militar (sargento) que detuviera a Oná Boriesá. Como pasaron dos días sin que esto se produjera (Oná estaba en Malabo), el delegado adjunto se personó en casa del comandante de puesto y ordenó la detención de su mujer. [No se trata de un error: ordenó la detención de la mujer del sargento, comandante del puesto de Rebola]. Finalmente, el día 9, Oná Boriesá fue detenido bajo la acusación de haber celebrado una reunión ilegal en los locales del ayuntamiento y trasladado a Basakato, localidad más al interior de la isla de Bioko, en la que hay un cuartel con más dotación que el de Rebola. Fue puesto en libertad sin cargo alguno pocas horas después.  

-         7 de octubre: La agencia Europa Press difundió el 7 de octubre la siguiente noticia: “La Policía de Guinea Ecuatorial puso en marcha ayer, en los principales barrios de Malabo, una gran operación de control de inmigrantes en situación irregular que se ha saldado con la detención de decenas de personas, según informó el portal de Internet sobre temas africanos 'afriquecentrale.info'.  A lo largo del día, las patrullas de Policía recorrieron las calles de Malabo para controlar de forma sistemática la identidad de los ocupantes de las viviendas y de los clientes de los comercios. Decenas de inmigrantes en situación irregular fueron detenidos y trasladados a la comisaría central de Policía de la ciudad, donde fueron encarcelados y posteriormente agrupados en un patio del edificio.  "Algunos policías no vacilaron a la hora de confiscar el dinero a algunos de nuestros compatriotas que no tenían sus papeles", denunció uno de los interrogados por la Policía, de nacionalidad camerunesa. Tras esta operación policial, medio centenar de ciudadanos cameruneses se concentró ante su Embajada por temor a abusos policiales. Durante la última gran redada contra inmigrantes clandestinos en Malabo, en marzo de 2004, más de 1.500 personas acusadas de estar en situación irregular, entre ellas numerosos cameruneses, fueron expulsadas de Guinea Ecuatorial. Muchas de ellas denunciaron la actitud de la Policía, a la que acusaron de extorsiones, detenciones arbitrarias y agresiones". 

-         11 de octubre: La víspera de la  Fiesta Nacional ecuatoguineana se difundió una relación de trece personas que llevan más de un año, algunos cerca de dos, en el penal de Black Beach sin que se hayan formulado acusaciones claras contra ellos, ni esten incluidos en proceso judicial alguno. [El cálculo de meses de permanencia en Black Beach se hace  teniendo en cuenta la fecha de detención y el 12 de octubre de 2005]. Son los siguientes:    

Antonio Mba Nguema, antiguo  jefe de escala de la compañía EGA en Doulaa. Es primo del teniente coronel Gabriel Nsé, exilado en Zaragoza. Se le relaciona con el también teniente coronel Cipriano Nguema Nba, huido de Guinea en noviembre de 2003. Parece llevar veintiún meses en Black Beack. No hay proceso judicial alguno contra él.    

      Weja Chicampo Puye, dirigente del MAIB, detenido en Malabo el 4 de marzo de 2004. Ha sido cruelmente torturado, ha pasado periodos de aislamiento durante los cuales no dispuso de las mínimas condiciones higiénicas, no recibió asistencia médica y no pudo recibir visitas de su familia. No se ha formulado acusación alguna contra él. Lleva más de veinte meses en Black Beach

 Salvador Bibang Esono Coordinador Nacional del Partido del Progreso. Fue detenido en marzo de 2004 acusado de poner en funcionamiento  un partido ilegalizado. No se ha abierto causa judicial alguna contra él, ni se le incluyó en su día en el "proceso contra los mercenarios". Según nuestras noticias, en estos veinte meses que lleva en Black Beach, no ha podido entrevistarse con ningún abogado. Su casa de Malabo está destruida.     

Carmelo Ncogo Mitogo, Jesús Micha Micha, Juan Maria Itutu Méndez, Juan Pedro Ncua Abang y Juan Bestue Santander. Contradiciendo las leyes internacionales fueron entregados por el gobierno gabonés a la dictadura guineana el 14 de junio de 2004. Se les relaciona con el intento de "invasión" de la isla de Corisco que tuvo lugar a finales de mayo de ese mismo año. Desde su entrada en Black Beach, hace diecisiete meses, llevan grilletes en las manos, no se les han permitido visitas de familiares y reciben alimentación a base de chicharros (pescado). Aunque otras cinco personas detenidas por el ejército guineano en Corisco fueron presentadas  ante un tribunal militar en Bata el pasado mes de diciembre, no parece haberse abierto ningún sumario contra estos cinco detenidos de Black Beach. 

   Marcelino Nguema Esono, Jerónimo Mba Obama, Leoncio Micha y una persona de nombre José Antonio, fueron detenidos el 27 de junio de 2004 en Bata, en la casa de Jerónimo Mba Obama mientras veían un partido de fútbol por televisión. La policía guineana, aunque no encontró resistencia alguna, disparó en el momento de la detención contra Marcelino Nguema Esono, al que llevaba buscando desde hacía varias semanas. Trasladados a Black Beach al día siguiente, llevan dieciseis meses en este penal. Marcelino Nguema Esono es Coordinador Adjunto del Partido del Progreso. Jerónimo Mba Obama es militante de CPDS, Leoncio Micha milita en el PDGE y José Antonio milita también en el PP. No se ha formulado acusación alguna contra ninguno de ellos, ni se les ha incluido en sumario alguno. Marcelino Nguema fue herido en el momento de su detención, su casa fue posteriormente saqueada. Jerónimo Mba Obama fue trasladado durante una semana al Hospital de Malabo, durante el mes de julio, para que se recuperara del mal trato recibido en Black Beach. Los cuatro han sido torturados y se les ha mantenido durante días sin comer. A ninguno de ellos se les ha permitido contactar con abogados. 

   Pedro Mba Ndong, según nuestras noticias lleva más de catorce meses en Black Beach. Fuentes cercanas a él indican que fue detenido por error en el aeropuerto de Malabo cuando regresaba a Guinea tras una estancia en España. Pedro Mba Ndong había militado en le Partido del Progreso en el que había sido jefe de protocolo, sin embargo, durante su estancia en España, abandonó esta formación para pasarse al gubernamental PDGE. La policía guineana le habría detenido por su militancia anterior en el PP. No se han formulado cargos contra él y no ha sido incluido en ningún sumario. Está enfermo y no recibe atención médica. 

   Vidal Bomabá, fue detenido el pasado mes de enero. Según algunos rumores se le acusaba de "asesorar a partidos radicales", sin embargo hace cuatro meses se autorizó su puesta en libertad sin que se sepan las razones por las que no se hace efectiva. Está muy enfermo, padece una grave afección renal de la que había sido operado tres veces. La impresión de los médicos sobre su salud es muy pesimista. 

  Además de las personas incluidas en esta lista, hay que citar los casos de Bienvenido Samba Momesori, que está actualmente en la cárcel de Evinayong y que lleva encarcelado desde finales de octubre de 2003, prácticamente dos años, sin que haya acusación alguna contra él. A finales de mayo de 2005 fueron detenidos en el aeropuerto de Malabo cuando regresaban a Guinea procedentes de Suráfrica, Miguel Riveiro, Herminio Echube y un tercero de nombre Raimundo. Están incomunicados en la prisión de Black Beach sin que se hayan formulado acusación alguna contra ellos. 

En la última semana de diciembre fueron finalmente presentados ante el juez, Antonio Mba Nguema, Weja Chicampo Puye, Salvador Bibang Esono, Carmelo Ncogo Mitogo, Jesús Micha Micha, Juan Maria Itutu Méndez, Juan Pedro Ncua Abang , Juan Bestue Santander, Marcelino Nguema Esono, Jerónimo Mba Obama, Leoncio Micha, una persona de nombre José Antonio y Pedro Mba Ndong. En el momento de redactar este documento ignoramos las acusaciones que se han formulado contra ellos.  

-    25 de noviembre: La agencia EFE difundió con esta fecha el despacho siguiente: “Dos miembros de la tripulación de la compañía aérea Gal Aviation fueron detenidos irregularmente el viernes en Guinea Ecuatorial, según informaron emisoras de radio surafricanas. Hamida Kaldine, la madre de Ruwaida Kaldine, de 18 años, fue la que se dirigió a las autoridades surafricanas para denunciar que su hija y su compañera de trabajo, Sashin Naidoo, fueron retenidas en contra de su voluntad en el país guineano. Haminda declaró que hace una semana recibió la llamada de su hija diciéndole que volvía a casa porque tenía problemas. La madre de la surafricana detenida señaló que la causa podía deberse a que la compañía propietaria de Gal Aviatión debía dinero al Gobierno de Guinea Ecuatorial. La Embajada Surafricana en Guinea Ecuatorial ha sido notificada, pero la madre indicó que no ha recibido ninguna ayuda por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores en Pretoria. La compañía aérea se ha negado a hacer declaración alguna acerca de las razones de la detención de estas dos mujeres sudafricanas, aunque ha negado las alegaciones de deudas pendientes al Gobierno guineano". 

-    11 de diciembre: En esta fecha pudimos confirmar los rumores sobre la detención de uno de los más conocidos torturadores ecuatoguineanos, Cayo Ondó Mba. Nuestra organización publicó con ese motivo la siguiente nota: “La represión en Guinea Ecuatorial cuenta con oficios poco usuales en otras partes del mundo. Hay torturadores (los hay también, por desgracia, en muchos otros sitios), pero hay también "ejecutores": personas especializadas en la liquidación de otros que viven en la impunidad, al menos durante un tiempo, bajo la protección del régimen. El caso del coronel Cayo es un caso especial dentro de los "ejecutores". Su nombre aparece cada poco ligado a asesinatos rituales a los que es difícil encontrar alguna razón política, pero sólo ahora parece haber sido encarcelado y lo ha sido en circunstancias que hacen dudar si lo ha sido para proteger a los ciudadanos de Guinea Ecuatorial o para protegerlo a él y al régimen político del que ha sido cómplice. 

   Cayo está encarcelado desde finales de octubre o principios de noviembre en la cárcel de Evinanyong (en el centro de la región continental). La publicación del exilio guineano El Muni informaba de ello el pasado 8 de noviembre. Según nuestras noticias, la detención de Cayo se produjo tras una investigación llevada a cabo (dirigida) por el ministro de Defensa, Antonio Mba Nguema, hermano del dictador, sobre la desaparición de un militar retirado, Ignacio Monsuy Asumu, y el aparente suicidio de un hermano de este (impedido físico), residentes ambos en Eboa-Edji (Esangui), a una veintena de kilómetros de Mongomo.   

   Cayo Ondó Mba era responsable militar de la región de Mongomo (donde había sustituido a Francisco Mba Mendama, Efe Pulé, otro "ejecutor" del régimen, ahora detenido y torturado por "intento de golpe de estado"). Entre los años 2000-2001 ocupó el mismo puesto en la región de Bata. En aquel periodo se produjeron en la capital de Río Muni varios asesinatos rituales y testigos presenciales, afirmaron haber visto a Cayo, "vestido todo de negro" cuando realizaba, o intentaba, alguno de sus actos criminales. No era la primera vez que su nombre aparecía ligado a este tipo de actos, pero tampoco esta vez se tomaron medidas contra él. 

   Los hechos de Eboa-Edji tuvieron lugar el pasado agosto. Ignacio Monsuy comentó un día a sus familiares que tenía que ir a Mongomo porque se había citado con Cayo, dejó la llave de su casa a su hermano y no indicó que fuese a pasar la noche fuera. Sin embargo, no volvió ni ese día, ni los siguientes: en realidad no ha vuelto a saberse de él. Su hermano manifestó su inquietud a los demás familiares y un grupo de ellos se trasladó a Mongomo pero sus gestiones no tienen resultado alguno. Poco después Cayo fue al pueblo y habló con el hermano paralítico. Al día siguiente se encuentró el cadáver de éste ahorcado en su habitación. Su cuerpo colgaba a una altura difícilmente accesible para una persona con sus impedimentos físicos...  

   El coronel Cayo está ahora encerrado en Evinayong. En un Estado con una justicia normal, los ciudadanos no pueden ser encarcelados si no pesa sobre ellos una sentencia condenatoria, si no han sido acusados de algún tipo de delito, han podido defenderse en una audiencia pública y han sido condenados por un juez (o un jurado). ¿Por qué el régimen guineano no presenta a Cayo Ondó Mbá ante la justicia? ¿Teme aparecer como cómplice, o al menos como consentidor de sus crímenes? ¿Hay, cómo se ha dicho reiteradamente, personas cercanas al dictador que han sido cómplices de Cayo?”  

 

Los malos modos de siempre

   El pasado jueves tuvo lugar una reunión en Basupu del Este entre el consejo distrital del PDGE y los vecinos de este poblado. Su origen (el de la reunión) estaba en el descontento de estos vecinos con el comportamiento de Diosdado Day, presidente del consejo de poblado y dirigente máximo del PDGE, la última de cuyas hazañas había sido amenazar de muerte al concejal de CPDS en Rebola, Bernando Choni Sabana. Tomando como base este y otros hechos similares algunos vecinos escribieron una carta al gobernador del distrito pidiendo la sustitución de Diosdado Day. El gobernador autorizó la reunión que como decimos tuvo lugar el pasado jueves. Hasta aquí todo normal, como si Guinea Ecuatorial fuese un país democrático. Las cosas cambiaron en la propia reunión a la que asistió Carlos Riquito, delegado-adjunto, persona de la que hemos hablado otras veces en estas páginas. Carlos Riquito se mostró poco dispuesto a aceptar las criticas de los vecinos de Basupu del Este y les amenazó diciéndoles que podía acusar a todos los firmantes de la carta de ser miembros del MAIB... La democracia del PDGE tiene las patas cortas.

 

Sin agua

   Varias informaciones difundidas la pasada semana desde Malabo hablan de la escasez de agua en la capital del ecuatoguineana. Es un problema recurrente desde hace varios años, más grave en estas fechas, que parece haberse agudizado por la "rotura accidental de la tubería principal que aprovisiona a la ciudad". Medios oficiales hablan de soluciones para el próximo febrero, pero en las obras, iniciadas en mayo de 2005, se indica que acabarán en mayo de 2007... La responsabilidad de todo ello hay que buscarla en las autoridades del país más ocupadas en desviar fondos que en utilizarlos en el bienestar de los ciudadanos.

 

 

Editado y distribuido por ASODEGUE

Índice Noticias