NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

 

 

"Guinea Ecuatorial" de Max Liniger-Goumaz y Gerhard Seibert

New Encyclopedia of Africa

 

NUEVA ENCICLOPEDIA DE ÁFRICA

Volumen 2

John Middleton, DIRECTOR – Joseph C. Millar, DIRECTOR GENERAL

Hijos de Charles Scribner

Imprime Thomas Gale perteneciente a “The Thomas Corporation”

Detroit-Nueva York-San Francisco-New Haven, Connecticut-Waterville, Maine-Londres

2008

[Presentación corregida]

Páginas 277-284


GUINEA ECUATORIAL

Este término incluye los siguientes apartados:

GEOGRAFÍA Y ECONOMÍA - SOCIEDAD Y CULTURAS - HISTORIA Y POLÍTICA

 

GEOGRAFÍA Y ECONOMÍA

La presencia portuguesa tuvo un significativo impacto geográfico en el Golfo de Guinea desde finales del 1500. El descubrimiento de la isla volcánica de Annobón (de 6.75 millas cuadradas), justamente al sur del ecuador, se produjo antes que el de las  islas de Fernando Poo (bautizada con el nombre su descubridor, en la actualidad Bioko), Corisco, Elobeyes, Mbañe, y otras. Portugal consideró que le pertenecía también el territorio continental que se encontraba enfrente de las mismas. Conforme al Tratado de San Ildefonso, confirmado por el Tratado del Pardo (1778), a España le fueron otorgadas las islas y las costas de Golfo de Guinea, desde el Delta de Nigeria hasta Ogoowe, a cambio de un terreno brasileño que se fijaría posteriormente.

Como consecuencia del débil control que ejerció España sobre el Golfo de Guinea, ingleses, franceses y alemanes se apoderaron de grandes partes del mismo. Esta tendencia ha persistido hasta el siglo veintiuno con las reclamaciones de Gabón sobre las islas de Corisco y Mbañe, debida a la presión de los productores de petróleo. Tras el Tratado de París, firmado entre España y Francia en 1900, España conservó un pequeño pedazo de tierra (aproximadamente 10,800 millas cuadradas), situado entre Camerún y Gabón, y las islas de Fernando Poo (Bioko) y Annobón. El 12 de octubre de 1968 la colonia española consiguió la independencia bajo el nombre de Guinea Ecuatorial. El nuevo país comprendía una provincia continental (Río Muni) de 10,036 millas cuadradas, y una provincia costera (Bioko y Annobón) de 791 millas cuadradas y estaba bajo la presidencia de Francisco Macias Nguema (1924-1979), un miembro del clan esangui, de la tribu fang, de la ciudad de Mongomo (al este de Río Muni).

El territorio continental consiste básicamente en una meseta, aproximadamente a unos 1,640 pies de altura, que se eleva hacía el sur (hacia Gabón) donde hay varios picos escarpados (de casi 3,937 pies de alto), siendo el más conocido Piedra de Nzas, muy popular entre los turistas. El río Ntem (o río Campo) y el río Muni (o Utamboni,) irrigan, respectivamente, las fronteras del norte y del sur del país. El río más importante, el Mbini (o río Benito), atraviesa el centro de la provincia, siendo sólo navegable en aproximadamente unas doce millas. El clima continental, calido y húmedo, con frecuentes tormentas, favorece el crecimiento de densas selvas en las que los que hay elefantes y gorilas. Bioko y Annobón son también calidas y húmedas y, por ser islas volcánicas, tienen el suelo muy fértil. Bioko ofrece el único puerto natural de todo el país, en Malabo, la capital.

El gobierno colonial desarrolló una próspera economía orientada hacia  España, basada en la exportación de madera, cacao, café, y aceite de palma. Pero esa economía ha sido devastada en los cuarenta años posteriores a la independencia, por el régimen de dos dictadores, no recuperando la prosperidad del período español hasta el reciente descubrimiento de petróleo en Malabo y en Río Muni. Sin embargo la mayoría de la población vive todavía por debajo del umbral de pobreza, a pesar de los tres mil millones de dólares que ingresan por año procedente del petróleo y de que se ha producido un crecimiento de la economía. La madera, sobre todo el ocume, continúa siendo una de los principales productos para la exportación, seguida del cacao, el 90 por ciento del cual se cultiva en Bioko, aunque su volumen sigue siendo muy inferior al del momento de la independencia. El atún de las aguas de Annobón y el marisco de la costa de Bioko  representaban otra fuente de exportación importante antes de la independencia, pero la industria pesquera fue destruida en los años 70 y todavía la llevan a cabo navíos piratas asiáticos y  barcos europeos sobre la base de acuerdos firmados con la Unión Europea.

El país posee recursos potencialmente rentables en sus reservas de oro, hierro, torio, manganeso, tántalo, y uranio, pero a día de hoy, esos recursos permanecen sin explotar. El gobierno actual sólo tiene en cuenta el potencial económico del petróleo, explotado por las empresas estadounidenses Exxon Mobil (que realiza el 70 % de la producción del país), Marathon Oil, Amerada Hess y Noble Energy, así como otras compañías de Malasia, Australia, Suráfrica, Japón, y la República Popular China. Se trata del tercer productor de petróleo subsahariano, que alcanzó 420,000 barriles por día en 2005. La producción ha sido programada para alcanzar su punto máximo en 2008, con 508,000 barriles por día. El total de las reservas de petróleo de Guinea Ecuatorial están estimadas en mil cien millones de barriles. Una planta de gas natural licuado, establecida en Malabo, comenzó su producción en 2007, con un ratio de 3.4 millones de toneladas métricas procesadas por año. Las reservas del petróleo y del gas deberían durar hasta 2030. Una zona franca autónoma, con un puerto muy profundo, se está construyendo en Luba, al oeste de Bioko, para favorecer las actividades relacionadas con hidrocarburos de toda la región..

Como consecuencia de la producción de hidrocarburos, el PBI de Guinea Ecuatorial se elevó en 2006 a 50,300 dólares USA per cápita, pero esta subida no supuso ninguna mejora en el bienestar de la población,  ya que la mayor parte de los ingresos fueron a parar al clan dirigente: a finales del 2006 se estimó que la fortuna personal de Obiang Nguema (nacido en 1942) ascendía a 600 millones de dólares. Por otra parte, las actividades de este sector ofrecen empleos sobre todo a extranjeros (como americanos y filipinos). Tres cuartas partes de la población vive con menos de 2 dólares por día. Después de dos décadas de dominio francés y español, Guinea Ecuatorial ha caído en el ámbito de control norteamericano. Pagos secretos realizados por empresas de este país condujeron en 2004 al escándalo del Banco Riggs (en Washington), destapado por una investigación del Senado estadounidense: 700 millones de dólares habían sido ocultados por Obiang Nguema y sus parientes. Posteriormente, los pagos americanos por el petróleo han seguido haciéndose, en secreto, en cuentas bancarios en el exterior. Las compañías Marathon Oil y Noble Energy han aportado 8.3 millones de dólares para apoyar programas de malaria en la Isla Bioko.

En el 2004 hubo un intento de golpe de estado (el Wonga Coup) llevado a cabo por sesenta mercenarios surafricanos instigados por políticos y hombres de negocios británicos; resultó fallido, pero mostró que el monopolio virtual estadounidense sobre la extracción del petróleo estaba siendo amenazado. De ahí la apertura de la administración de George W. Bush a Obiang Nguema, a quien se le dio la bienvenida en Washington en abril de 2006 y fue descrito por la Ministra de Asuntos Exteriores, Condoleezza Rice, como un amigo de los Estados Unidos. En 2006, el hijo mayor del dictador, Teodorín Nguema Obiang (nacido en 1971), ministro de Agricultura y Bosques, con un salario anual de 60,000 dólares, compró una mansión en Malibu, California, por 35 millones de dólares. En 2004, la diminuta Guinea Ecuatorial recibió 3.100 millones de dólares en concepto de inversión directa estadounidense (en 2005, fueron 1.700 millones de dólares). Sin embargo, el dictador desconfía cada día más de los Estados Unidos, y esto ha supuesto el refuerzo de sus relaciones con Corea del Sur, Malasia, Filipinas, y la República Popular China. En noviembre de 2006 se adoptaron nuevas leyes de hidrocarburos, después del aumento tanto de los precios del petróleo como de los beneficios de las compañías petroleras. Los impuestos por los derechos del petróleo pasaron del 10 por ciento a un mínimo del 13 por ciento, con una propiedad mínima estatal tanto en operaciones del petróleo como  del gas del 20 por ciento.

El desarrollo de este "Kuwait del Golfo de Guinea" se debe esencialmente a factores exógenos, tanto en lo que hace al capital como al trabajo. El espejismo del petróleo ha incitado el éxodo rural, provocando (1) un déficit de suministro de alimentos que ha hecho indispensables las importaciones de países vecinos (y 2) un aumento dramático del paro urbano, en ausencia de un sector de manufacturero. El régimen actual tiene la intención de convertir al país en el eje del Golfo de Guinea. La  supuesta prioridad del desarrollo de escuelas y centros médicos, así como de actividades agrícolas, sigue siendo ficticia. El aumento de ingresos -estimulados por las masivas inversiones extranjeras en los sectores del petróleo y del gas- ha causado la desviación de una parte sustancial del tesoro público al extranjero.

MAX LINIGER-GOUMAZ

BIBLIOGRAFÍA

Fegley, Randall. Equatorial Guinea: An African Tragedy. New York: P. Lang, 1989.

Liniger-Goumaz, Max. Small Is Not Always Beautiful: The Story of Equatorial Guinea. Totowa, NJ: Barnes  and Noble Books, 1989.

Liniger-Goumaz, Max. Historical Dictionary of Equatorial Guinea, 3rd edition. Lanham, Maryland: The Scarecrow Press, 2000.

US. Department of State. Equatorial Guinea. Country Report on Human Rights Practices, 2006. Washington, DC, March 2007.

 

 

SOCIEDAD Y CULTURAS

La mayoría de los 551,201 habitantes de Guinea Ecuatorial son de origen Bantú. Los fang, el grupo étnico indígena de Río Muni (10,036 millas cuadradas), constituyen la gran mayoría de la población de Guinea Ecuatorial (aproximadamente el 90%). Son también uno de los principales grupos étnicos de Gabón, y en menor proporción del sur de Camerún. La estructura político-social del los fang  se caracteriza por estar basada en una estructura patriarcal y por la práctica de contraer matrimonio con cónyuges de distintos clanes, lo que favorece alianzas entre ellos. El establecimiento del grupo étnico fang en la selva tropical tuvo su origen en un antepasado común, conocido por sus míticas capacidades para dominar animales peligrosos y salvajes.

El grupo fang vive predominantemente de la agricultura y de la caza siendo conocidos además por la construcción de máscaras rituales, tambores, arpas, xilófonos, y esculturas de madera y hierro. Los fang se dividen en sesenta y siete clanes. El presidente Teodoro Obiang Nguema pertenece al clan esangui de la región Mongomo en Río Muni. El clan esangui domina las estructuras políticas de poder del estado y el partido dirigente, el PDGE (Partido Democrático de Guinea Ecuatorial). Tres grupos étnicos más pequeños en la costa de Río Muni y en los islotes del Corisco (9 millas cuadradas) y las Elobeys (1.5 millas cuadradas) son los ndowé (también llamados Playeros), los kombe (aproximadamente 3,000), y los bujebas (aproximadamente 2,000). Debido a la migración, tras la independencia, los fang se han hecho  gradualmente también el grupo dominante de la isla de Bioko (784 millas cuadradas; anteriormente Fernando Poo). 

El grupo bubi, cuya lengua es de origen bantú, comprende aproximadamente 50,000 personas y es el grupo étnico autóctono de Bioko. Los datos arqueológicos de Bioko confirman establecimientos locales datados en el 560. Tradicionalmente la sociedad bubi era endogámica, y estaba organizada matriarcalmente. El jefe de la aldea, llamado Bötúkku, era asistido por un consejo de mayores. Por encima de esta organización existía el poder espiritual de Abba, el sacerdote supremo de la religión bubi. Un rey bubi conocido como Böbitáari gobernaba la isla entera.

Los fernandinos, la comunidad criolla anglófona de Bioko, son descendientes de los krios de Sierra Leona – llegados con los británicos, desarrollaron una base de comercio antiesclavista de 1827 a 1834 en el puerto principal de Fernando Poo- y de los recapturados dejados en la isla por la marina británica. A principios del siglo veinte muchos fernandinos se habían convertido en ricos agricultores de cacao. En el siglo diecinueve ocuparon muchas tierras costeras, empujando a los bubis hacia el interior de la isla. En aquel tiempo la comunidad fernandina nunca excedió de los 1,500 habitantes. Aproximadamente los 2,000 annobonenses de la pequeña isla de Annobón (6.75 millas cuadradas) son una población criolla descendiente de esclavos africanos traídos en el siglo dieciséis por los portugueses de Santo Tomé. Su pilar económico es la pesca artesana. Fernando Poo y Annobón nominalmente han sido españolas desde 1788, cuando fueron cedidas a España por los portugueses, que las habían descubierto en el siglo quince, conforme al Tratado del Pardo. En 1858 los españoles decidieron ocupar las islas, y 1926 marcó el principio de la colonización del Río Muni que se había convertido en protectorado en 1885.

La capital Malabo (anteriormente Santa Isabel) en Bioko, con una población estimada de 100,000 habitantes (incluyendo los suburbios), es el principal centro económico y administrativo. El nombre de la capital recuerda a Malabo Löpèlo Melaka, un bubi local que gobernó de 1904 hasta su muerte en 1937. Una segunda ciudad significativa en Bioko es Luba situada al sur. Los pueblos bubis están localizados en las regiones del este y del occidente de la isla. El puerto de Bata es el único centro urbano del continente. Administrativamente, el país se divide en siete provincias: Bioko Norte, Bioko Sur, y Annobón para las dos islas; Centro-Sur, Kié-Ntem, Litoral, y Wele-Nzas para el continente y los islotes costeros. El idioma que se habla al norte de Mbini es el fang-ntumu, mientras que en el sur se habla el fang-okah, siendo los mismos mutuamente inteligibles. Los bubis hablan seis dialectos, distintos entre sí. Los anglófonos fernandinos hablan una forma del krio denominado fernandino o porto que se convirtió en la lengua franca de Bioko. La lengua local de Annobón es el fa d'ambu, un criollo descendiente del portugués que está estrechamente relacionado con el lungwa santome, el criollo mayoritariamente hablado en Santo Tomé. El español y el francés son ambas lenguas oficiales.

Los extranjeros residentes vienen predominantemente de Camerún, Gabón, y Nigeria. El nivel de alfabetización es del 83 por ciento. Existen tres emisoras de radio FM públicas y una estación de televisión funcionando en el país, pero no existe un periódico de tirada diaria. La mayoría de la población (aproximadamente el 94%) declara que es católica romana, aunque las religiones tradicionales africanas son también extensamente practicadas. Desde principios del siglo veinte el bwiti ha sido la religión monoteísta y sincrética de los fang que ha incorporado y transformado muchos conceptos cristianos. El bwiti  ha substituido, en gran medida, al biere, el culto hereditario tradicional de los fang.

GERHARD SEIBERT

BIBLIOGRAFÍA

Bolekia, Justo. Aproximación a la historia de Guinea Ecuatorial. Salamanca: Amari Ediciones, 2003.

Sundiata, Ibrahim. Equatorial Guinea: Colonialism, Stare Terror, and the Search for Stability. Boulder, COE Westview Press, 1990.

 

HISTORIA Y POLÍTICA

 

Desde mediados del siglo diecinueve hasta principios del veinte España confió el control de sus posesiones en el Golfo de Guinea a la Infantería de Marina, cuerpo del que procedían los gobernadores, y a la orden misionera de los Claretianos (Hermanos del Corazón Inmaculado de María), debido a la relación privilegiada estatal que disfrutaba la iglesia. De 1923 a 1930, y posteriormente de 1939 hasta la independencia en 1968, los dictadores españoles Miguel Primo de Rivera (1870-1930) y Francisco Franco Bahamonde (1892-1975) gobernaron la colonia. En 1960, bajo la presión de los nacionalistas fang y de la ONU, la colonia obtuvo el estatuto de autonomía. El 12 de octubre de 1968, Guinea Ecuatorial consiguió la independencia de España bajo la autoridad de un fang de  Mongomo, Francisco Macias Nguema, que había sido democráticamente elegido en agosto.

Tras el intento de golpe de estado del Ministro de Asuntos Exteriores, Ndongo Miyone, de marzo de 1969, Macias Nguema (1924-1979) se hizo notar por las graves violaciones de derechos humanos que cometía, entre las que cabe incluir la tortura y el asesinato de sus oponentes políticos. Esta situación llevó a que más de 100,000 personas de Guinea Ecuatorial partieran hacia el  exilio, entre ellas la mayoría de intelectuales. El 3 de agosto de 1979, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo (nacido en 1941, comandante del ejército, Gobernador de Bioko, y director de la prisión de la capital) depuso a su tío. El presidente Macias Nguema fue condenado a muerte y fusilado por la guardia marroquí de Obiang Nguema. Los observadores de la Comisión Internacional de Juristas destacaron que la eliminación por Obiang Nguema del primer dictador nguemista no le absolvería, ni a él, ni a cualquier otro cómplice, de la responsabilidad de los crímenes cometidos contra la población de Guinea Ecuatorial. Obiang Nguema instauró un único partido político, el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), en 1987. En 1993 autorizó la creación de una docena de partidos más, en su mayoría obra de figuras relevantes del régimen. Desde entonces, han aparecido un número importante de partidos en el exilio, principalmente en España. La apariencia de un sistema democrático permitió al país atraer inversiones procedentes de España, Francia, y los Estados Unidos. En 1995 Guinea Ecuatorial se unió a la zona del franco CFA. Mientras Macias Nguema se había rodeado de soldados cubanos para protegerse, Obiang Nguema se confió a los marroquíes.

La población de Guinea Ecuatorial se estimó en 2007 en 551,201 personas (el gobierno afirma que hay más de 1 millón), incluyendo el 41.7 por ciento menores de quince años. Se trata principalmente de  población bantú: los fang constituyen la mayoría en Río Muni y hay también fang en Camerún y Gabón; los ndowe son mayoritarios a lo largo de la costa del continente. Hay pigmeos bayele a lo largo de la frontera de Camerún. Los bubi han predominado históricamente en la isla de Bioko, pero en los últimos años se ha producido una afluencia de fang  del continente que ha conllevado un cambio en el equilibrio demográfico local. Bioko también está habitada por criollos protestantes, descendientes de inmigrantes de varias partes de África occidental y de antiguos esclavos, llamados fernandinos, que fueron reasentados en la isla en el siglo diecinueve por los británicos. La población que vive en la Isla Annobón es principalmente de linaje angoleño. El 94% de la población es católica; el 4% protestante; y el 2% animista. El Islam está casi completamente ausente. Guinea Ecuatorial es el único país hispano hablante del África subsahariana, pero a finales del siglo veinte, el francés fue adoptado como segunda lengua nacional.

La enseñanza primaria en Guinea Ecuatorial es gratis y supuestamente obligatoria. De hecho, el sistema escolar público nacional es incapaz de educar a todos los niños en edad escolar. Es más, casi las dos terceras partes de los niños no son registrados a su nacimiento. En 2004, sólo el 62 por ciento de los niños asistía a la escuela primaria, y sólo el 26 por ciento iba a la escuela secundaria. En la escuela primaria, la proporción de alumno/profesor está alrededor de 43, pero puede con alguna frecuencia llegar a los 90. Existen varias instituciones de estudios superiores en Malabo: la Universidad Nacional, una escuela de administración, un colegio de profesorado, y una escuela agrícola. Internacionalmente se considera que estas instituciones carecen de un nivel adecuado. En el 2005 la proporción del total del gasto público asignada a la educación fue del 1.6 por ciento, mientras que la proporción destinada a la salud fue del 1.5 por ciento. El nivel de alfabetización es del 70 por ciento entre aquellos comprendidos entre los 15-24 años, y del 62 por ciento entre la población adulta considerada en su totalidad. Existe una delegación de la Universidad Española de Ecuación a Distancia, dos centros culturales franceses, y un centro cultural español.

A pesar de ingresar en las arcas estatales unos 1.970 millones de dólares en  2005 (para una población de 540,000) - el 90 por ciento proveniente de los hidrocarburos - en el 2006, el Consejo de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) incluyó a Guinea Ecuatorial en la lista de 50 países menos desarrollados. La esperanza de vida está disminuyendo: 49.1 años en 2001, 43.3 en 2005.

Como consecuencia de las elecciones legislativas llevadas a cabo el 25 de abril de 2005, el Partido Demócrata de Guinea Ecuatorial (PDGE, presidido por Obiang Nguema) y sus aliados, ocupan el 98 por ciento de los asientos del Parlamento (los dos asientos restantes son ocupados por miembros del partido Convergencia para la Democracia Social, CPDS, el único partido demócrata permitido). A finales del 2002, Obiang Nguema -que gobierna por decreto- fue reelegido como Presidente para un nuevo mandato de siete años, con el 97 por ciento del voto, a pesar de los persistentes informes persistentes sobre su mal estado de salud. En el 2006, una conferencia de la Universidad para la Paz (Nairobi), afiliada a las Naciones Unidas, recalcó que  Radio Malabo había difundido canciones que amenazaban a los ciudadanos si manifestaban alguna oposición al régimen, y describían a Obiang Nguema como el Dios del país que ejercía un poder absoluto sobre el Estado.

En 2006 se consideró que Guinea Ecuatorial estaba entre los diez estados más corruptos del mundo (por Transparencia Internacional, Global Witness y la Fundación Heritage, entre otros). Los  Departamentos de Estado y el de Energia estadounidenses, el Fondo Monetario Internacional (el FMI), y varias organizaciones no gubernamentales (ONG), incluyendo Amnistía Internacional y la Casa de la Libertad, llegaron a las mismas conclusiones: persistente fraude electoral, escaso respeto por los derechos humanos, detenciones arbitrarias, mantenimiento de presos incomunicados, tortura a opositores por parte de funcionarios gubernamentales, sistema judicial corrupto, ausencia de buen gobierno, falta de transparencia en las finanzas públicas y en la producción petrolera y  malversación de los ingresos han llevado a un crecimiento sin desarrollo en Guinea Ecuatorial. El Departamento de Estado [norteamericano destacó también que Guinea Ecuatorial era un país de tránsito para el tráfico de mujeres y niños con destino a trabajos forzados.

La infraestructura del país es vieja y de segunda categoría, sólo parcialmente renovada por empresas marroquíes, surafricanas, y chinas. El régimen no permite la creación de sindicatos. Apagones de corriente eléctrica, grave escasez de agua potable, y carencia de instituciones médicas completan su imagen. Se ha prohibido, desde  2006, a la docena de líneas aéreas del país, sobrevolar el espacio aéreo europeo, incluyendo los dos aviones presidenciales, porque no cumplen los requisitos establecidos por la Organización de Aviación Civil Internacional (la OACI). Es más, el país carece de periódicos con excepción de una revista gubernamental mensual impresa en España. El Comité para la Protección de Periodistas, situado en Nueva Cork, incluye a Guinea Ecuatorial en el 2006 entre los cinco países con más censura del mundo. El único periódico independiente del país es “La Verdad”, publicado por el partido Convergencia para la Democracia Social (CPDS)

 En julio de 2006, el dictador Obiang Nguema designó un nuevo gobierno formado por cincuenta y ocho miembros, la mayoría miembros del gabinete anterior y fang del Río Muni, incluyendo a once parientes directos suyos. El PDGE propuso a Obiang Nguema para un cuarto periodo de siete años a partir de 2009; sin embargo han aflorado tensiones internas en la familia entre los partidarios de Teodoro Obiang Nguema y los de su hijo mayor Teodorín Nguema Obiang (nacido en 1971), playboy y ministro de Agricultura y Bosques.

 

MAX LINIGER-GOUMAZ

 

BIBLIOGRAFÍA 

Klitgaard, Robert E. Tropical Gangsters: One Man’s Experience with Development and Decadence in Deepest Africa. New York: Basic Books, 1990. 

Liniger-Goumaz, Max. United States, France and Equatorial Guinea: The Dubious Friendships. Geneva, Switzerland: Les Editions du Temps, 1997. 

Liniger-Goumaz, Max. La Guinée équatoriale, opprimée et convoitée: aide-mémoire d’une démocrature, 1968-2005. Paris: L’Harmattan, 2005. 

Roberts, Adam. The Wonga Coup: Guns, Thugs and a Ruthless Determination to Create Mayhem   in an Oil-Rich Corner of Africa. New York: Public Affairs, 2006.

US Bureau of Democracy, Human Rights and Labor. “Equatorial Guinea.” In Supporting Human Rights and Democracy. Washington, DC: The US. Record 2005-2006.

 

   [La traducción es nuestra. Asodegue]

 

 

   Editado y distribuido por ASODEGUE

Índice Noticias